pinturería

pinturería

s. f. Modo de ser de las personas pintureras, coquetas y presumidas. coquetería

pinturería

(pintuɾe'ɾia)
sustantivo femenino
establecimiento donde se venden artículos relacionados con el oficio de pintar paredes Fue a la pinturería por unas brochas para pintar la cerca.
Ejemplos ?
Está organizado en diferentes secciones para mantener un correcto funcionamiento, por ejemplo sección de reparaciones de motores diésel, limpieza de motores diésel, sección de electricidad, mecanizado de piezas, pinturería, chapería y alistamiento, agrupándose en diferentes edificios.
Ello esta compuestos por: talleres (mecánica, herrería, fundición, aserradero, carpintería, pinturería, almacenes, remesa, oficinas técnicas e imprenta), las 44 viviendas del personal obrero, 8 viviendas del personal de jerarquía e intermedio, una almacén de ramos generales, un lugar de encuentro social y esparcimiento denominado Centro Artesano y una sala de teatro (a partir del 30, también de cine).
Es amigo del grandísimo torero a caballo, Diego Ventura (Diego Antonio Espíritu santo Ventura) Es José Antonio un torero de los considerados artistas. Su hondura, pureza y clasicismo son adornados con pinturería propia de los grandes toreros de Sevilla.
A los pocos meses se casó con María Etcheverts, de 15 años. En 1863, instaló una pinturería en la calle Alsina. En 1864, vendió la pinturería y con las ganancias obtenidas compró tierras en Chacabuco, provincia de Buenos Aires.
Cuando la construcción se completó, el Astillero Río Santiago contaba con talleres de calderería, herrería, mecánica (tornería y ajuste), cobrería, electricidad y velería, fundición y modelería, galvanoplastía, galvanizado a fuego y acumuladores, carpintería de blanco y depósitos de madera, carpintería de ribera y pinturería.
La actual versión del torneo, la Copa Pinturería Päraná, va por su cuarta edición, creciendo en equipos y repercusión con en el pasar de los torneos.
Una vez que el coche estuvo armado, a la hora de pintarlo se dieron cuenta de que era demasiado tarde y que al día siguiente debían presentarlo en pista. Según palabras de Carlos Pairetti: "Eran las 2 de la mañana y a esa hora ninguna pinturería estaba abierta.
El edificio que actualmente ocupa el Centro Cultural de España, construido a principios del siglo XX, fue anteriormente la sede del establecimiento comercial Casa Mojana, que funcionó como ferretería, vidriería, pinturería, cerrajería, papelería y bazar.