picor

(redireccionado de picores)
También se encuentra en: Sinónimos.

picor

(Del cat. picor.)
1. s. m. Sensación corporal molesta que incita a rascarse le salieron unos granos en la pierna que le producían mucho picor . picazón
2. Escozor que una comida picante causa en el paladar. ardor

picor

 
m. Escozor del paladar por haber comido alguna cosa picante.
Picazón (desazón).
Sinónimos

picor

sustantivo masculino
Traducciones

picor

prurito

picor

зуд

picor

الحكة

picor

svědění

picor

かゆみ

picor

가려움

picor

Klåda

picor

SM = picazón 1

picor

m burning in the mouth (from eating hot peppers and the like); (esp. Esp) itch, itching, itchiness, (de garganta) tickle, irritation
Ejemplos ?
También enfermedades hepáticas como una coloración amarillenta de piel y mucosas (Ictericia), picores, aparición de úlceras y/o empeoramiento de estas y un agravamiento de la hipertensión arterial así como de la gota y la diabetes como consecuencia del uso de suplementos que contengan niacina.
Otros efectos secundarios menos comunes son: visión borrosa, cambios en el deseo sexual, torpeza, confusión, estrenimiento o diarrea, mareo, boca seca, dolor de cabeza, pulso irregular, náuseas o vómitos, psicosis, erupción en la piel o picores, dolor de estómago, cansancio y mal sabor de boca.
Comunes: somnolencia, hipertensión, taquicardia, mareos, nauseas, vómitos Ocasionales: fiebre, hipotensión, vasodilatación, escalofríos, dolor de cabeza Raros: ansiedad, arritmia, bradicardia, confusión, alucinaciones, mioclono, picores Soluble en agua hasta los 130 mg/mL, soluble en cloroformo hasta los 0.13 mg/mL pK a 7.6 Vida media de distribución: 41 minutos El uso de nalmefeno fue aprobado en los Estados Unidos en 1995 como tratamiento para la sobredosis de opioides.
A veces puede estar acompañada de picores, alteraciones en la sensibilidad de la zona afectada y en el menor de los casos de molestias y dolor.
Son cortas, planas, oblongas, de color verde oscuro y coriáceas, incluso carnosas en algunas especies, con el final ligeramente terminado en punta. Asimismo están rellenas de un jugo transparente e irritante que provoca en la piel quemaduras y picores persistentes.
Se siguen de picores, hormigueos y dolor que puede llegar a ser extremo, todo ello en la zona del nervio afectado, donde aparecerá la erupción cutánea.
Algunos vecinos de Fisterra, la mayoría de avanzada edad, decidieron quedarse en el pueblo a pesar de la histeria y de las molestias respiratorias que causaba el humo, como picores de garganta, mareos y sequedad en las mucosas nasales.
En tal situación, se hace imprescindible la inmediata toma de antibióticos. Además el edema crónico produce sequedad de la piel, aparición de lesiones eccematosas, prurito (picores) y lesiones de rascado.
La capsaicina, que es el principio responsable de perspiración y de sensación picante en algunos alimentos, es empleada en algunas neuralgias, neuropatía diabética, algunos cuadros dolorosos referidos a zonas específicas de la piel y en los picores de los dializados por insuficiencia renal u otras afecciones difusas de la piel similares.
Otros efectos adversos frecuentes del trastuzumab, que se dan en menos del 10 por ciento de los pacientes son: reacciones alérgicas, número anormal de células sanguíneas (anemia, disminución de plaquetas y disminución de glóbulos blancos), estreñimiento, molestias gástricas (dispepsia), infecciones, incluyendo infecciones de vejiga y en la piel, herpes, inflamación del pecho, inflamación del páncreas o del hígado, alteración del riñón, aumento del tono/tensión muscular (hipertonía), temblores, entumecimiento u hormigueo en los dedos de la mano y pies, alteración de las uñas, pérdida de pelo, dificultad para conciliar el sueño (insomnio), sensación de sueño (somnolencia), hemorragias nasales, acné, picores...
Durante este durísimo cerco, el romano habría contraído la sarna en las condiciones antihigiénicas de su campamento. Esta enfermedad, provocada por un ácaro, produce incesantes picores y ronchas o pústulas.
Marat a menudo buscó el consuelo de un baño frío para suavizar los violentos picores de una enfermedad de la piel que se decía que había sido contraída años antes, cuando se vio forzado a esconderse de sus enemigos en las cloacas de París.