patriotero

(redireccionado de patrioteros)

patriotero, a

adj./ s. despectivo Que alardea de patriotismo con ostentación y afectación sus palabras patrioteras resultaron demasiado exageradas.

patriotero, -ra

 
adj.-s. desp.Que alardea excesiva e inoportunamente de patriotismo.
Traducciones

patriotero

jingo

patriotero

/a
A. ADJ (= chauvinista) → chauvinistic; (= jingoísta) → jingoistic
B. SM/F (= chauvinista) → chauvinist; (= jingoísta) → jingoist
Ejemplos ?
Bajo el sello de la EC se publicaron distintas líneas editoriales: Series bélicas: Frontline Combat ("Combate en el frente") y Two-Fisted Tales mostraban con frecuencia historias agotadoras y nada heroicas nada en sintonía con aquellos patrioteros tiempos.
Una parte del pueblo yankee, los jingoistas patrioteros, que no faltan en ninguna parte, están por la conquista armada; se la imaginan cosa fácil: unos cuantos cañonazos en los puertos mexicanos sin defensa, dos o tres matanzas con título de batallas en las que el número y la superioridad de las máquinas de guerra den a los americanos la victoria, un paseo de escuadras al derredor de los litorales mexicanos, una marcha triunfal de regimientos y batallones a través del país y luego la sumisión de los vencidos y la dominación establecida.
Nuestros patrioteros se alarman y desesperan de no poder evitar el éxodo de los proletarios; porque les disgusta quedarse sin esclavos y pensar que los extranjeros pensarán que así somos todos los mexicanos; andrajosos, sucios y miserables.
¡Sobran quienes quieran el empleo! — y remataba con su perorata de siempre: — Yo sí conocí la miseria, no como ustedes, patrioteros.
No hablemos de los egoístas francos, militares o paisanos, que porque la ley, deficiente, sin duda, no les exigía un sacrificio directo, ni de su persona, ni de sus bienes, veían con la indiferencia menos disimulada las catástrofes que nos hundían; no hablemos tampoco de los patrioteros hipócritas que por oficio tienen que emplear a diario toneladas de lugares comunes elegíacos en lamentar dolores de la patria que ellos no experimentan; pero ¡si fueran ésos solos!
---- Los burgueses franceses, de las minas de El Boleo, en la Baja California, explotan y azotan a los obreros mexicanos a su antojo, y éstos por falta de elementos con qué pagar su pasaje para salir de la península, están viendo morir de hambre a sus hijos. Pero es fuerza amar la paz, el nuevo Saturno de los patrioteros.
Por inexplicable contradicción nuestros criados de cuello duro eran patrioteros, admiradores del ejército y sus charrascas, aprobaban la riqueza y astucia de los patronos que los explotaban, y se envanecían del poderío de las compañías anónimas que en substitución del aguinaldo, les giraban una circular: el remoto Directorio de Londres, Nueva York o Amsterdam .
Todo español que huyendo de los patriotas y de los patrioteros se embarcaba para España, de fijo que para la opinión popular dejaba enterrados en un cuarto o en el corral de la casa alhajas y plata labrada, o escondidas en las vigas del techo muchas onzas peluconas.
Después de la batalla de Ayacucho no volvió el conde a meterse en belenes de política, y murió (cuando le roncó la olla) muy cristiana y tranquilamente, si bien algo desencantado de la patria, de los patriotas y de los patrioteros.
La histórica y preciosa bandera encerrada en una caja de jacarandá; sobre la que en relieve dorado se veían las armas de la república, permaneció algunos años arrinconada en el salón de uno de los ministerios, hasta que desapareció en uno de los patrioteros ataques de que ha sido víctima nuestro vetusto palacio de los virreyes.
Dios fue servido enviarnos plétora de billetes de Banco y eclipse total de monedas. Entre los patriotas y los patrioteros hemos dejado a la patria en los huesos y como para el carro de la basura.
Este predominio, casi exclusivo, de la vida exterior, del color sobre la figura, que es la idea; de la fórmula cristalizada sobre el jugo espiritual de las cosas; este servilismo del pensamiento, esta ceguedad de la rutina, y tantas y tantas miserias atávicas contrarias a la natural índole del progreso social en los países de veras modernos, me desorientan, me desaminan, me irritan..., y me marcho, me marcho. Excuso decirte que no creo en regeneraciones ni en Geraudeles patrioteros...