pesa


También se encuentra en: Sinónimos.

pesa

1. s. f. METROLOGÍA Pieza metálica con un peso determinado que se utiliza como comparación para determinar el peso de un cuerpo.
2. MECÁNICA Pieza de peso suficiente que, colgada de una cuerda, se emplea para dar movimiento a ciertos relojes o como contrapeso para subir y bajar objetos.
3. DEPORTES Piezas de diferentes pesos que se utilizan para hacer gimnasia o en halterofilia.
4. Colomb., Méx., C. Rica, Nicar., Venez. COMERCIO Carnicería, tienda donde se vende carne para el consumo.

pesa

 
f. Pieza de determinado peso, que sirve para cerciorarse del que tienen las cosas, equilibrándolas con ella en una balanza.
Pieza de peso suficiente que, colgada de una cuerda, se emplea para dar movimiento a ciertos relojes, o de contrapeso para subir y bajar lámparas, etc.
dep. Barra de hierro con discos en los extremos para hacer ejercicios gimnásticos.

pesa

('pesa)
sustantivo femenino
1. pieza de peso determinado usada como medida para pesar objetos una pesa de tres kilogramos
2. deporte aparato para ejercitar los músculos compuesto por una barra que en sus extremos lleva pesas de peso variable levantamiento de pesas
Traducciones

pesa

wiegt

pesa

pesa

pesa

weegt

pesa

يزن

pesa

waga

pesa

ζυγίζει

pesa

vejer

pesa

무게

pesa

väger

pesa

SF
1. (Dep) → weight
hacer pesasto do weight training, do weights
levantamiento de pesasweightlifting
2. [de balanza, reloj] → weight
3. (Andes, CAm, Caribe) → butcher's shop

pesa

f. weighing scale.

pesa

f (deporte) weight; levantar pesas to lift weights, weightlifting
Ejemplos ?
El juez que en tanto Todas sus razones pesa Y en todo evento prefiere No dar razón de quien sea, Dijo: -Convengo en tirarlo Al azar.
Ligero y como fluido, su cuerpo no le pesa; flota apaciblemente en una atmósfera de oro y luz, hecha de las partículas de los cirios, que se derraman ardientes y centelleantes.
Caliente estaba aún el cuerpo del animal; la blanca y densa piel de su vientre relucía como seda manchada de sangre; sus enormes orejas pendían; sus ojos se vidriaban. -¡Careta, lo que pesa!
Yo también me condolí algo. Y como también se había condolido la señora, cargamos entre las tres con el señor, que ¡vaya si pesa, tan cenceño como parece!
-Pos, hija, llevo un vestío de sea que ya lo quisiera, pa ella lucirlo, la reina regente; un mantón que no está pagao dando por él to lo que pesa en billetes de a cinco chuscos; una gargantilla que toa la que la ve se quea hirnotizá; unos sarcillos de oro y diamante que están pidiendo a voces orejas de topacios, y un abanico de marfil to calao, tan calao que no se le ve el marfil, como que vale un millón; yo no te diré más sino que Toña, la hija del Caracola..., la Antoñica...., la que casi to el año está escupiendo y dándole guita al corsé...
Capitán Hardy, no puede usted rehusarme lo que le pido... ¡No, no puede! ¡No pesa casi nada.... apenas una nada! ¡Por la madre que le dio a luz, por el amor del cielo, por lo que más quiera...
Ya, ya me duelo lo que hice, y ya, ya me pesa.” Cuando de los rosas labiecillos suyos este sonido veloz salió, a los gemelos oídos de los dioses estos nuevos mensajes trayendo, 75 al punto, su uncida junta desatando Cíbele a sus leones, y al de la izquierda, de los ganados enemigo, aguijando, de este modo habla: “Vamos ya”, dice, “vamos, feroz ve, haz que a él el furor lo mueva, haz que del furor por la herida de vuelta a los bosques vaya, de mis imperios libremente demasiado el que huir ansía.
Informe de los Pesos y Medidas.- En este Cabildo se determinó que se haga informe al Gobierno Superior, sobre el Peso que tiene la Ciudad, y para que lo paguen del cacao que se pesa con romanas por convenir así a los Propios y Rentas de la Ciudad, para que quede fijo y si se ha de poner o no posaporte/pasaporte a los bajeles, para que no se deteriore el derecho, y se comete al Señor General.
ESTRELLA: ¡Por vida mía! Que así me tratéis me pesa. Considerad, señor Sancho, que aun cuando yo lo negara, con mi palabra bastara, y aun os viniera muy ancho.
GENARO: No la vieron mis ojos hasta ahora, te lo juro en verdad. FEDERICO ( tomándola ): ¡Y cómo pesa! GENARO: ¡Cielos y qué primor!, ¡que encantadora labor!
¿Qué tienes paloma mia? Preguntaba el conde un dia A solas á su condesa, ¡Bien sabe Dios que me pesa Mirar tu melancolía! Si tal vez por un descuido, Imprudente ó no advertido, Vida mia, te ofendí, Perdon de hinojos te pido: Sino ¿que te aqueja, dí?
Ítem, se ordena y manda que el Obligado tenga tajones y diferentes unos de otros en que pesa (la) vaca y otros en que pesa (el) puerco y otros en que pesa (al) carnero, de manera que no se pesen de dos cosas juntas, y para cada un tajón haya su Cortador, so la dicha pena (de suso).