perecer


También se encuentra en: Sinónimos.

perecer

(Del ant. perir < lat. perire.)
1. v. intr. Perder una persona la vida pereció en un horrible accidente de aviación. morir
2. Estar pasando una persona por una situación de fatiga o de padecimiento el joven perecía de una incurable enfermedad. padecer
3. Sentirse una persona con la moral hundida mi primo perecía por una depresión. sucumbir
4. Vivir una persona una situación de extrema pobreza la familia perecía de hambre. morir
5. v. prnl. Desear una persona una cosa mucho se perecía por montar un negocio. pirrarse
6. Experimentar un sentimiento con gran intensidad o violencia la anciana se perecía de pena. consumirse
NOTA: Se conjuga como: carecer

perecer

 
intr. Acabar, dejar de existir, morir.
fig.Padecer un daño o trabajo grande.
esp. Carecer de lo necesario para la manutención de la vida.
prnl. fig.Desear o apetecer con ansia una cosa.
Padecer con violencia un afecto o pasión.
V. conjugación (cuadro) [10] como agradecer.

perecer

(peɾe'θeɾ)
verbo intransitivo
1. dejar de existir o llegar a su fin una cosa Nuestro amor no perecerá nunca.
2. perder la vida una persona en un accidente o en una acción violenta Diez personas perecieron en un choque múltiple ocurrido en la autopista.

perecer


Participio Pasado: perecido
Gerundio: pereciendo

Presente Indicativo
yo perezco
tú pereces
Ud./él/ella perece
nosotros, -as perecemos
vosotros, -as perecéis
Uds./ellos/ellas perecen
Imperfecto
yo perecía
tú perecías
Ud./él/ella perecía
nosotros, -as perecíamos
vosotros, -as perecíais
Uds./ellos/ellas perecían
Futuro
yo pereceré
tú perecerás
Ud./él/ella perecerá
nosotros, -as pereceremos
vosotros, -as pereceréis
Uds./ellos/ellas perecerán
Pretérito
yo perecí
tú pereciste
Ud./él/ella pereció
nosotros, -as perecimos
vosotros, -as perecisteis
Uds./ellos/ellas perecieron
Condicional
yo perecería
tú perecerías
Ud./él/ella perecería
nosotros, -as pereceríamos
vosotros, -as pereceríais
Uds./ellos/ellas perecerían
Imperfecto de Subjuntivo
yo pereciera
tú perecieras
Ud./él/ella pereciera
nosotros, -as pereciéramos
vosotros, -as perecierais
Uds./ellos/ellas perecieran
yo pereciese
tú perecieses
Ud./él/ella pereciese
nosotros, -as pereciésemos
vosotros, -as perecieseis
Uds./ellos/ellas pereciesen
Presente de Subjuntivo
yo perezca
tú perezcas
Ud./él/ella perezca
nosotros, -as perezcamos
vosotros, -as perezcáis
Uds./ellos/ellas perezcan
Futuro de Subjuntivo
yo pereciere
tú perecieres
Ud./él/ella pereciere
nosotros, -as pereciéremos
vosotros, -as pereciereis
Uds./ellos/ellas perecieren
Imperativo
perece (tú)
perezca (Ud./él/ella)
pereced (vosotros, -as)
perezcan (Uds./ellos/ellas)
Pretérito Pluscuamperfecto
yo había perecido
tú habías perecido
Ud./él/ella había perecido
nosotros, -as habíamos perecido
vosotros, -as habíais perecido
Uds./ellos/ellas habían perecido
Futuro Perfecto
yo habré perecido
tú habrás perecido
Ud./él/ella habrá perecido
nosotros, -as habremos perecido
vosotros, -as habréis perecido
Uds./ellos/ellas habrán perecido
Pretérito Perfecto
yo he perecido
tú has perecido
Ud./él/ella ha perecido
nosotros, -as hemos perecido
vosotros, -as habéis perecido
Uds./ellos/ellas han perecido
Condicional Anterior
yo habría perecido
tú habrías perecido
Ud./él/ella habría perecido
nosotros, -as habríamos perecido
vosotros, -as habríais perecido
Uds./ellos/ellas habrían perecido
Pretérito Anterior
yo hube perecido
tú hubiste perecido
Ud./él/ella hubo perecido
nosotros, -as hubimos perecido
vosotros, -as hubísteis perecido
Uds./ellos/ellas hubieron perecido
Pretérito Perfecto de Subjuntivo
yo haya perecido
tú hayas perecido
Ud./él/ella haya perecido
nosotros, -as hayamos perecido
vosotros, -as hayáis perecido
Uds./ellos/ellas hayan perecido
Pretérito Pluscuamperfecto de Subjuntivo
yo hubiera perecido
tú hubieras perecido
Ud./él/ella hubiera perecido
nosotros, -as hubiéramos perecido
vosotros, -as hubierais perecido
Uds./ellos/ellas hubieran perecido
Presente Continuo
yo estoy pereciendo
tú estás pereciendo
Ud./él/ella está pereciendo
nosotros, -as estamos pereciendo
vosotros, -as estáis pereciendo
Uds./ellos/ellas están pereciendo
Pretérito Continuo
yo estuve pereciendo
tú estuviste pereciendo
Ud./él/ella estuvo pereciendo
nosotros, -as estuvimos pereciendo
vosotros, -as estuvisteis pereciendo
Uds./ellos/ellas estuvieron pereciendo
Imperfecto Continuo
yo estaba pereciendo
tú estabas pereciendo
Ud./él/ella estaba pereciendo
nosotros, -as estábamos pereciendo
vosotros, -as estabais pereciendo
Uds./ellos/ellas estaban pereciendo
Futuro Continuo
yo estaré pereciendo
tú estarás pereciendo
Ud./él/ella estará pereciendo
nosotros, -as estaremos pereciendo
vosotros, -as estaréis pereciendo
Uds./ellos/ellas estarán pereciendo
Condicional Continuo
yo estaría pereciendo
tú estarías pereciendo
Ud./él/ella estaría pereciendo
nosotros, -as estaríamos pereciendo
vosotros, -as estaríais pereciendo
Uds./ellos/ellas estarían pereciendo
Sinónimos

perecer

intransitivo
1 acabar, extinguirse, sucumbir*, morir, caer*, en las las últimas (col.). nacer, vivir, salvarse.
«Perecer se aplica a las muertes ocurridas en circunstancias terribles, o al menos, inesperadas y graves, como la batalla, el rayo, el terremoto o el naufragio. No se dice que perece el que muere de una enfermedad aguda. Carlos V murió en un monasterio; Edipo pereció en una borrasca.»
José Joaquín de Mora
Traducciones

perecer

perish, suffer

perecer

périr

perecer

omkomen

perecer

يموت

perecer

灭亡

perecer

滅亡

perecer

omkomme

perecer

hukkuvat

perecer

멸망

perecer

förgås

perecer

A. VI
1. [persona] → to die, perish (frm)
perecer ahogado (en agua) → to drown; (por falta de oxígeno) → to suffocate
2. [objeto] → to shatter
B. (perecerse) VPR (anticuado)
1. perecerse de risato die laughing
perecerse de envidiato be dying of jealousy
2. perecerse por algoto long for sth, be dying for sth
perecerse por una mujerto be crazy about a woman
se perece por los calamareshe's crazy about squid
perecerse por + INFINto long to + infin, be dying to + infin
Ejemplos ?
Si los cuerpos á quienes tocó la honrosa suerte de formar la reserva destinada á repeler la invasión de los enemigos de la independencia nacional, fueran capaces por un momento de obrar exclusivamente por el impulso de sus intereses particulares, días há que todo se hubiera desquiciado, y que, saltando las barreras del respeto y la subordinación, hubiera apelado á la fuerza apoyada en la justicia para reclamar la consideración que se debe á sus buenos servicios y á sus enormes padecimientos: las tropas que tuvieron la gloria de combatir con el enemigo ó de aproximarse más que nosotros á las mortíferas playas del Océano, han luchado también con todo género de privaciones hasta el grado de perecer algunos individuos de hambre...
Y, por consiguiente, si nos referimos a lo inmortal, que es de lo que ahora estamos tratando, y convenimos en que todo lo que es inmortal es imperecedero, es necesario no solamente que el alma sea inmortal, sino absolutamente imperecedera, y si no convenimos en esto hay que buscar otras pruebas. No es necesario, dijo Cebes, porque ¿qué sería imperecedero si el alma, que es inmortal y eterna, estuviera sujeta a perecer?
¡Por Júpiter!, todos los hombres al menos lo reconocerán, dijo Cebes, y creo que aún más los dioses. Pues, si es verdad que todo lo inmortal es imperecedero, el alma que es inmortal, ¿no estará exenta de perecer?
45 A Acmé Septimio, sus amores, teniéndola en el regazo, “Acmé”, dice “mía, si a ti perdidamente no te amo y a amarte en adelante todos los años estoy asiduamente dispuesto, cuanto el que capaz más es de perecer, solo yo, en la Libia y en la India tostada, salga al encuentro de un garzo león.” Esto que dijo, Amor, como por la siniestra antes, por la diestra estornudó su aprobación.
Quizá algo de ello pueda ya vislumbrarse a través de esta otra anotación intrascendente que encuentro en el “Diario” llevado desde 1789 a 1793 por nuestro ilustre compatriota Francisco Xavier de Viana, en su viaje científico a bordo de la fragata “Descubierta” (año 1790): “Enero 7” – el marinero inglés Loftus falleció al día siguiente de haberle administrado a S.M. por viático… ¡Qué equívoca es la suerte del hombre y cómo se precipita para perecer en ella misma!
Sócrates: Y si en una nave un hombre, sin tener ni buen sentido ni la habilidad de piloto, se toma la libertad de hacer lo que le parezca, tú mismo ves lo que no puede menos de suceder a él y a todos los que a él se entreguen. Alcibíades: No podrán menos de perecer todos.
No podíamos escapar. Íbamos a perecer los dos. Bokapi lo comprendió, se despidió de mí con una mirada y rápidamente se lanzó a la boa.
Sin los trabajadores, que no tienen conciencia de clase, tanto el burgués como el fraile, el gobernante y cuanto parásito vive del sudor del pobre tendríamos que remangarnos los puños y entrarle al pico y a la pala si no queríamos perecer de hambre.
Es más cuerdo sacrificarlo todo y perecer como una miserable rata para enriquecer a los amos que arriesgar la vida para alcanzar la libertad y con ella el bienestar cierto, ¿no es así sensatos pasivos?
Es noble, es valiente, en una mazmorra iba a perecer de enfermedad y de pena, de frío, de hambre y de sed: yo le doy la libertad, riquezas, mi mano: ¿quién rehusa estos dones?
Libertad es la vida del alma; servidumbre hace vil al varón. Defender a un tirano es oprobio; perecer por la Patria es honor. :: Coro Libertad es la vida del alma; servidumbre hace vil al varón.
Las demás brisas soplan caprichosamente sobre el mar; unas dejándose caer en el ponto sombrío, azote terrible para los mortales, se precipitan en funesto vendaval y, unas veces en un lugar, otras en otro, con sus ráfagas destruyen las naves y hacen perecer a los navegantes.