patriota

(redireccionado de patriotas)
También se encuentra en: Sinónimos.

patriota

(Del gr. patriotes, compatriota.)
s. m. y f. Persona amante y defensora de su patria fueron muchos los patriotas que murieron en la guerra.

patriota

 
com. Persona que tiene amor a su patria y procura todo su bien.

patriota

(pa'tɾjota)
sustantivo
persona que ama y defiende a su país Se comportó como un verdadero patriota.
Traducciones

patriota

Patriot

patriota

patriote

patriota

patriota

patriota

patriot

patriota

patriota

patriota

Vlastenec

patriota

Patriot

patriota

פטריוט

patriota

愛国者

patriota

Patriot

patriota

A. ADJpatriotic
B. SMFpatriot
C. SM (CAm) → banana
Ejemplos ?
Pero pronto comprendieron los patriotas que no habría elecciones a menos que los Estados Unidos se sintieran capaces de imponer su voluntad en las urnas, cosa que no podía ocurrir, aun utilizando todos los métodos de fraude conocidos.
Artigas llevó a los “primeros patriotas” a una unión de hecho (Asamblea de Paso de la Arena), basada en el interés común con motivo del armisticio de octubre de 1811.
Acaso antes o en la misma época que él, otros indianos “patriotas” hayan concebido y defendido en distintas regiones de Hispano-América, iguales o semejantes postulados y fórmulas.
No faltaban verdaderos patriotas que deseasen esta dichosa unión en términos justos y razonables; pero las grandes empresas requieren tiempo y combinación, y el ascendiente del Gobierno y desgraciadas circunstancias que ocurrieron por parte de esa y de esta ciudad, de que ya no conviene hacer memoria, la habían dificultado.
NOSOTROS, CIUDADANOS CUBANOS, herederos y continuadores del trabajo creador y de las tradiciones de combatividad, firmeza, heroísmo y sacrificio forjadas por nuestros antecesores; por los aborígenes que prefirieron muchas veces el exterminio a la sumisión; por los esclavos que se rebelaron contra sus amos; por los que despertaron la conciencia nacional y el ansia cubana de patria y libertad; por los patriotas que en 1868 iniciaron las guerras de independencia contra el colonialismo español y los que en el último impulso de 1895 las llevaron a la victoria de 1898...
Táchanse mutuamente de traidores y anti-patriotas; van al campo de batalla, prodigándose en bizarría, en lo que con propiedad podríamos llamar la primera guerra civil mantenida en este suelo; se persiguen con encono en todos los lugares y sin pararse en los medios y cuando la hora del triunfo llega para unos, suena para los otros la de la proscripción.
La influencia galvanizante del optimismo dejóse ver enseguida en la misma actividad combativa de las guerrillas; diariamente derrochando astucia y denuedo acercábanse ahora los patriotas a la plaza de Montevideo; golosos de aventuras y también (¿por qué no decirlo?) de barbaridades ancestrales.
Al norte de América del Sur (durante la década del veinte del siglo XIX en México y Centroamérica) el modelo republicano-federal de Estados Unidos ejerció un gran atractivo entre los patriotas.
Sala” debió reunirse para sus tareas en Florida, lugar donde residía el gobierno desde los comienzos memorables de junio de 1825, pero si así hubiera sido, perdíase una oportunidad para el “campanazo”… Los precedentes no podían obligar a la Junta de Representantes, “autoridad suprema de la Provincia” y para demostrarlo, contribuyendo a crear “la fibra legal” en el medio bárbaro, era conveniente, desde luego, establecerse en otra parte, aun cuando ello sirviera, además, para mostrar que los diputados preferían acercarse a Buenos Aires y alejarse de Lavalleja y los buenos soldados patriotas acampados en Durazno.
Siendo así, es evidente que falla por su base la tesis de los que a la vista del hecho cierto de la unión y remitiéndose a él exclusivamente, niegan que los patriotas de 1825 hayan iniciado la guerra con el propósito de alcanzar lo que se nos reconoció por el Tratado de Paz de 1828, la independencia.
José Artigas, caudillo de la democracia bárbara, que se había separado dl sitio de Montevideo desconociendo la autoridad nacional, que mientras los patriotas estrechaban aquel baluarte de la dominación española, tenían con él sangrientos combates por su espalda; había conseguido insurreccionar contra el gobierno general de los territorios de Entre Ríos y Corrientes, elevados ya al rango de Provincias.
En 1817, en los calabozos del Callao, un comisionado de San Martín, el general Domingo Torres (también montevideano), encontró allí entre otros patriotas aprisionados en Sipe-Sipe a Rafael Pérez...