pestilente


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con pestilente: desvencijada, odorifero

pestilente

(Del lat. pestilens, -tis.)
1. adj. Que huele muy mal. maloliente
2. Que origina peste una plaga pestilente asoló la comarca. pestífero

pestilente

 
adj. Pestífero.
Traducciones

pestilente

mefitico, pestifero

pestilente

ADJ
1. (= dañino) → pestilent
2. (= que huele mal) → smelly, foul
Ejemplos ?
Estuvieron desfilando alrededor por unos pocos innings, pero Wrigley exigió que la cabra dejará el parque debido a su pestilente olor.
Y es que algunas de las "perlas" que sueltan estos personajes son meramente ofensivas, Inuyasha llama a Kōga "lobo sarnoso","lobo pestilente" y Kōga a Inuyasha "bestia", "perro pulgoso", "chucho" o "cachorrito" (en la versión original los insultos son más fuertes).
Estuvieron desfilando alrededor por unos pocos innings, pero Wrigley exigió que el chivo dejará el parque debido a su pestilente olor.
En su camino, los humanos desviaban sus aguas, las atajaban, las ensuciaban con porquería y media y como la invasión se hizo tan brutal, se volvió un lodazal pestilente e insalubre.
¿Era justo que estas gentes que se habían entregado a su poder estuvieran disfrutando de ese fértil y delicioso país mientras que ellos, cansados de guerrear, tenían que bregar con el suelo árido y pestilente que rodeaba la Ciudad, o sufriendo las ruinosas consecuencias de los crecientes intereses que les esperaban en Roma?".
Tu librito debería haber traído consigo aires sicilianos y arcadios, no la fetidez pestilente del banquillo de los criminales ni el aire viciado de la celda de presidio.
¿Y por qué otra razón, sino porque estos maleficios son en perjuicio de los hombres, dijo el ilustre poeta: «Por los dioses te juro, y por tu dulce vida, querida hermana, que contra mi voluntad acudo a las artes mágicas»; y lo que en otra parte dice asimismo de estas artes: «He visto transferir las mieses sembradas de un extremo a otro»; porque con esta pestilente y abominable arte dicen que los frutos ajenos los suelen trasladar de unas a otras tierras?
Y tú para quien nada es cuanto he dicho, nada cuanto jamás decir pudiera, tú el más inmundo y asqueroso bicho, que hasta hoy brotó la podredumbre ibera: tú que la torpe pluma y torpe lengua siempre empleaste en alevosas tramas, que aún de esa cansa eres oprobio y mengua, y aun a Pinzón y a Mazarredo infamas: tú, cuyo nombre, oh miserable, omito, porque mi pluma en pestilente lodo no está empapada, y sólo fuera escrito dignamente tu nombre de tal modo: ¡Tú, aquí tan largos lustros tolerado, tú, viva encarnación de la insolencia, mostrar pudiste hasta qué heroico grado sube nuestra magnánima paciencia!
Si la Tierra es un buque y nosotros somos pasajeros, hagamos lo posible para viajar en primera clase, teniendo buen aire, buen camarote y buena comida, en vez de resignarnos a quedar en el fondo de la cala, donde se respira una atmósfera pestilente, se duerme sobre maderos podridos por la humedad y se consume los desperdicios de bocas afortunadas.
Horrible olor llenaba el lugar. El aire estaba pestilente y pesado, y los muros chorreaban humedad. El joven rey se acercó a uno de los tejedores, se detuvo junto a él y lo contempló.
No fueron estos padres los que engendraron la juventud que tiñó los mares con la sangre cartaginesa y venció a Pirro, al poderoso Antíoco y al cruel Aníbal, sino la prole varonil de rústicos soldados, diestra en remover la tierra con los azadones sabelios, que, obediente a la voz de sus severas madres, cargaba con los troncos de leña, cortados en la selva, cuando el sol prolongaba Ias sombras de los montes, hacía desuncir los bueyes cansados, y fugitivo en su carro traía las horas plácidas del reposo. Un siglo pestilente, ¿qué no corrompe?
Sobre el mañana nada osará afirmar la ciencia humana. La tumba, vuelto polvo pestilente, encierra á quien ayer fué omnipotente. Es la gloria, quimera que el hombre ama, de otro volcán Pocatepelt la llama.