petardo


También se encuentra en: Sinónimos.

petardo, a

(Del fr. petard .)
1. s. m. Canuto relleno de pólvora que se usa para producir una detonación los jóvenes lanzaban petardos para celebrar la victoria de su equipo .
2. Explosivo que se usaba para volar puertas. morterete
3. s. Persona fea, desagradable o aburrida no salgas con ese chico, es un petardo de cuidado. adefesio
4. Persona incompetente en la actividad a la que se dedica ese árbitro es un auténtico petardo, no da ni una. inepto
5. s. m. Cosa aburrida ¡vaya petardo de película! plomo
6. Aparato de calidad o funcionamiento deficientes este tocadiscos es un petardo, suena muy mal.
7. argot Porro, cigarrillo de hachís, marihuana u otra droga fumable. canuto
8. Estafa, petición de una cosa sin ánimo de devolverla. sablazo
9. pegar un petardo a una persona Pedirle dinero prestado y no devolvérselo o hacerle algún tipo de estafa o engaño.

petardo

 
m. Hueso, cañuto, etc., lleno de pólvora y atado y ligado fuertemente para que, prendiéndole fuego, produzca una gran detonación.
fig.Estafa, petición de una cosa con ánimo de no devolverla.
fam.Cigarrillo de hachís.
Pegar un petardo a uno. fig. y fam. Petardear.

petardo

(pe'taɾðo)
sustantivo masculino
1. tubo de cartón lleno de pólvora estalla cuando se lo enciende Tiramos petardos para festejar el año nuevo.
2. persona o cosa que carece de belleza o atractivo Esa tipa es un petardo.
3. cosa o persona que es aburrida, pesada o no tiene cualidades especiales Este libro es un petardo.
4. cigarro de marihuana o hachís fumar un petardo
Sinónimos

petardo

sustantivo masculino

pegar un petardo locución estafar, timar, defraudar*, sablear, dar un sablazo, pegar un parche.
Traducciones

petardo

rotje, cracker

petardo

krekr

petardo

kiks

petardo

voileipäkeksi

petardo

kreker

petardo

クラッカー

petardo

크래커

petardo

kjeks

petardo

krakers

petardo

panggrej

petardo

ขนมปังกรอบไม่หวาน

petardo

kraker

petardo

bánh quy giòn

petardo

饼干, 爆竹

petardo

爆竹

petardo

SM
1. (= cohete) → banger, firecracker; (= explosivo) → small explosive device (Mil) → petard
2. (= lo que aburre) → bore, drag
ser un petardoto be dead boring
3. (= mujer fea) → hag, old hag
4. (= droga) → joint
5. (= estafa) → fraud, swindle
pegar un petardopull a fast one (a on)
Ejemplos ?
-¡Orden! ¡Orden! -gritó un petardo. Tenía algo de político y había tomado siempre parte importante en las elecciones locales. Por eso conocía las frases empleadas en el Parlamento.
Cuando escondía las gafas de la abuela, prendía un petardo a la cola del gato o hacía alguna otra picardihuela, solía la buena anciana aplicarla un par de azoticos, exclamando: -Esta niña es el mismo pie de Judas.
-¿Qué es una persona sensible? -preguntó el petardo a la candela romana. -Una persona que porque tiene callos pisa siempre los pies a los demás -respondió la candela en un débil murmullo, y el petardo casi estalló de risa.
El cilindro segundó el estrépito. La embarcación saltó como un petardo y, precipitadamente, recayó en el agua, y luego en el abismo.
El conde de la Vega del Ren fue uno de los fundadores de la aristocrática orden del Sol; creada por el ministro Monteagudo para robustecer el principio monárquico, y perteneció a la camarilla secreta que el 24 de diciembre de 1824 firmara el pliego de instrucciones a que debía sujetarse García del Río para traernos de Europa un príncipe que conviniera en echarse a cuestas el petardo de ser nuestro amo y señor.
No se empaca pa contar ni es lerdo en la rilasión, ya va largo el pericón acabe pues de prosiar. JOSÉ CENTURIÓN ¡Ya le albertí antes de ahora que el petardo era largaso, como tres tiros de laso, y una consulta dotora!
Vino de Andalucía a Lima en busca de la madre gallega (léase fortuna), y lejos de aspirar a encontrarla en el trabajo honrado, se dio al libertinaje y a vivir pegando hoy un petardo a éste y mañana al de más allá.
Trabajar es mejor que vivir del petardo, y en cuanto a lo de encanallarse, pienso que si no existe tradición profana ni sagrada que nos refiera que el diablo fue alguna vez zapatero, sastre o con­ cejal, hayla, y muy auténtica, de que fue cigarrero en Huacho 2; lo que prueba, con lógica agustina, que el oficio es aristocrático, cuando el rey de los infiernos nada menos no tuvo pepita para ejercerlo.
Los indefinidos vivían de la mermadísima paga, con que de tarde en tarde, los atendía el fisco, y sobre todo, vivían de petardo; ninguno se avenía a trabajar en oficio o en labores campestres.
El jueves de compadres y el 28 de diciembre son días en los que es lícito pegar un petardo, cuya grosería se disimula por medio de una décima o de un romancillo.
Súbitamente se armó un jaleo, que fue in crescendo, con gritos agudos (aullaban, ladraban, pataleaban, repetían a coro: ¡Charbovari, Charbovari!) que luego fue rodando en notas aisladas, y calmándose a duras penas, resurgiendo a veces de pronto en algún banco donde estallaba aisladamente, como un petardo mal apagado, alguna risa ahogada.
-preguntó el cohete-. Yo no me río. -Me río porque soy feliz -replicó el petardo. -Es un motivo bien egoísta -dijo el cohete con ira-.