pingüe


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con pingüe: indulgente

pingüe

(Del lat. pinguis, gordo.)
1. adj. Que es graso o mantecoso. adiposo, craso
2. Que es abundante y copioso recibió pingües regalos por su boda. cuantioso

pingüe

 
adj. Craso, gordo.
fig.Abundante, fértil.

pingüe

('pingwe)
abreviación
que es muy abundante Obtuvimos ganancias pingües del negocio.
Sinónimos
Traducciones

pingüe

pingue

pingüe

pingüe

pingüe

pingüe

pingüe

pingüe

pingüe

pingüe

pingüe

ADJ
1. (gen) → abundant, copious; [ganancias] → rich, fat; [cosecha] → bumper; [negocio] → lucrative
2. (= grasiento) → greasy
Ejemplos ?
Pero no conseguían estos descontentadizos impresionar a los laboriosos querientes de un haber más pingüe que el de la tierra nativa.
90 Nazca un mago del nefando, de Gelio y de su madre, matrimonio, y aprenda el pérsico aruspicio: pues que un mago de la madre y su nacido sea engendrado propio es, si verdadera es de los persas la impía religión, para que, grato a ellos, venere él con una acepta canción a los divinos, el omento pingüe en la llama cuando él licuezca.
En cambio, los Estados Unidos ponen inmediatamente en circulación, con un interés subido, por lo pingüe de los frutos de la tierra y la mayor baratura de la colocación de su caudal, el exceso de riqueza que hoy dedican a operaciones agitadas y antipáticas de bolsa, por las que comienza a haber visible desgano público; se crean un cuantiosísimo mercado para muchos productos que les sobran y se ayudan a mantener, con este canal ancho del exceso de producción, el sistema prohibitivo, del que creen que necesitan aún sus industrias para llegar más tarde a competir con las más perfectas europeas.
Comenzó el buen señor por aburrirme muchas veces, hablándome de la guerra del francés, como él dice, y del duque de Wellington. Hablábame también a cada paso de la política del Rey y de los puntales del Tesoro, del pingüe resultado de los gremios ...
Sólo cuando se encontró poderoso, dueño de la riqueza pingüe que de antemano se propusiera obtener, entró a cuentas consigo mismo y advirtió que no había disfrutado miaja ni catado los goces lícitos y sabrosos de la existencia.
ntes que la moderna civilización en forma de locomotora asomara las narices a la puerta de esta capital; cuando el alípedo genio de la plaza, acostumbrado a vivir, como la péndola de un reloj, entre dos puntos fijos, perdía el tino sacándole de una carreta de bueyes o de la bodega de un buque mercante; cuando su enlace con las artes y la industria le parecía una utopía, y un sueño el poder que algunos le atribuían de llevar la vida, el movimiento y la riqueza a un páramo desierto y miserable; cuando, desconociendo los tesoros que germinaban bajo su estéril caduceo, los cotizaba con dinero encima, sin reparar que sutiles zahoríes los atisbaban desde extrañas naciones, y que más tarde los habían de explotar con tan pingüe resultado...
9 Mas la oliva respondió: ¿Tengo de dejar mi pingüe jugo, con el que por mi causa Dios y los hombres son honrados, por ir á ser grande sobre los árboles?
Todo el poder que iría adquiriendo la casta de funcionarios, ligados por la necesidad de mantenerse en una ocupación privilegiada y pingüe, lo iría perdiendo el pueblo, que no tiene las mismas razones de complicidad en esperanzas y provechos, para hacer frente a los funcionarios enlazados por intereses comunes.
Por eso, ni a Jesucristo le bastó, por recompensa de su martirio, el ver que ya era posible la salvación eterna de los mortales; los redentores de hogaño no podían conformarse con la admiración de Europa ni con un grado más en la milicia o un pingüe sueldo en la Administración; necesitaban darse humos de soberanos, y, al efecto, se tomaron motu proprio, las riendas de la suprema autoridad.
EL SEGUNDO: Sí, lo que yo en ti tolero porque te amo con el alma, fuérame en ellos muy duro presenciar con tolerancia. Si tú pierdes tu dinero y pingüe herencia malgastas, de tu tío la heredastes, y de ti nadie la aguarda.
Pérez: -Dígame usted, D. Anatolio, ¿cuál es el más pingüe de los curatos vacantes? -Ilustrísimo señor, el mejor curato es el de Tinta.
Francisco Pizarro. Grandes mercedes obtuvo de éste, y en breve se halló el aventurero Carbajal poseedor do pingüe fortuna. Después del trágico fin que tuvo en Lima el audaz conquistador del Perú, Carbajal combatió tenazmente la facción del joven Almagro.