pezuña

(redireccionado de pezuñas)
También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con pezuñas: pezuna

pezuña

(Del lat. pedis ungula, uña del pie.)
1. s. f. ZOOLOGÍA Conjunto de dedos de una misma pata, cubiertos con un casco en los animales que la tienen hendida.
2. coloquial Pie del hombre ¡menudas pezuñas, al menos gasta un cuarenta y cinco de zapatos!
NOTA: También se escribe: pesuña

pezuña

 
f. zool. Conjunto de los pesuños de una misma pata en los animales de pata hendida.
Casco de los équidos.

pezuña

(pe'θuɲa)
sustantivo femenino
1. mano o pié de los animales de los animales de pata hendida una pezuña de vaca
2. mano o pie de una persona Quita tus pezuñas del postre, que es para después de comer.
Sinónimos

pezuña

sustantivo femenino
Traducciones

pezuña

hoof

pezuña

sabot

pezuña

zoccolo

pezuña

Huf

pezuña

حافر

pezuña

pezuña

pezuña

Kopyto

pezuña

hov

pezuña

SF
1. (Zool) → hoof [de persona] → hoof, foot
2. (Méx, Perú) (= olor) → smell of sweaty feet
Ejemplos ?
CÓNDOR -¿Y qué será del paladión en tanto, cuya custodia la nación me fía? POETA -Puedes encomendarlo por un día a las fieles pezuñas del Huemul.
Luchar era imposible: animamos a nuestros débiles animales a salir de la cañada tan alto como sus pezuñas pudieran llevarlos, después saltamos de la silla y subimos hacia el chaparral por una de las pendientes, abandonando al enemigo todo nuestro equipo.
Lamón notó estas desapariciones, y se compadeció del cabritillo abandonado; pero un día, en el ardor de la siesta, siguiendo la pista de la cabra, la vio deslizarse con cautela entre las matas, a fin de no lastimar con las pezuñas al niño, el cual, como si fuera del pecho materno, iba tomando la leche.
Iban camino también de la aldehuela, haciendo saltar la nieve bajo las pezuñas de sus monturas, y recogiendo la claridad lunar en las doradas vainas de sus alfanjes y en los gruesos diamantes que sujetaban sus garzotas.
Es cierto también que yo, durante ocho días, tuve que caminar en medio de estas escorias con gran dificultad para mí y perjuicio de las bestias, que gastaban sus pezuñas.
Amor que otra vez regresas con tus pezuñas diabólicas a desgarrarme bucólicas serenidades con tiesas energumenias, malezas que en bacanales alcohólicas dejan siempre melancólicas las huellas de tus larguezas.
El cerdo leía, o aparentaba leer; escribía con sus pezuñas, danzaba, hacía escalas cromáticas en el piano, adivinaba el pensamiento, apagaba una vela, comía con tenedor, servilleta y vaso; era, en fin, un tesoro.
Las señoras, de pie, aplaudían. Cucuruchos de dulces y fondanes caían ante las pezuñas del impertérrito cochino. Y al terminar, más pronto que otras veces, el trabajo, «la despedida del cerdo-hombre», según rezaba el cartel, y mientras el público reclamaba «bis», se vio al tonto, que, acercándose a su discípulo, le abrazó con cariño.
4 Estos empero no comeréis de los que rumian y de los que tienen pezuña: el camello, porque rumia mas no tiene pezuña hendida, habéis de tenerlo por inmundo; 5 También el conejo, porque rumia, mas no tiene pezuña, tendréislo por inmundo; 6 Asimismo la liebre, porque rumia, mas no tiene pezuña, tendréisla por inmunda; 7 También el puerco, porque tiene pezuñas, y es de pezuñas hendidas, mas no rumia, tendréislo por inmundo.
El bosque hervía de ruido, de armas y de trompetas, Y desde su falda verde miles de cabezas con cabellos largos, Miles de cascos brillantes salían desde la sombra; Los jinetes llenan el campo y enjambran después de un signo Y golpean sus caballos salvajes con sus espuelas de madera, Sobre las pezuñas corren encima de la tierra negra, Lanzas largas brillan en el sol, arcos se estiran en el viento, Y como nubes de cobre, como trote de graniza, Oscurecen el horizonte, vienen flechas de todas las partes, Rugiendo como el temporal y como el chasquido de lluvia...
Mitológico demonio, :cuyas fauces, cuyos cuernos, cuyas garras y pezuñas chorreantes en la sangre generosa de la flor de los varones dejarán por luengos años apagadas ...
Ella se puso al sol y el viento agitó sus cabellos rojos. -Te lo juro por las pezuñas del macho cabrío -prometió. -Eres la mejor de las brujas -exclamó el Pescador-, y bailaré contigo esta noche en la cumbre de las colinas...