pegada

pegada

s. f. DEPORTES Potencia que el deportista puede imprimir a sus puños, golpes o tiros es un boxeador de fuerte pegada.
Traducciones

pegada

SF
1. (= atractivo) → appeal
un cantante con mucha pegadaa singer with great appeal
2. pegada de carteles (Pol) dio comienzo la campaña con la tradicional pegada de cartelesthe campaign began with the traditional sticking up of posters
3. (Cono Sur) (= mentira) → fib, lie
4. (Cono Sur) (= acierto) ¡qué pegada!what a piece o stroke of luck!
fue una pegada y por casualidadit was a complete fluke
5. tiene una excelente pegada (Boxeo) → he packs an excellent punch (Ftbl) → he has a good shot on him
Ejemplos ?
A las ocho reaparecieron los vómitos. Carlos observó que en el fondo de la palangana había una especie de arenilla blanca pegada a las paredes de porcelana.
Algunos durmiendo, con la piel pegada a los huesos, otros con los párpados tan inflamados que apenas podían mantenerlos abiertos.
Sin darse cuenta de ello, instintivamente, conoce la dueña de una casa que esa prenda ha estado fuera de su sitio destino. Prendas hay que no se hicieron para lucidas como cara de buena moza pegada á cuerpo de sílfide.
Después tuvo frío, cuando al acercarse al lecho un violento resplandor empujado por un golpe de viento iluminó la cabeza de su padre: sus rasgos estaban descompuestos, la piel pegada a los huesos tenía tintes verdosos que la blancura de la almohada sobre la que reposaba el anciano hacía aún más horribles.
Vete al plato y saca el vientre de penas. Pero ten cuidado de secarte los bigotes, no se te vaya a quedar nata pegada en ellos. Anda, vete, yo vigilaré.
En semejante situación de mi espíritu, ¿qué sensación no debería producirme una horrible palmada que una gran mano, pegada (a lo que por entonces entendí) a un grandísimo brazo, vino a descargar sobre uno de mis hombros, que por desgracia no tienen punto alguno de semejanza con los de Atlante?
En la pared frontera estaba pegada a la pared una imagen de Nuestra Señora, destas de mala estampa, y más abajo pendía una esportilla de palma, y, encajada en la pared, una almofía blanca, por do coligió Rincón que la esportilla servía de cepo para limosna, y la almofía de tener agua bendita, y así era la verdad.
La Magdalena sentada, de perfil, el codo apoyado en la rodilla derecha y la barba en la mano, con el ojo átono, como si no viera nada, pegada a la piedra que cierra el sepulcro y con el brazo izquierdo caído en una postura de infinito cansancio.
Cuando iba a confesarse, se inventaba pecaditos a fin de quedarse allí más tiempo, de rodillas en la sombra, con la cara pegada a la rejilla bajo el cuchicheo del sacerdote.
-Parece que está bastante animado. -No ha levantado en todo el día la cabeza, que tiene pegada a la mía. -Pues ahora la tiene erguida y los ojos muy abiertos.
-Yo soy la reina de las aves, chilló el águila; nada resiste a mi poder; el león no es para mí enemigo invencible y tengo a mis pies todo lo creado. -Ésa es tan orgullosa como tú, dijo una voz, débil como un zumbido, que resonó pegada al oído del príncipe.
Los filósofos que ven su alma unida verdaderamente y pegada a su cuerpo y forzada a considerar los objetos como a través de una prisión oscura y no por ella misma...