picuda

Traducciones

picuda

SF
1. (Orn) → woodcock
2. (Caribe) (= pez) → barracuda
Ejemplos ?
l complejo QRS es la representación gráfica de la despolarización de los ventrículos del corazón formando una estructura picuda en el electrocardiograma.
El «mamet» de arcilla de La Bisbal, especie de botijo con el pico cónico y más largo largo. La «sitra», jarra picuda, con emboque no cónico y cerrado.
Estambres fértiles 2 con filamentos exertos. El fruto es una cápsula ovoide-cónica, 1.5-2 cm x 8-10 mm, picuda, 2-cabeza de serie.
Venta del Barón (Producción convencional de las variedades picuda y hojiblanca). Aceites Fuente Grande S.A. Manuel Molina Muñoz e Hijos, S.L.
Y deslizando la mano bajo un montón de medias de seda, sin estrenar, largas y elásticas como víboras, que parecían retorcerse, sacó la niña un objeto que se quedó mirando, fascinada. Una careta de seda rosa, aplastada ya la picuda nariz por la permanencia bajo otras prendas y cachivaches.
Por esto encuentra usted obscuros mis conceptos en materia de religión; no sería así si yo hubiera puesto en mi libro una idea que se me ocurrió y que suprimí, porque si no era picuda por completo, tampoco era redonda del todo; era algo esquinada la infeliz y lo sigue siendo.
O cuando entre las piedras que descuidadamente cogemos para lanzarlas tan lejos como podamos, descubrimos nidos de alacranes que levantan su picuda cola furiosos ante la luz.
y aun la esbeltez del cuerpo, la estudiada colocación del cabello, la bien tajada y picuda barba, protestaban contra los estragos prematuros de la edad o de la vida desastrada y azarosa, revelada no solo en los desperfectos físicos, sino muy principalmente en la voz, tan extinguida, que desde las butacas apenas la podíamos apreciar; tan empañada y blanca, que parecía voz de hombre que canta con residuos de una cucharada de gachas atravesadas en el gaznate.
Parecía hombre de unos cuarenta y tantos años; era de rostro chupado, de hundidos ojos y sumidos carrillos, de barba picuda y gris, de calva primeriza y ya lustrosa, y con aureola de largas melenas, que empezaban a encanecer: una cabeza macerada y simpática de santo penitente o de doctor alemán emparedado en su laboratorio.
Y él, con los carrillos hinchados, la mirada vaga perdida en lo alto y resoplando sin cesar en la picuda dulzaina, acogía la rústica ovación con la indiferencia de un ídolo.
El Rey de los Monos volvió a elevarse hacia lo alto, dio un salto de campana y se dirigió hacia el norte, hasta que finalmente vio una escarpada y alta montaña. Su picuda cumbre parecía cortar el aire, como si fuera un gigantesco cuchillo de piedra.
Entre estas se encuentran el cachalote, la orca, varias especies de ballena picuda, la marsopa, la ballena jorobada y varios tipos de ballenas francas.