personaje


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con personaje: accion, narrador, trama, personaje principal

personaje

1. s. m. Persona importante o destacada los personajes que había en la reunión imponían bastante.
2. CINE, LITERATURA, TEATRO Persona o animal que, sin tener existencia real, interviene en la acción de una obra literaria o en una película es un escritor que define muy bien la sicología de sus personajes.

personaje

 
m. Sujeto de distinción, calidad o representación en la sociedad.
Cada uno de los seres humanos, sobrenaturales o simbólicos, ideados por el escritor, que forman parte en la acción de una obra literaria.

personaje

(peɾso'naxe)
sustantivo masculino
1. individuo sobresaliente de cualquier actividad o ambiente social un personaje del mundo de los negocios
2. ser que forma parte de la acción en una obra literaria o cinematográfica Represento un personaje secundario.
Sinónimos

personaje

sustantivo masculino
Traducciones

personaje

Gestalt, Figur

personaje

شَخْصِيَّة, حرف

personaje

postava, znak

personaje

rolle

personaje

hahmo, merkki

personaje

lik

personaje

登場人物, 文字

personaje

등장인물

personaje

personage

personaje

rolle

personaje

postać

personaje

personagem

personaje

roll

personaje

ตัวละคร, อักขระ

personaje

karakter

personaje

nhân vật

personaje

人物, 字符

personaje

תו

personaje

SM
1. (= sujeto notable) → personage, important person; (= famoso) → celebrity, personality
ser un personajeto be somebody, be important
2. (Literat, Teat) → character
Ejemplos ?
Mirando y admirando estaba precisamente la madrileña a tan singular personaje, cuando los republicanos hicieron una descarga sobre él, por considerarlo sin duda más terrible que todos los otros, o suponerlo General, Ministro, o cosa así, y el pobre capitán, o lo que fuera, cayó al suelo, como herido de un rayo y con la faz bañada en sangre; en tanto que los revoltosos huían alegremente, muy satisfechos de su hazaña, y que los soldados echaban a correr detrás de ellos, anhelando vengar al infortunado caudillo.
-¡Es verdad! -exclamó el raro personaje, llevándose las manos a la cabeza y tentando las vendas que le había puesto el médico-. ¡Estos pícaros me han herido!
En la casilla se hace la recaudación del impuesto de corrales, se cobran las multas por violación de reglamentos y se sienta el juez del matadero, personaje importante, caudillo de los carniceros y que ejerce la suma del poder en aquella pequeña república por delegación del Restaurador.
El documento en cuestión, una carta, para ser franco, había sido recibido por el personaje robado, en circunstancias que estaba sólo en el boudoir real.
Sus ojos de lince perciben inmediatamente el papel, reconocen la letra de la dirección, observa la confusión del personaje a quien ha sido dirigida, y penetra su secreto.
Su legítimo dueño le ve, pero, como se comprende, no se atreve a llamar la atención sobre el acto en presencia del tercer personaje que estaba a su lado.
—Sí —replicó el prefecto—; y el poder así alcanzado en los últimos meses ha sido empleado, con objetos políticos, hasta un punto muy peligroso. El personaje robado se convence cada día más de la necesidad de reclamar su carta.
Aquí la dirección del ministro era diminuta y femenina; en la otra la letra del sobre, dirigida a un cierto personaje real, era marcadamente enérgica y decidida; el tamaño era su único punto de semejanza.
Y aguzó el oído, prestando toda su atención; pero cuanto más oía de las excelencias y el poder del duendecillo, de su dominio sobre la mujer - y ten en cuenta que al decir duendecillo ella entendía la Poesía, mientras aquél se atenía al sentido literal del título -, tanto más se sonreía el minúsculo personaje.
Los Aztecas rápidamente asimilan las formas culturales del pasado Tolteca, en la formación de lo que será el imperio Azteca y su ideología cobra una importancia trascendental un personaje que se llamó Tlacaelel que ocupó el cargo de Cihuacoátl (administrador) durante toda su vida que fue casi centenaria.
Las avenidas se miraban desiertas. Prevalecían las sombras sobre la luz... —¡Qué gracioso el personaje cómico! Fue la tónica escénica entre tanto dolor...
Los ladrones sacaron los veinte duros y se los dieron al segador, el cual se arrojó a los pies de aquel personaje que dominaba a los bandoleros y que tan buen corazón tenía.