pesadilla

(redireccionado de pesadillas)
También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con pesadillas: terrores nocturnos

pesadilla

1. s. f. SICOLOGÍA Sueño caracterizado por imágenes y situaciones que causan angustia y que con frecuencia despiertan con miedo a quien lo tiene el niño se despertó en medio de una terrible pesadilla. delirio
2. Dificultad de respirar que se experimenta mientras se duerme. angustia
3. Preocupación grande y continua la enfermedad de su hijo es una pesadilla para ella. zozobra
4. Cosa que resulta molesta o enojosa estas vacaciones resultaron una pesadilla. suplicio

pesadilla

 
f. Opresión del corazón y dificultad de respirar durante el sueño.
Ensueño angustioso y tenaz.
fig.Preocupación grave y continua del ánimo causada por la resolución de un asunto importante, por un peligro inminente, etc.
fam.Persona o cosa enojosa.

pesadilla

(pesa'ðiʎa)
sustantivo femenino
1. sueño que causa angustia o miedo Tengo pesadillas constantes.
2. preocupación grave y continua causada por una persona o situación Los últimos días de cada mes la oficina es una pesadilla.
Sinónimos

pesadilla

sustantivo femenino
paroniria (medicina).
Traducciones

pesadilla

nightmare

pesadilla

Albtraum, Nachtmahr, Alptraum

pesadilla

cauchemar

pesadilla

incubo

pesadilla

nachtmerrie

pesadilla

noční můra

pesadilla

mareridt

pesadilla

painajainen

pesadilla

noćna mora

pesadilla

悪夢

pesadilla

악몽

pesadilla

mareritt

pesadilla

koszmar

pesadilla

pesadelo

pesadilla

mardröm

pesadilla

ฝันร้าย

pesadilla

karabasan

pesadilla

cơn ác mộng

pesadilla

噩梦, 恶梦

pesadilla

惡夢

pesadilla

סיוט

pesadilla

SF
1. (= mal sueño) → nightmare, bad dream
una experiencia de pesadillaa nightmarish experience
2. (= tormento) → nightmare
ha sido la pesadilla de todosit has been a nightmare for everybody
ese equipo es nuestra pesadillathat is our bogey team

pesadilla

f. nightmare.

pesadilla

f nightmare
Ejemplos ?
Este, para quien la observación no tenía ya ningún valor, no respondió, felicitándose, en cambio, de haber contenido a tiempo la invasión. Benincasa reanudó el sueño, aunque sobresaltado toda la noche por pesadillas tropicales.
Y, sin embargo, en ese futuro no somos uno, no llegamos a ser individuos con una historia propia, con virtudes y defectos, con anhelos y frustraciones, con victorias y derrotas, con sueños y pesadillas.
no me fue dada, entonces, esa dicha; pero ella llegará! Feliza se estremeció; en su alma surgió el terror; y aquella noche, horribles pesadillas poblaron su sueño.
Un pavor místico contrajo sus músculos, e impelido por pesa nueva y angustiosa fuerza, comenzó el ascenso, arrastrándose a lo largo del estrecho tubo húmedo; unos dolores punzantes abriéndole las carnes, mirando el fin siempre lejano como en las pesadillas.
El incierto paso de las horas, principalmente por la noche, cuando me despertaba creyendo que ya era la mañana y me percataba de que todavía no se habían acostado en casa. Los sueños y pesadillas deprimentes.
¡ Y una botella de ron» Al principio yo había imaginado que el «cofre del muerto» debía ser aquel enorme baúl que estaba arriba, en el cuarto frontero; y esa idea anduvo en mis pesadillas mezclada con las imágenes del marino con una sola pierna.
Muchas veces, en el vago tránsito de la vigilia al sueño, me desperté con sobresalto. Al cabo, vencido por la fatiga, caí en un sopor febril, poblado de pesadillas.
Aun en sueños, en los agitados y cortos sueños que llega a conciliar, le aprieta el cuello la argolla del esclavo, y tiene pesadillas en que ve hacinarse y cabalgarse brutalmente los destrozados vagones, o subir las llamas devorando los depósitos de mercancías.
Las mejoras se reducían a dar una mano de cal a todo el edificio, y a pintar los frisos azules de verde, o los verdes de azul; también solía arreglar los grifos de los baños si estaban completamente destrozados, tapar alguna grieta, remedar tal cual pila de mármol falso; y para colmo de reformas, blanqueaba el hospital de pobres viejos, que ostentaban en la miserable portada un presuntuosísimo letrero que decía, en griego, con letras gordas coloradas: «Gerontocomía». Aquella palabreja solía aparecer en las pesadillas de lo enfermos que acudían a Termas-altas.
Dormía yo aquella noche, un sueño inquieto, poblado de visiones y pesadillas, cuando vino a despertarme un rumor extraño, mezclado de gritos, de imprecaciones y gemidos.
Ha subido majestuosamente el astro radiante, bebiendo a traguitos el rocío, con sus rayos; ahuyentó las tinieblas, y en ellas arrolló a las alimañas errantes que entre ellas viven, vergonzosas y dañinas; espantó las pesadillas, el frío, la muerte en acecho.
Limpia entre dos dedos el filo del cuchillo y sacude una gota de sangre que temblaba en su índice. Entonces nota que tiene sueño. Bosteza y, para ahuyentar pesadillas, se persigna en la boca.