peine


También se encuentra en: Sinónimos.

peine

(Del lat. pecten, -inis.)
1. s. m. INDUMENTARIA Y MODA Utensilio de aseo con una serie de púas paralelas usado para desenredar y peinar el cabello me han regalado un peine de marfil de púa ancha.
2. Herramienta para cardar cardaba la lana con elpeine. carda
3. TEXTIL Pieza del telar con una serie de púas entre las que pasan los hilos de la urdimbre.
4. Pieza metálica de algunas armas de fuego que contiene una serie de proyectiles. cargador
5. HISTORIA Instrumento de tortura, provisto de púas aceradas.
6. TEATRO Enrejado con poleas situado en el telar de un escenario de teatro, y del que cuelgan las decoraciones.
7. ANATOMÍA Empeine del pie.
8. Persona astuta y maliciosa cuidado con esta tipa, que es un peine. púa
9. a sobre peine loc. adv. A la ligera, a medias limpió la casa a sobre peine.
10. sobre peine loc. adv. 1. Pasando el peine por el cabello sin llegar a la raíz. 2. Con ligereza, sin mucho cuidado.
11. ¡te vas o se va a enterar de lo que vale un peine! coloquial Expresión con que se amenaza a una persona sobre dificultades o consecuencias futuras.

peine

 
m. Utensilio de hueso, cuerno, etc., provisto de una o de dos series de dientes para limpiar y componer el pelo.
ingen. mecán. Barra provista de una serie de púas, por entre las cuales pasan en el telar los hilos de la urdimbre.
teat. Enrejado con poleas situado en el telar del escenario, de donde se cuelgan las decoraciones.
zool. Cada uno de los apéndices sensoriales situados ventralmente en los escorpiones.

peine

('pejne)
sustantivo masculino
1. utensilio consistente en una barra con púas, utilizado para arreglar el cabello peine de plástico
2. barra con púas por las que pasan los hilos de la urdiembre Puso los hilos en el peine.
Sinónimos

peine

sustantivo masculino
Traducciones

peine

comb

peine

pinta

peine

Kamm

peine

kampa

peine

peigne

peine

pettine

peine

kam

peine

kam

peine

hřeben

peine

kam

peine

češalj

peine

peine

peine

kam

peine

pente

peine

หวี

peine

tarak

peine

lược

peine

梳子

peine

гребен

peine

SMcomb
¡te vas a enterar de lo que vale un peine! (Esp) → now you'll find out what's what!
peine de púasfine-toothed comb, nit comb

peine

m. comb.

peine

m comb
Ejemplos ?
¡Y los jovenzuelos! ¡Ah, con sus suéteres y chamarrones de trasnochados beatniks, con sus pantalones ligeramente sueltos y sin peine!
Él no podía aguantarse sin tocar continuamente su peine, sus sortijas, su pañoleta; algunas veces le daba en las mejillas grandes besos con toda la boca, o bien besitos en fila a todo lo largo de su brazo desnudo, desde la punta de los dedos hasta el hombro; y ella le rechazaba entre sonriente y enfadada, como se hace a un niño que se te cuelga encima.
Hallábase éste todavía en campaña cuando fué notificado, y contestó que mal podía ir á la cárcel quien, como él, aparte de ser hidalgo de solar conocido, era también el capitán más antiguo entre todos los del reino, razones que pesaron en el ánimo del pesquisidor para no insistir en lo de ponerlo entre rejas. ¡Buen peine de escaixlar lana fué el tal don Diego!
Vamos, Leonor, dime la verdad: oye, oye a los pájaros que parece que tienen baile: dime, Leonor, ¿qué pasa en esta casa?» Y a Piedad se le cayó el peine de la mano, cuando le tenía ya una trenza hecha a Leonor; y la otra estaba toda alborotada.
-exclamó la tijera, y, enfadada, le propinó un corte que lo dejó inservible. -Al fin tendré que solicitar la mano del peine. ¡Es admirable cómo conserva usted todos los dientes, mi querida señorita!
Andaba yo hecho un petimetre en aquellos tiempos, siempre muy tieso y almidonado. Tenía además un calzador y un peine, que jamás utilicé.
Tuve también relaciones con una primera bailarina; ella me produjo la herida, cuya cicatriz conservo; ¡era terriblemente celosa! Mi propio peine se enamoró de mí; perdió todos los dientes de mal de amores.
En su celda había una señora muy sucia y dos muchachas, sus hijas, pálidas, con los cabellos alborotados. Yo no pude por menos de pensar que más valía pedirle a Hopkins su cuchillo que su peine.
-¡Merecería ser condesa! -dijo el cuello-. Todo lo que poseo es un señor distinguido, un calzador y un peine. ¡Si tuviese también un condado!
La orden fue obedecida, y moviendo la cola como hubiera podido manejar el peine el más hábil peluquero, en un momento le dejó compuesto el cabello, y a falta de pomada le paseó por encima la lengua, quedando muy lustroso.
Cuando tomó posesión del cargo, don Cirilo, que a duras penas deletreaba letra de imprenta y firmaba con gurrupatos ilegibles, comprendió que necesitaba los servicios de un secretario para el despacho, y contrató por veinte pesos al mes para el ejercicio del puesto a un tinterillo o picapleitos del lugar. Era el don Cirilo hombre desaseado y en cuya cabeza nunca había servido peine, pues se alisaba los cabellos con los dedos.
Pasó por las luengas y enredadas greñas el peine y el cepillo; atusó lo propio la barba, y, ya atusada, la encrespó otra vez, distraídamente, con la mano: se lavó en agua fría, con jabón inodoro, y reluciente la tez con las abluciones, experimentando una sensación de salud y agilidad en el cuerpo robusto, de patriarca, salió al patio, donde ya esperaban los pobres convocados para recibir la limosna.