pinche

(redireccionado de pinches)
También se encuentra en: Sinónimos.

pinche

1. s. m. y f. COCINA, OFICIOS Y PROFESIONES Ayudante del cocinero el pinche está rallando el tomate para la salsa. marmijón
2. s. m. Chile familiar Trabajo ocasional.
3. s. m. y f. Chile familiar Persona con quien se forma pareja en una relación amorosa corta e informal.
4. adj./ s. m. y f. Méx. vulgar Que es vil, despreciable o de pésima calidad ¡pinches abusivos!; ¡qué pinche frío hace!; los pantalones están pinches.

pinche

 
com. Ayudante aprendiz de cocina.
m. zool. Nombre común de varios mamíferos primates platirrinos del gén. Oedipomidas. Se hallan en América Central.

pinche, -cha

('pinʧe, -ʧa)
sustantivo masculino-femenino
ayudante de un cocinero que se ocupa de tareas auxiliares El cocinero mandó a su pinche a que pelara las papas.
Sinónimos

pinche

, pincha
Traducciones

pinche

fils de pute

pinche

fucking

pinche

Klicken Sie auf

pinche

Fare clic su

pinche

انقر فوق

pinche

Valitse

pinche

לחץ

pinche

คลิก

pinche

A. ADJ
1. (Méx) (= maldito) → bloody, lousy
todo por unos pinches centavosall for a few measly cents
2. (CAm, Méx) (= miserable) → wretched
3. (CAm) (= tacaño) → stingy, tight-fisted
B. SMF
1. [de cocina] → kitchen hand, kitchen-boy
2. (Cono Sur) (= oficinista) → minor office clerk; (= criminal) → small-time criminal
3. (Caribe, Méx) (= granuja) → rascal
C. SM
1. (Andes) (= jamelgo) → nag
2. (Cono Sur) (= horquilla) → hairpin, bobby pin (EEUU)
Ejemplos ?
Los seguidores del decora (o decorer) por lo general, son chicas de entre unos 13 a 17 años, que utilizan variados colores cálidos, preferentemente rojo, rosado, blanco y celeste en sus ropas, peluches, pinches y gran cantidad de adornos.
Como cocinero, prefiere principalmente la repostería: tortas, dulces, pero más que todo bombones, que cada navidad pasa semanas diseñando y luego varios días preparando junto a sus más fieles pinches de cocina: su nuera Martha Bahamonde, su colega y mejor amiga Elizabeth Safar, su amigo Abraham Abraham, sus nietos Carlos, Ana, Leonor, Julia y Mario y sus hijos Carlota, Chiara, Paola y Marco.
Su uso es múltiple, está dividido en tres estancias y no tiene corredor en la fachada, pero sí tiene un pequeño sobrado que vuela en los pinches de los testeros.
La cámara está constituida por las siguientes partes: unas vigas inferiores llamadas grades o pontóns, el suelo de tablas sobre ellas, unas columnas, las padieiras o linteis, y los pinches; unos elementos de cierre o paredes laterales, de materiales diversos y con numerosas aberturas de ventilación, unas vigas superiores llamadas soleiras, y unos elementos de cobertura que acostumbran a ser a dos aguas.
A los pinches chilenos les interesó que yo atendiera a Rodrigo, pues de esa manera se sacudían el compromiso de pasearlo, y a ellos no les costaba nada.
Van sobre los vértices de los pinches (remates triangulares colocados en la parte superior de la pared de una cámara con tejado a dos aguas), o bien en el que no lleva cruz o bien en los dos.
De manera análoga, cuando la puerta está en el costado del hórreo hay elementos de grado análogo coronando los dos pinches, sean estos cruces o pináculos.
Llevan bastantes accesorios como pulseras, muñequeras, collares, gorros, moños, piercings, cinturones, pinches e incluso se ve un muñeco o pañuelo colgando, siempre dando una apariencia que se deduce como "alegre" si contrastamos con los otros géneros del Visual Kei.
El rey y la reina, que habían entrado en aquel mismo momento se quedaron dormidos, igualmente que toda la corte; también se durmieron los caballos en la cuadra, los perros en el patio, las palomas en el techo, las moscas en la pared, y hasta el fuego que ardía en el fogón dejó de arder, y la comida cesó de cocer, y el cocinero y los pinches se durmieron por último, para que no quedase nadie despierto.
Llegó a la cuadra y vio dormidos a los perros y caballos, miró el techo y vio a las palomas con la cabeza debajo de las alas, y cuando entró en el edificio, notó que las moscas estaban dormidas en las paredes, el cocinero se hallaba en la cocina en actitud de llamar a los pinches, y la criada estaba cerca de un gallo que parecía dispuesto a cantar.
Hasta los pinches tienen talento." Una lectura continuada de Balzac vierte a nuestros amigos vivos en sombras y a otros conocidos en sombras de esas mismas sombras.
Todo lo imaginable estaba reunido allí. Había numerosos pinches de cocina magníficamente vestidos. Los abundantes platos eran servidos con la gracia mas gentil por muchachas; niños de rizado cabello, y elegante uniforme, presentaban a cada instante el vino añejo en vasos hechos de piedras preciosas.