pingo


También se encuentra en: Sinónimos.

pingo

1. s. m. Harapo o jirón que cuelga de la ropa.
2. coloquial, despectivo Persona despreciable que lleva una vida disoluta tiene fama de pingo y de llevar muy mala vida.
3. s. m. pl. coloquial Vestidos de muy poco valor o en mal estado no salgas a la calle con estos pingos.
4. s. m. Amér. Merid. Caballo de mala calidad.
5. Méx. Muchacho travieso.
6. ir hecho un pingo coloquial Ir mal vestido o sucio.

pingo

 
m. Pingajo.
fig.Pendón, persona moralmente despreciable.
Sinónimos

pingo

sustantivo masculino
Traducciones

pingo

shred

pingo

pingo

pingo

pingo

pingo

Pingo

pingo

Pingo

pingo

Pingo

pingo

Pingo

pingo

A. ADJ INVloose, promiscuous
B. SM
1. (= harapo) → rag; (= prenda) → old garment
pingoscheap women's clothes
no tengo ni un pingo que ponermeI haven't a single thing I can wear
andar o ir de pingoto gad about
poner a algn como un pingoto slag sb off
2. (= callejeador) → gadabout (pey) (= mujer) → slut
3. (= caballo) (Argentina, Uruguay) (bueno) → good horse (Chile, Perú) (malo) → nag
4. (Méx) (= niño) → scamp
el pingothe devil
5. (Cono Sur) (= niño) → lively child
Ejemplos ?
El límite norte de la comuna recorre una serie de hitos, siendo destacables (de oeste a este) Punta Lagartos, Cerro Negro, Cerro Valenzuela, Cerro Carrasco, Cerro Amarillo, Cerro Búfalo, Cerro Mastodonte, Cerro Mariposas, Cerro Cerrillos, Cerro Pingo, Cerro Pajonales y finalmente una parte de la Pampa Piedra Pómez.
En las zonas altas hay especies herbáceas con propiedades medicinales, como la chachacoma (Senecio sp), el susurco (Mulinum sp), el pingo-pingo (Acantholippia sp) y otras.
El límite norte de la comuna recorre una serie de hitos, siendo destacables (de oeste a este) Punta Lagartos, los cerros Negro, Valenzuela, Carrasco, Amarillo, Búfalo, Mastodonte, Mariposas, Cerrillos, Pingo, Pajonales y, finalmente, una parte de la pampa Piedra Pómez.
Nos hacía esas gambetas pa esperar otro domingo, y variar con tiempo el pingo ganándonos sin sentir, pues tenía que recebir una mestura de gringos.
BALIENTE Metaló aquí en la ramada y tomando un cimarrón me contará la aflisión de esa su alma atribulada. ¡Ah! ¡Pingo para un apuro! Y de yapa que es cruzao.
Digo esto, en la persuasión que usté en la otra tremolina habrá andao de garabina, por supuesto, y de latón; sobre el pingo noche y día peliando al divino ñudo, medio en pelota o desnudo y con la panza vacía.
De cuando en cuando, salta en el pingo, da una vuelta despacio, repuntando las vacas, y se vuelve a estirar en el suelo, de espaldas, esta vez, con el cigarro prendido.
Seducido por el arado, atará en él su pingo, tirando el poncho que estorba, el mate que hace perder tiempo; sin, por esto, dejar de ser buen domador y de lidiar con astucia, fuerza y paciencia, con los animales mañeros.
―Ando en ayunas, don Pollo: Porque, ¿a qué contar un bollo Y un cimarrón aguachao? Tenía hecha la intención De ir a la fonda de un gringo Después de bañar el pingo.
Y al tiempo de reventar El botón de alguna rosa, Venir una mariposa Y comenzarlo a chupar. Y si se pudiera al cielo Con un pingo comparar.
Un rebujo de trapos le sirve de colchón. De quitasol, un pingo adoselado con tres cañas. Su hermano, mayor que él, no goza del sueño; sufre la postración de un letargo febril.
Pero el mancarrón así tratado se volverá pingo guapo, capaz de hacer veinte leguas en el día, por tal que lo cuiden un poco; será el valiente corcel, que en los trabajos de corral y de rodeo, elegante, ardiente, rápido, fuerte, audaz, capaz de voltear con el pecho un toro pesado, de sujetar enlazado al animal más fuerte, lucirá de veras todas las admirables calidades de su raza.