pesadumbre


También se encuentra en: Sinónimos.

pesadumbre

1. s. f. Disgusto o padecimiento físico o moral. abatimiento
2. Causa o motivo de este padecimiento. tristeza
3. Riña o contienda que ocasiona desazón.
4. Injuria o agravio. infamia
5. Cualidad de pesado. pesadez

pesadumbre

 
f. Pesadez (calidad).
fig.Desazón y disgusto en lo físico o moral.
fig.Motivo o causa del pesar, desazón o sentimiento en acciones o palabras.
fig.Contienda con uno, que ocasiona desazón o disgusto.

pesadumbre

(pesa'ðumbɾe)
sustantivo femenino
1. sentimiento de pena causado por una preocupación La noticia le dejó una gran pesadumbre.
2. cualidad de lo que es pesado Sentía una gran pesadumbre en las piernas.
Sinónimos

pesadumbre

sustantivo femenino
3 querella, riña, contienda, cuestión, quimera.
Hacen alusión al enfrentamiento entre dos o más personas que provoca disgusto o que las enemista.
Traducciones

pesadumbre

grief

pesadumbre

mortificazione

pesadumbre

Trauer

pesadumbre

chagrin

pesadumbre

горе

pesadumbre

الحزن

pesadumbre

smutek

pesadumbre

sorg

pesadumbre

悲しみ

pesadumbre

슬픔

pesadumbre

sorg

pesadumbre

SFgrief, sorrow
Ejemplos ?
Suspiró muy hondo, como para echar fuera toda la pesadumbre, y poco a poco se apaciguó; su condición era resignarse, aceptar lo dulce, rechazando mansa y tenazmente lo amargo.
Ciertamente, aquello no era poca, y no eran pocas las tribus que habían vencido; de numerosas fracciones de tribus venía el tributo al Queche: y ellas sintieron, sufrieron pesadumbre.
Y algo en nosotros repite, de una manera instantánea, ese mismo movimiento de caída, de mengua; ello es que ante un color desteñido hallamos en nosotros como una pesadumbre.
Sus oscuros ojos se fijaron en el lugar donde el Popocatépetl coronado de nieve hunde su volcánica cima entre las nubes a una altura de cerca de diez y ocho mil pies, al lado de los nevados cráteres del Iztaccíhuatl, y en seguida añadió: "Puedo separarme de la Presidencia de México sin pesadumbre o arrepentimiento; pero no podré, mientras viva, dejar de servir a este país." A pesar de que los rayos del sol daban de lleno en la cara del Presidente, sus ojos permanecían completamente abiertos.
mas todo en vano; Delante el vulgo villano A fuerza se presentó. Y estaba la estancia llena De vil y soez canalla Que siempre deleites halla En la pesadumbre agena.
Aproximóle después el velador, do apoyó Vigo el codo, y le arrimó un taburete a los pies: hecho lo cual, según es cuando hay fuego su costumbre, se puso a atizar la lumbre, con precaución diplomática sobre Vigo de la plática echando la pesadumbre.
Yo, a quien ya tenían cansado las maldades de mi amo, por cumplir lo que el señor asistente me mandaba sin discrepar en nada, arremetí con mi propio amo, y sin que pudiese valerse, di con él en el suelo; y si no me le quitaran, yo hiciera a más de a cuatro vengados; quitáronme con mucha pesadumbre de entrambos.
-¡Valgan lo que valieren! -repuso la huérfana con pesadumbre-. Ello es que dejaré de vivir a costa de su bolsillo de usted; o de la caridad de su señor primo.
70 que es tan ciego Amor, que paga porque le den pesadumbre!— una crïada que era de quien ella se fïaba, en el estado que estaba su amor, con el fin que espera, y con lo demás que pasa, supo de la infiel crïada, que estaba determinada a salirse de su casa........
15º- Declaro que la única pesadumbre que tengo para dejar de existir, es la consideración del pesar que va a recibir mi esposa por mi triste fin, y porque le va a faltar a ella y a mi familia mi poderoso apoyo.
Y yo el presente Escribano Público, José Alvarenga, de 37 años y de este vecindario, doy fe de conocedor al otorgante y que está en su juicio, y que en este estado se le ocurrió añadir: que recomienda a su esposa a la munificencia del pueblo salvadoreño, a quien ha servido por 30 años, pues repite que la deja sin recursos, y que solamente le lega una pesadumbre sin ejemplo.
La saludé con leve sonrisa, y ella permaneció seria, mirándome fijamente El prelado se acercó pastoral y benévolo: —¿Habrá sufrido mucho nuestro querido Marqués? Respondí con un gesto, y Su Ilustrísima entornó los párpados con grave pesadumbre: —¡Válgame Dios!