penetrante


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con penetrante: agudo, penetrar

penetrante

1. adj. Que penetra muy adentro el cuchillo le causó una herida penetrante. profundo
2. Que penetra con facilidad el público no puede llevar ningún tipo de arma penetrante. agudo
3. Se aplica a la persona que comprende con rapidez y facilidad lo que hay oculto en las cosas. perspicaz, sagaz
4. Se refiere a la ironía, al humor o la intención que es mordaz o incisiva. sutil
5. Se aplica a la voz o al grito que es muy agudo se oyó un grito penetrante y estremecedor. grave

penetrante

 
adj. Profundo (muy dentro).
fig.Agudo, alto, hablando de la voz, del grito, etc.

penetrante

(pene'tɾante)
abreviación
1. que es profundo y se introduce muy adentro de algo cuchillada penetrante
2. que es agudo o de volumen elevado voz penetrante
3. que es mordaz observación penetrante
4. que es muy inteligente matemático penetrante
Sinónimos

penetrante

adjetivo
1 profundo, hondo, intenso.
Profundo y hondo se utilizan si se trata de heridas, perforaciones, cavidades, etc.; el último hace alusión a una sensación, por ejemplo un olor.
3 agudo, alto, estridente.
Se aplican a la voz, al grito, chillido, etc.
Traducciones

penetrante

scharf

penetrante

penetrante

penetrante

اختراق

penetrante

gennemtrængende

penetrante

ADJ
1. [herida] → deep
2. [arma] → sharp; [frío, viento] → biting; [sonido] → piercing; [vista] → acute; [aroma] → strong; [mirada] → sharp, penetrating
3. [genio, mente] → keen, sharp; [ironía] → biting

penetrante

a. penetrating; piercing;
dolor ______ pain.

penetrante

adj penetrating
Ejemplos ?
El olor penetrante del alcohol, arma de dos filos, para volver a la vida o desposar a la muerte, extiende su manto dominante y adormecedor.
c) Osteomielitis cuya cura no pueda pronosticarse para el transcurso del año que sigue a la herida y que parezca abocada al anquilosamiento de una articulación o a otras alteraciones equivalentes a la pérdida de una mano o de un pie. d) Herida penetrante y supurante en las grandes articulaciones.
Tras don Francisco Fernández y González, a quien don Antonio Maura dedicó un penetrante estudio en el Boletín de esta Academia, ocupó la silla que me brindáis el Rvdo.
A medianoche, cuando la casa estaba silenciosa como una tumba, se oyó el sonido del silbato, tan claro y penetrante como si Sir Robert estuviera tocándolo, y allá que se levantaron los dos viejos servidores y se dirigieron tambaleándose a la habitación donde yacía el muerto: Hutcheon vio lo suficiente al primer vistazo, porque había antorchas en la habitación que le mostraron al maldito diablo en persona, sentado sobre el ataúd del señor.
Se presume, no obstante, que haría el doctor las debidas objeciones, y se sabe que al cabo accedió. Con una cera especial, adherentísima y penetrante, cerró los ojos de Edgard.
Poco a poco, y bien fuese que el peso de la noche, que ya había pasado de la mitad, comenzara a dejarse sentir, bien que el lejano murmullo del agua, el penetrante aroma de las flores silvestres y las caricias del viento comunicasen a sus sentidos el dulce sopor en que parecía estar impregnada la Naturaleza todo, el enamorado mozo que hasta aquel punto había estado entretenido revolviendo en su mente las más halagüeñas imaginaciones, comenzó a sentir que sus ideas se elaboraban con más lentitud y sus pensamientos tomaban formas más leves e indecisas.
En esto salía ya del gabinete la bella convidadora: habíase secado el manantial de sus lágrimas. -Adiós, y no falte usted a la noche -dijo misteriosamente una voz penetrante y agitada.
Una ofrece a los seres de la tierra su luz penetrante; la otra les lleva en sus brazos el Sueño hermano de la Muerte, la funesta Noche, envuelta en densa niebla.
Sentose sobre una piedra jadeante y sudorosa; su rostro parecía cadavérico; un terrible desmayo enseñoreábase de todo su ser; un dolor lento, sordo, penetrante, aquel que con tanta frecuencia la atormentaba, empezó a llenarle de angustias; después sintió un ligero cosquilleo en la garganta, y ¡oh infame cosquilleo!
El carrizo utilizado en cada Semana Santa, conservado era en casa de mi tío, como una reliquia familiar, hasta que el del año siguiente viniese a reemplazarlo. De la honda quebrada donde crecía, su perfume se elevaba un tanto resinoso, acre y muy penetrante.
ran aún los agitados días En que mi juventud abandonada Adivinó tal vez horas impías Entre el crespón de la insondable nada; Cuando con ojo avaro y penetrante, Aun no poeta, el porvenir medita El niño, y ve pasarlo por delante Árida nada que su sed irrita; Cuando el nombre del niño no es un nombre, Cuando la idea informe no es idea, Y en el alma del niño nace el hombre Que idea y nombre se conquista y crea; Entonces, de la vida en el vacío, Soñé un bello fantasma que rodaba: Gota brillante y fresca de rocío En flor que brota entre pajiza lava.
El espeso follage Y la fresca estension de su ramage Entoldando la yerba en el estío, Y en el invierno crudo Guardando el valle contra el cierzo frio Penetrante y agudo, A la paz y al reposo convidaban; (174) Y asi á su rica amenidad venian Y en su centro anidaban Mil avecillas que hasta alli llegaban Y contentas en él se guarecian.