piano


También se encuentra en: Sinónimos.

piano

(Del ital. pianoforte, especie de clavicordio.)
1. s. m. MÚSICA Instrumento musical de cuerdas metálicas con teclado, provisto de dispositivos mecánicos que accionan unos martillos que actúan sobre las cuerdas de tal manera que permite obtener diferentes matices. pianoforte
2. piano de cola MÚSICA El que tiene las cuerdas y la caja de resonancia en posición horizontal.
3. piano de manubrio MÚSICA Organillo, instrumento musical.
4. piano electrónico MÚSICA Instrumento electrófono provisto de osciladores que se accionan mediante un teclado.

piano

(Del ital. piano.)
adv. MÚSICA Con suavidad o débil intensidad de sonido.

piano

 
m. mús. Instrumento músico compuesto de una serie de cuerdas metálicas de diferente longitud y diámetro, ordenadas de mayor a menor en el interior de una caja sonora; percutidas por macillos impulsados por un teclado producen sonidos claros y vibrantes. Según su forma y dimensión los hay verticales, de cola y media cola, de mesa, etc.
adv. En la notación, voz italiana que indica sonoridad dulce: tocar piano.

piano

('pjano)
sustantivo masculino
instrumento musical de percusión con cuerdas en la caja de resonancia con teclas blancas y negras Hay que llevar el piano a afinar.
Sinónimos

piano


piano de manubrio transitivo organillo.
Traducciones

piano

piano

piano

пиано

piano

piano

piano

klavír

piano

klaver

piano

piano

piano

klavir

piano

ピアノ

piano

피아노

piano

piano

piano

piano

piano

piano

piano

piano

piano

เปียโน

piano

piyano

piano

đàn piano

piano

钢琴

piano

鋼琴

piano

SMpiano
tocar el piano (lit) → to play the piano (= fregar) → to do the washing-up (= robar) → to rob, steal (= registrar huellas) → to have one's fingerprints taken, be fingerprinted
como un piano (Esp) → huge, massive
piano de colagrand piano
piano de media colababy grand
piano mecánicopianola
piano recto, piano verticalupright piano
Ejemplos ?
Y para tomar café, se le prometió cierto rinconcito, muy lejos del piano, que ahora ocupaba un coronel retirado, capaz de andar a tiros con quien se lo disputara.
El piano es de madera, con las teclas pintadas; y no tiene banqueta de tornillo, que eso es poco lujo, sino una de espaldar, hecha de la caja de una sortija, con lo de abajo forrado de azul; y la tapa cosida por un lado, para la espalda, y forrada de rosa; y encima un encaje.
Por casualidad, en el mismo tren se marcharon el canónigo, el bañista que ocupaba la habitación tan apetecida, y el coronel que dejaba libre el rincón más apartado del piano.
¿Quieres ver como pienso en ti, -en ti y en Carmita? Todo me es razón de hablar de ti, el piano que oigo, el libro que veo, el periódico que llega.
Tú podrías enseñar piano y lectura...
Como nunca podría, con un traje de terciopelo de manga corta, en un piano de Erard, en un concierto, tocando con sus dedos ligeros las teclas de marfil, sentir como una brisa circular a su alrededor como un murmullo de éxtasis, no valía la pena aburrirse estudiando.
Y el público es casi siempre mesa y no un piano que vibre como éste, concluyó sentándose al Steinway y tocando las primeras notas del prólogo del Mephisto.
En cuanto a las desunidas armas veían dos dedos de luz se encajaban y, piano pianito, volvían a tomar el trote y a emprender de nuevo sus excursiones por montes y llanos, que era una bendición del cielo.
Esto variaba desde la guitarra sola y el novio cantor, de pocos posibles, hasta el cuarteto, septuor, y aun orquesta completa y un piano, que tal o cual señorete adinerado hacía soñar bajo las ventanas de la dama de sus deseos.
El maestro se quedó perplejo cinco segundos; al fin, tomando de la mano a la artista en embrión, la guió al gabinete, donde tenía su magnífico Pleyel. Sentóse al piano y preludió el acompañamiento de una sencilla romanza italiana.
Quedaron de acuerdo en la hora a que volverían al día siguiente para empezar las lecciones: el maestro las acompañó hasta la puerta, que abrió y cerró él mismo, y cuando desaparecieron en el caracol de la escalera los pliegues de las faldas, Redlitz volvió a sentarse al piano y recorrió las teclas, interpretando una soñadora melodía de Beethoven.
Soñaba con posiciones elevadas, le veía ya alto, guapo, inteligente, situado, ingeniero de caminos, canales y puertos o magistrado. Le enseñó a leer a incluso, con un viejo piano que tenía, aprendió a cantar dos o tres pequeñas romanzas.