pimiento


También se encuentra en: Sinónimos.

pimiento

1. s. m. BOTÁNICA Planta herbácea de la familia de las solanáceas, de la que existen numerosas variedades, que se distinguen por sus frutos encarnado, largo, pajizo, guindilla, dulce, morrón, choricero y otros.
2. BOTÁNICA Fruto de esta planta.
3. BOTÁNICA Pimentero, arbusto de la pimienta.
4. importar o no importar una cosa un pimiento coloquial No importar nada me importan un pimiento los problemas de los famosos.
5. no valer un pimiento coloquial No valer nada este cuadro no vale un pimiento.

pimiento

 
m. bot. Planta de la familia solanáceas (Capsicum annuum), de hojas lanceoladas y flores pequeñas y blancas; su fruto es una baya comestible, hueca, grande y alargada.

pimiento

(pi'mjento)
sustantivo masculino
1. planta de huerta que crece con numerosas ramas y hojas alargadas plantar pimientos
2. fruto de esta planta, alargado y hueco, de color verde, rojo o amarillo pimientos asados
nada o muy poco Me importa un pimiento su opinión.
Sinónimos

pimiento

sustantivo masculino
1 pimentero (arbusto).
2 ají, chile.

pimiento de cerecilla sustantivo masculino guindilla, cerecilla, de las las Indias.
Traducciones

pimiento

piment

pimiento

chili, paprika, peber

pimiento

Paprika, Pfeffer

pimiento

kapsiko, papriko

pimiento

paprika

pimiento

פלפל

pimiento

peperone, capsico, pimento

pimiento

peper, paprika

pimiento

poper

pimiento

chilipeppar, spanskpeppar, paprika

pimiento

, 辣椒

pimiento

paprika, pepř

pimiento

papar

pimiento

ピーマン, コショウ

pimiento

피망

pimiento

paprika

pimiento

papryka, pieprz

pimiento

перец

pimiento

พืชจำพวกพริก

pimiento

biber

pimiento

tiêu

pimiento

SM
1. (= fruto) → pepper
(no) me importa un pimientoI don't care two hoots
pimiento del piquillo, pimiento morrón, pimiento rojored pepper
pimiento verdegreen pepper
2. (Bot) → pepper plant
Ejemplos ?
Ahora mesmo, al pasar por el Muelle, he visto a la mi mujer vestida de comedianta, con un gorro a modo de pimiento, una casulla con estrellas, y un pendón lleno de letreros, y más de un centenar de babiecas detrás de ella echando vivas yo no sé a qué.
Pidieron entonces a su abuela su comida. “Moled solamente nuestro alimento; no deseamos más que un caldo con pimiento, oh abuela nuestra”, dijeron.
No habla más que de las novedades del día, de los escándalos amorosos. Caín le suelta un piropo como un pimiento, y ella le recibe como si fuera gloria.
Mientras vigilaban el caldo de pimiento, enviaron un Mosquito; el Mosquito, animal semejante a un cínife, fue al borde del río; al instante agujereó el fondo del cántaro de la abuela, y el agua se derramó por el fondo del cántaro; ella trató de tapar el fondo del cántaro pero no pudo.
¡Vivan las caras bonitas de las muchachas del pueblo! Y dile a padre que venga, que no m'importa un pimiento que m'atice tres zurríos y me retuerza el pescuezo.
Beatriz le dixo que si en la boca tomava cosa de las que avía oýdo, que se la avía de quemar con un pimiento y embiarla a buscar amo.
Entra las plantas de ciclo corto podemos hacer notar la siembra de tomate, pimiento, soya, Berenjena, zapallos, pimiento picante, Pepinos Market, original de España, maíz, variedad pióner 85, pimiento gigante, tomate industrial, aluvia gigante, pimiento mormón Industrial, jadías-origen españoles, cebolla de valencia España, además que dentro de muy corto tiempo, tendremos generalidades las siembras de viñales que será otro rubro agrícola para la economía del cantón.
Ya sazona la masa de las morcillas, echando en ella, con rociadas magistrales y en la conveniente proporción, sal, orégano, comino, pimiento y otras especias; ya fabrica los chorizos, longanizas, salchichas y demás embuchados.
Conocíasele con el nombre de Francisco Mogollón, alias Sanguijuela; y por lo mismo que no se sabía de él que tuviese oficio, rentas ni beneficio, las comadres del barrio pararon mientes en que, cuando iba al figón o cocinería de Chimbambolo a comprar una ración de uña de vaca con salsa de perejil y pimiento, los afamados choncholíes y anticuchos, una capirotada de ajos con cebolla albarrana y el obligado zango de ñajú llevaba para recibir esos comistrajos un par de escudillas de plata cendrada.
“He aquí tu alimento; maíz, pimiento blanco, frijoles, cacao, cacao, serán tuyos; lo que fuere conservado, olvidado, tuyo también y tú lo roerás”, dijeron a la rata Maestro Mago, Brujito.
Su nuera aparece en el suyo más desaliñada que nunca, con la cara roja como un pimiento seco y con la crin suelta, en medio de una espesísima nube de humo, ¡aparición verdaderamente infernal!; saca medio cuerpo fuera de la balaustrada, y con voz ronca y destemplada, grita, mirando al piso segundo: -¡Tía!...
Sin embargo, comieron, verdaderamente sin hambre; no obraban sino por fingimiento. Mientras vigilaban el caldo de pimiento para la rata, la rata trepaba junto a la pelota suspendida en lo alto de la mansión.