piano

(redireccionado de pianos)
También se encuentra en: Sinónimos.

piano

(Del ital. pianoforte, especie de clavicordio.)
1. s. m. MÚSICA Instrumento musical de cuerdas metálicas con teclado, provisto de dispositivos mecánicos que accionan unos martillos que actúan sobre las cuerdas de tal manera que permite obtener diferentes matices. pianoforte
2. piano de cola MÚSICA El que tiene las cuerdas y la caja de resonancia en posición horizontal.
3. piano de manubrio MÚSICA Organillo, instrumento musical.
4. piano electrónico MÚSICA Instrumento electrófono provisto de osciladores que se accionan mediante un teclado.

piano

(Del ital. piano.)
adv. MÚSICA Con suavidad o débil intensidad de sonido.

piano

 
m. mús. Instrumento músico compuesto de una serie de cuerdas metálicas de diferente longitud y diámetro, ordenadas de mayor a menor en el interior de una caja sonora; percutidas por macillos impulsados por un teclado producen sonidos claros y vibrantes. Según su forma y dimensión los hay verticales, de cola y media cola, de mesa, etc.
adv. En la notación, voz italiana que indica sonoridad dulce: tocar piano.

piano

('pjano)
sustantivo masculino
instrumento musical de percusión con cuerdas en la caja de resonancia con teclas blancas y negras Hay que llevar el piano a afinar.
Sinónimos

piano


piano de manubrio transitivo organillo.
Traducciones

piano

piano

piano

пиано

piano

piano

piano

klavír

piano

klaver

piano

piano

piano

klavir

piano

ピアノ

piano

피아노

piano

piano

piano

piano

piano

piano

piano

piano

piano

เปียโน

piano

piyano

piano

đàn piano

piano

钢琴

piano

鋼琴

piano

SMpiano
tocar el piano (lit) → to play the piano (= fregar) → to do the washing-up (= robar) → to rob, steal (= registrar huellas) → to have one's fingerprints taken, be fingerprinted
como un piano (Esp) → huge, massive
piano de colagrand piano
piano de media colababy grand
piano mecánicopianola
piano recto, piano verticalupright piano
Ejemplos ?
Fue el primer intento de estandarizar las afinaciones y evitar el caos de afinaciones de lugar en lugar, sobre todo por el problema que representaba alterar la afinación en instrumentos como pianos, órganos, etc.
Jaime Elías Arasa (Barcelona, 1894 - Palma de Mallorca, 1986) fue un fabricante de pianos y órganos. Aprendió el oficio de pianista con el Maestro Soler, en la fabrica Font, de Barcelona, ciudad donde también se formó como organero.
Montó la fábrica de pianos Casa Elias (1949-1972), dedicada a verticales y de cola, comercializados con las marcas JAYEL, Strauss y Schumman.
Coda:N.º 29 Sarabande – quadrille pour Turcs, Éthiopiens, Africains et Américains:N.º 30-a Coda générale:N.º 30-b Apothéose – Apollon en costume de Louis XIV, éclairé par le soleil entouré des fées (música basada en Marche Henri IV) En 1890 Alexander Siloti recibió el encargo de hacer un arreglo musical de esta obra para dúo de pianos.
Philips (Dúo), 1994. 438721 Claude Debussy: Intégrale de l'oeuvre pour deux pianos et piano à quatre mains. Christian Ivaldi et Noël Lee.
Final turco de El rapto en el serrallo de Mozart. Sinfonía n.º 29 KV 201 de Mozart. Concierto para dos pianos n. 10 KV 365, primer movimiento, de Mozart.
Tráfagos, fuerzas urbanas, trajín de hierro y fragores, veloz, acerado hipogrifo, rosales eléctricos, flores miliunanochescas, pompas babilónicas, timbres, trompas, paso de ruedas y yuntas, voz de domésticos pianos, hondos rumores humanos, clamor de voces conjuntas, pregón, llamada, todo vibra, pulsación de una tensa fibra, sensación de un foco vital, como el latir del corazón o como la respiración del pecho de la capital.
Vuelto casi de espaldas a su mujer, miraba el camino, los Víveros, bajo cuyas arboledas bullía una alegre multitud. Los pianos de manubrio lanzaban sus chillonas notas, semejantes al parloteo de pájaros mecánicos.
El ayuntamiento, construido según los pianos de un arquitecto de Paris, es una especie de templo griego que hace esquina con la casa del farmacéutico.
LOS PIANOS Desde aquella noche de luna menguante sonaba aquel dúo de pianos con tanta intensidad, que una mágica fascinación provocada por tal acontecimiento, eclipsó el sueño de los a esa hora durmientes.
Pronto las consejas del chismorreo fueron acrecentándose, a cual más atrevida en suposiciones; desde la sospecha de una casa habitada por un loco, hasta la afirmación de los espíritus en pena o en goce... No obstante, a pesar de los más diversos supuestos, los pianos continuaban con su algarabía de sombras a cada noche.
Los pianos sonaban sus alegretos y sus ritornelos, entre fugas ardorosas y vehementes y con sus compases, sembraban la inquietud y la confusión entre quienes los oían.