pezuña


También se encuentra en: Sinónimos.

pezuña

(Del lat. pedis ungula, uña del pie.)
1. s. f. ZOOLOGÍA Conjunto de dedos de una misma pata, cubiertos con un casco en los animales que la tienen hendida.
2. coloquial Pie del hombre ¡menudas pezuñas, al menos gasta un cuarenta y cinco de zapatos!
NOTA: También se escribe: pesuña

pezuña

 
f. zool. Conjunto de los pesuños de una misma pata en los animales de pata hendida.
Casco de los équidos.

pezuña

(pe'θuɲa)
sustantivo femenino
1. mano o pié de los animales de los animales de pata hendida una pezuña de vaca
2. mano o pie de una persona Quita tus pezuñas del postre, que es para después de comer.
Sinónimos

pezuña

sustantivo femenino
Traducciones

pezuña

hoof

pezuña

sabot

pezuña

zoccolo

pezuña

Huf

pezuña

حافر

pezuña

pezuña

pezuña

Kopyto

pezuña

hov

pezuña

SF
1. (Zool) → hoof [de persona] → hoof, foot
2. (Méx, Perú) (= olor) → smell of sweaty feet
Ejemplos ?
Más tarde agregaba: —Verá tú qué parte ma linda cuando lleguez a doña Inezita y ar ventorro der tío Pezuña —y observando que me llevaba el libro me gritaba a modo de advertencia: —Cuidarlo, niño, que dineroz cuesta —y tornando a sus menesteres inclinaba la cabeza cubierta hasta las orejas de una gorra color ratón, hurgaba con los dedos mugrientos de cola en una caja, y llenándose la boca de clavillos continuaba haciendo con el martillo toc...
En la filosofía y la ciencia no hay generalmente una explicación o verdad absoluta. El espíritu de secta y el fanatismo han plantado su pezuña en medio de las estrellas.
El día siguiente el padre y parientes de la criatura vienen a mirar en las cenizas si alguna pata o pezuña de bestia está señalada en ellas; y si no hallan señal la dejan hasta tanto que algún animal haya dejado impresa alguna de sus patas, al cual consagran la criatura como a su dios, que debe adorar y servir toda su vida, teniendo a la tal bestia por su patrón y protector en todo peligro y necesidad.
Cuando el cuco canta en el follaje de la encina y encanta a los mortales en la tierra espaciosa, a veces desata Zeus una lluvia durante tres días aunque cesa antes de que el agua suba por encima de la pezuña de los bueyes.
Vese en medio de la arena, furia y humo respirando, los ojos como dos brasas, los cuernos ensangrentados, con la pezuña esparciendo ardiente polvo, el más bravo retinto, a quien dio Jarama hierba encantada en sus campos.
Gilda, cuando no jura, pugnando con la espina, canta al uso de la tierra, requiere su justillo o sacude la melena. -¡Qué hermosa está! -dice un carnero. -¡Qué pezuña tan mona! -añade un buey. -¡Qué ronquido tan dulce!
Cuando aplacado la diosa se hubo, sus rasgos cobra ella anteriores y se hace lo que antes fue: huyen del cuerpo las cerdas, los cuernos decrecen, se hace de su luz más estrecho el orbe, 740 se contrae su comisura, vuelven sus hombros y manos, y su pezuña, disipada, se subsume en cinco uñas: de la res nada queda a su figura, salvo el blancor en ella, y, con el servicio de dos pies la ninfa contenta se yergue, y teme hablar, no sea que a la manera de la novilla 745 muja, y tímidamente las palabras interrumpidas retienta.
Plana había, y a lo ancho abriéndose cerca de las murallas, una llanura, por asiduos caballos batida, donde una multitud de ruedas y dura pezuña había mullido los terrones a ellos sometidos.
Cuando se alcanza mal á repartir en un cuadro los matices y medias tintas de tal suerte que en la unidad del conjunto aparezcan los objetos encajados, subordinados al todo, se cae en el desenfreno del colorismo chillón y de mosaico, de brillos metálicos, corriendo tras el enorme despropósito de que las figuras se salgan del cuadro, que vale tanto como desquiciarlas de su puesto y disociarlas de la realidad, acudiendo para ello procederes de efecto escenográfico, más que sean pintar en el mareo la pezuña de un caballo ó cualquier otro desatino tan desaforado.
26 Todo animal de pezuña, pero que no tiene pezuña hendida, ni rumia, tendréis por inmundo: cualquiera que los tocare será inmundo.
Por lo tanto, yo, que soy uno, tendré nueve corderos. Ésta es mi parte.» El zorro pisa la pezuña de un buey salvaje. «¿Te he hecho daño?», le pregunta.
Levítico 11 1 Y HABLO Jehová á Moisés y á Aarón, diciéndoles: 2 Hablad á los hijos de Israel, diciendo: Estos son los animales que comeréis de todos los animales que están sobre la tierra. 3 De entre los animales, todo el de pezuña, y que tiene las pezuñas hendidas, y que rumia, éste comeréis.