pavimento


También se encuentra en: Sinónimos.

pavimento

(Del lat. pavimentum.)
1. s. m. CONSTRUCCIÓN Suelo cubierto de forma artificial con algún material para hacerlo más resistente y liso el pavimento de la carretera es de asfalto.
2. CONSTRUCCIÓN Material usado para cubrir el suelo el gres es un pavimento delicado.

pavimento

 
m. ingen. Superficie artificial que se hace para que el piso esté sólido y llano.
Superficie transitable.

pavimento

(paβi'mento)
sustantivo masculino
1. capa dura, lisa y resistente de asfalto u otro material que cubre el suelo pavimento de adoquines
2. extensión de suelo pavimentado Todo el pavimento estaba en mal estado.
3. material que sirve para pavimentar pavimento de piedra
Sinónimos

pavimento

sustantivo masculino
suelo, solado, piso, adoquinado, entarimado, enladrillado, embaldosado.
Adoquinado, entarimado, enladrillado y embaldosado se utilizan según los materiales empleados.
Traducciones

pavimento

chodník

pavimento

fortov

pavimento

jalkakäytävä

pavimento

trottoir

pavimento

pločnik

pavimento

歩道

pavimento

인도

pavimento

bestrating

pavimento

fortau

pavimento

chodnik

pavimento

calçada, passeio

pavimento

trottoar

pavimento

ทางเดินเท้า

pavimento

kaldırım

pavimento

vỉa hè

pavimento

人行道, 路面

pavimento

路面

pavimento

SM
1. (de asfalto) → roadway, road surface
2. (de losas, gen) → paving; (en interior) → flooring
Ejemplos ?
Vigo, con vista débil todavía, contempla las imágenes fantásticas que sobre la pared y el pavimento, rotos por el cristal, sus rayos trazan.
XII El sol nace en Oriente; diríase al verlo que el genio de la luz, vencedor de las sombras, ebrio de orgullo y majestad, se lanza en triunfo sobre su carro de diamantes, dejando en pos de si, como la estela de un buque, el polvo de oro que levantan sus corceles en el pavimento de los cielos.
Y por si tanta honra pareciese escasa al lector, quiero que sepa que también regias plantas de dos dinastías se han deslizado sobre el polvo de aquel rústico pavimento.
La plata relucía en las tiendas de los orfebres, y la luz que llegaba oblicuamente a la catedral ponía reflejos en las aristas de las piedras grises; una bandada de pájaros revoloteaba en el cielo azul alrededor de los campaniles trilobulados; la plaza que resonaba de pregones de los vendedores olía a las flores que bordeaban su pavimento: rosas, jazmines, claveles, narcisos y nardos, alternando de manera desigual con el césped húmedo, hierba de gato y álsine para los pájaros; en medio hacía gorgoteos la fuente, y bajo amplios paraguas, entre puestos de melones en pirámides, vendedoras con la cabeza descubierta envolvían en papel ramilletes de violetas.
La cara ensangrentada de un Nazareno sin cabellera. Rogelio cae redondo contra el pavimento. Entretanto los padres han puesto en alarma la fonda y el vecindario.
Se la podía comparar a la luna, que en aquel mismo instante ascendía por el cielo, sombríamente azul, y cuyos rayos argentaban el mármol del pavimento y el ligero chorro del surtidor perfumado que caía en un piloncillo, en medio de la estancia.
Agarrándolos por el cuello de la chaqueta, los levantaba del suelo y los volvía a poner de rodillas sobre el pavimento del coro, con fuerza, como si hubiera querido plantarlos a11í.
"El Departamento de Conservación ha desplegado sus actividades en 954 kilómetros de pavimento; en 1,292 kilómetros de camino solamente revestido, con costo de administración y presupuesto de $ 1.807,100.00.
A los costados del pavimento se yerguen ancianas casas de adobe o bareque de una planta, con techos bajos que se sostienen en las vigas del amplio corredor frontal.
Pero era sobre todo a las horas de las comidas cuando ya no podia más, en aquella salita de la planta baja, con la estufa que echaba humo, la puerta que chirriaba, las paredes que rezumaban, el pavimento húmedo; toda la amargura de la existencia le parecía servida en su plato, y con los vapores de la sopa subían desde el fondo de su alma como otras tantas bocanadas de hastío.
María Blumengold, en la capilla del Papa, ante la Virgen, de rodillas, sin levantar la mirada del pavimento, confesaba aquella misma tarde, ya casi de noche, la historia de su pecado al Sumo Pontífice, que la oía arrimado al altar, sonriendo, y con las manos, unidas por las palmas, apretadas al pecho.
Sentados en el áureo pavimento a la vera de Zeus, los dioses celebraban consejo. La venerable Hebe escanciaba néctar, y ellos recibían sucesivamente la copa de oro y contemplaban la ciudad de Troya.