pinche


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con pinche: rinche

pinche

1. s. m. y f. COCINA, OFICIOS Y PROFESIONES Ayudante del cocinero el pinche está rallando el tomate para la salsa. marmijón
2. s. m. Chile familiar Trabajo ocasional.
3. s. m. y f. Chile familiar Persona con quien se forma pareja en una relación amorosa corta e informal.
4. adj./ s. m. y f. Méx. vulgar Que es vil, despreciable o de pésima calidad ¡pinches abusivos!; ¡qué pinche frío hace!; los pantalones están pinches.

pinche

 
com. Ayudante aprendiz de cocina.
m. zool. Nombre común de varios mamíferos primates platirrinos del gén. Oedipomidas. Se hallan en América Central.

pinche, -cha

('pinʧe, -ʧa)
sustantivo masculino-femenino
ayudante de un cocinero que se ocupa de tareas auxiliares El cocinero mandó a su pinche a que pelara las papas.
Sinónimos

pinche

, pincha
Traducciones

pinche

fils de pute

pinche

fucking

pinche

Klicken Sie auf

pinche

Fare clic su

pinche

انقر فوق

pinche

Valitse

pinche

לחץ

pinche

คลิก

pinche

A. ADJ
1. (Méx) (= maldito) → bloody, lousy
todo por unos pinches centavosall for a few measly cents
2. (CAm, Méx) (= miserable) → wretched
3. (CAm) (= tacaño) → stingy, tight-fisted
B. SMF
1. [de cocina] → kitchen hand, kitchen-boy
2. (Cono Sur) (= oficinista) → minor office clerk; (= criminal) → small-time criminal
3. (Caribe, Méx) (= granuja) → rascal
C. SM
1. (Andes) (= jamelgo) → nag
2. (Cono Sur) (= horquilla) → hairpin, bobby pin (EEUU)
Ejemplos ?
y nadie se atrevía a pedirle el pasaporte. Al cabo, la delación de un pinche de billar hizo luz en el horrible caos, y el misterio se aclaró.
Polvo puro la memoria me acorrala en pilares de odio y rabia sin blancura y el esperma megalítico que bala me colapsa en su rugido de basura. 8 La vida es una pinche mentira inmaculada, diseño de una química embustera.
En el mismo Covent-Garden recordaba con envidia los tinglados de volatines del Juego de la pelota, y daba todos los primores artísticos o industriales que se le pusieran delante, por el sublime placer de pegar una soba a Capa-rota, o un par de escobazos en la cara al pinche de la taberna del Tío Pío cuando la sacase por el ventanillo, a las altas horas de la noche, para responder a la voz traidora que desde la calle le había pedido medio de anisete.
¿Cuál será tu triunfo, odio que caminas con los ojos bajos, buscando un arma que se clave, un alfiler que pinche, un pedazo de lodo que manche?
-...pero cuestan carísimas. -¡Y qué! Con mi aguinaldo puedo comprar lo que se me de la pinche gana. -Invertiremos quinientos cuarenta y cinco millones!
Con cuánta satisfacción le hubiera reprochado y regritado: "Adiós puto gruñón. Me voy porque ya no te soporto y porque estoy fastidiado de tu molicie sebosa, de tu pinche rostro hipócrita...
A falta de otra cosa, el brillo enfático de barniz retórico ó la ingeniosidad de un batido delicuescente. El reporter es el pinche de la redacción.
Ya pa' terminar, mi calle se engalana pípirisnais con dos pomposas y relamidas casonas: una dizque neoclásico francés de los tiempos porfirianos y la otra, muy destruida por el temblor del 57 que'sque barroco colonial, según nos apantalla el dueño pa' aumentarnos la renta. ¡Pinche viejo!
En ese instante unos empellones abrieron la puerta desvencijada y aparecieron como energúmenos un puño de hombres desarrapados y medio borrachos que gruñían: -¡Jijo de la chingada! Pinche fisgón de mierda, cómo le hiciste para llegar hasta aquí.
Yo ya no voy a sacrificarme más para que cuando sean lo que quieren, me paguen mal, como toda la pinche gente.— Y enfurecido salió de la casa dando iracundo portazo.
No supo la reina a quien se refería su hijo, y habiéndolo preguntado, le contestaron: -¡Cielo santo! Pellejo de asno es, señora, un negro topo más asqueroso que el más sucio pinche de cocina.
Bajaron entonces juntos y despertó el rey y la reina y toda la corte y se miraron unos a otros llenos de admiración; despertaron los caballos en la cuadra y comenzaron a relinchar, y los perros ladraron al levantarse y las palomas que se hallaban en el techo sacaron sus cabecitas de debajo de sus alas, miraron a su alrededor y echaron a volar; las moscas se separaron de las paredes, el fuego se reanimó y se puso a chisporrotear en la cocina y se coció la comida; el cocinero dio un cachete a cada pinche, los cuales comenzaron a llorar, y la criada despertó al canto del gallo.