Ejemplos ?
Sus obras más representativas fueron Sherlock Time, Ernie Pike, Mort Cinder, Vida del Che Guevara y una readaptación del El Eternauta, todas con guiones de Hector Germán Oesterheld, así como Perramus con guión de Juan Sasturain.
Su obra más importante tras Mort Cinder llegó de la mano del guionista Juan Sasturain. Se trata de Perramus (1983). A medio camino entre las aventuras y el humor absurdo, esta obra ridiculiza y a la vez denuncia la dictadura argentina, mezclando personajes ficticios con otros reales (como el escritor Jorge Luis Borges, que, en un ejercicio de la más pura historia ficción, es galardonado con el premio Nobel, que en realidad jamás recibió) y obtuvo el premio Amnesty en 1989, en la categoría de mejor libro a favor de los derechos humanos.
Su obra pictórica, abstracta, fuertemente impresionista, colorida y triste a la vez, está impregnada de la sensibilidad social y de la desgracia del alma humana, que también supiera plasmar en sus grandes obras como Perramus, Informe sobre ciegos y tantas otras, siendo hoy día muy buscada y cotizada.
En 1981 conoció al dibujante Alberto Breccia y juntos elaboraron la historieta "Perramus", la cual ganó gran prestigio en el país y en el exterior, donde llegó a ser premiada por Amnesty International (Amnistía Internacional, el organismo de derechos humanos Premio Nobel de la Paz 1977).
"Manual de perdedores" (1985) "Manual de perdedores II" (1987) "Arena en los zapatos" (1988) "Parecido S.A." (1990) "Los dedos de Walt Disney" (1991) "Los sentidos del agua" (1992) "Brooklin y medio" (2002) "La lucha continúa" (2002) "Los Galochas, Esa Gente Exagerada" (2007) "Pagaría por no verte" (2008) "Dudoso Noriega (2013) "Zenitram" (1996) "La mujer ducha" (2001) "El caso Yotivenko" (2009) Perramus (1983) Perramus 2.
El Alma de la Ciudad Abrir Puertas Perramus 3. La Isla del Guanaco Perramus 4. Diente por Diente Versiones El día del arquero (1986) Argentina en los Mundiales (2002) (junto con Daniel Arcucci).
No hubo víctimas fatales y el espectáculo continuó en las terrazas aldeñas, sobre la calle Esmeralda y en la puerta del vecino cine teatro Real: la habitual multitud que circulaba por Esmeralda y Corrientes corrió hacia el fuego y pudo ver chicas casi en cueros y figuras populares ocultas debajo de levitas y perramus.
Un trueno retumbó a lo lejos, y esa extraña incoherencia que envolvía como un velo su cerebro se apartó de él; entonces con numerosas precauciones cogió su perramus, cerró los postigos evitando que crujieran las bisagras, y salió.