Ejemplos ?
Y se acordó además que en caso de que un individuo que no perteneciese a la Hermandad asesinase a un miembro de ésta, el homicida sería ejecutado, su casa demolida y sus propiedades arrasadas.
Esa caridad, cuyo nombre se ha apropiado la teología, como si sólo a ella perteneciese, pero cuya realidad ha proscrito con frecuencia.
Además, se confiscarían sus bienes personales en provecho de quien le perteneciese, deduciendo, sin embargo, la suma de diez libras de multa para el rey, y esta sentencia se dictó el 4 de octubre de 1601.
Posiblemente perteneciese en la Edad Media a la Orden de Santiago, de ahí que tanto en su bandera como en su escudo aparezca la cruz que representaba a dicha congregación; y su nombre procede supuestamente de ser la villa más grande dentro de la orden.
Fue en el año 1961 cuando la marca llegó a España y en el 2005, Wrigley asumió su comercialización. Su popularidad hizo que pasase a denominarse "sugus" a cualquier caramelo masticable, aunque no perteneciese a esta marca.
Si bien inicialmente se identificaron como pertenecientes a Filipo II, Eugene Borza y otros historiadores han sugerido que la tumba realmente perteneciese a su hijo, Filipo Arrideo.
Camón Aznar han apuntado la posibilidad de que perteneciese a los Morlanes, familia de insignes juristas y artistas que poseían varias casas en esta zona, aunque este dato aún no ha sido confirmado documentalmente.
y abandonaba el Ayuntamiento con 137.331'78 pesetas” de las de entonces, además de las muchas mejoras realizadas en la ciudad y proyectos puestos en marcha gracias a su capacidad de entenderse con todo el mundo, al margen de las ideas políticas que tuviese y a la clase social que perteneciese.
Con la derrota de los franceses en Bailén, el Ayuntamiento de Córdoba y otras instituciones de la ciudad hicieron llegar al general Castaños, un recordatorio para que los franceses devolvieran el botín incautado a sus legítimos dueños, a lo cual el general respondió que sólo se devolverían «los vasos, ornamentos sagrados y cuanto perteneciese al culto», en cumplimiento de las leyes de la guerra.
El 18 de noviembre 1824 el Congreso decidió crear un Distrito Federal, una entidad distinta a los demás estados, para albergar los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, territorio que no perteneciese a ningún estado en particular y así evitar la influencia excesiva de un estado sobre los demás de la federación sino a todos por igual.
Cabe destacar que el grado al que perteneciese el esclavo no sólo implicaba un mejor o peor nivel de vida, sino también, una condición jurídica distinta.
Poco después, los senadores vitalicios acordaron mantener al gobierno de Romano Prodi, lo que provocó la ira de muchos políticos de la Casa de las Libertades hacia Andreotti, al considerar su apoyo a Prodi como una traición, aunque él no perteneciese a ningún partido.