pindárico

(redireccionado de pindárica)
Búsquedas relacionadas con pindárica: Anacreonte, Safo, Esopo

pindárico, a

(De Píndaro, poeta griego.)
1. adj. LITERATURA De este poeta o de su obra.
2. LITERATURA Se refiere al autor o la obra que está influido por este poeta.
3. adj./ s. m. POESÍA Se aplica al verso de la métrica griega antigua.

pindárico, -ca

 
adj. lit. Propio y característico del poeta Píndaro, o parecido a cualquiera de sus dotes o cualidades.
Traducciones

pindárico

ADJPindaric
Ejemplos ?
"Versos del alba". 1960. "Hay tierra en el hombre". 1965. "Oda pindárica a José Gálvez Barrenechea". 1970. "Dimensión del Espacio". 1990.
Felipe Beltrán, dignísimo obispo de Salamanca, en su empleo de Inquisidor General de España, canción pindárica (Valencia: Benito Monfort, 1775).
¡Ah, mi azarosa Eugenia! Esta mi vida mansa, rutinaria, humilde, es una oda pindárica tejida con las mil pequeñeces de lo cotidiano.
Por esta, por la prosa de los garbanzos, se decidía a pulsar la lira pindárica; porque tenía echado el ojo a la secretaría del Ayuntamiento, y le convenía estar bien con los regidores que le pedían que cantase.
-Atolondrado me vea yo a garrotazos -prosiguió el poeta-, si esta composición pindárica no es la más acabada pieza que ha salido jamás de cabeza humana; pero ni el público la ha gozado hasta ahora, proh dolor, ni sé cuándo me veré con dinero para imprimirla.
Entre su proficua producción literaria, que comprendió prosa y poesía, destaca Nuestra pequeña historia, Estampas limeñas, Jardín cerrado, Oda pindárica a Grau y Canto Jubilar a Lima.
Cuento de antaño (1955) ODA PINDÁRICA A GRAU En conmemoración del centenario del nacimiento del poeta (1985), se publicaron sus obras completas (Okura Editores, S.A.).
Illig, en su obra Zur Form der pindarischen Erziihlung (Berlín, 1932), explica la especial importancia que tiene este recurso en la oda pindárica, analizando especialmente la «Pítica tercera».
Felipe Beltrán, dignísimo obispo de Salamanca, en su empleo de Inquisidor General de España, canción pindárica (1775) Publicó un libro de treinta romances titulado La lira de Medellín, en que domina el tema de los maridos consentidores, "cartujos" o cornudos, y otro de parodias que llamó trovas de algunas de las más famosas composiciones de nuestro Parnaso.
En su primera parte se considera el tema del sepulcro individual y socialmente y en la segunda se hace una historia del sepulcro desde Troyanas hasta su actualidad, cantando a la poesía que les da vida. Frente al tono elegíaco de la primera parte la segunda es más pindárica.
Felipe Beltrán, dignísimo obispo de Salamanca, en su empleo de Inquisidor General de España, canción pindárica Valencia: Benito Monfort, 1775.
Esa vuelta, esa ascensión, está presidida por la imagen de los carros que compiten en el circo, primera imagen bella y vibrante, pindárica o mejor homérica, ya que abre el canto.