patriótico

(redireccionado de patriótica)

patriótico, a

adj. De la patria o del patriota se alistó por cuestiones patrióticas.

patriótico, -ca

 
adj. Relativo al patriota o a la patria.

patriótico, -ca

(pa'tɾjotiko, -ka)
abreviación
que está relacionado con el amor a la patria propia Las canciones de este autor son consideradas himnos patrióticos.
Traducciones

patriótico

patriotic

patriótico

patriottico

patriótico

وَطَنِيّ

patriótico

vlastenecký

patriótico

patriotisk

patriótico

patriotisch

patriótico

isänmaallinen

patriótico

patriotique

patriótico

patriotski

patriótico

愛国的な

patriótico

애국적인

patriótico

patriotisk

patriótico

patriotyczny

patriótico

patriota, patriótica

patriótico

patriotisk

patriótico

มีใจรักชาติ

patriótico

yurtsever

patriótico

yêu nước

patriótico

爱国的, 爱国

patriótico

愛國

patriótico

ADJpatriotic
Ejemplos ?
Sólo el gobierno y sus agentes, desde lsa regiones del Ejecutivo, en el recinto del Congreso, en la prensa mercenaria, y todos los medios, se opusieron tenaz y caprichosamente á la amnistía que, á su pesar, llegó á decretarse por el concurso que supo aprovechar la inteligencia y patriótica oposición parlamentaria del 5º Congreso Constitucional.
El Frente Patriótico Nacional está llamado a coadyuvar la unificación de todas las fuerzas del pueblo para la realización de acciones comunes con vista a cumplir las tareas de desarrollo democrático nacional del país, contribuir a la formación patriótica de la población, a incorporar a todos los ciudadanos a la gestión de los asuntos de Estado y de la sociedad.
3 de abril de 1890 Señores: Se me ha nombrado presidente de la Unión Cívica, y podéis estar seguros que no he de omitir ni fatigas, ni esfuerzos, ni sacrificios, ni responsabilidades de ningún género para responder a la patriótica misión que se me ha confiado.
Es importante aclarar también, por consecuencia, que leer, trasciende el sentido cerrado y exclusivo atribuido al descifrado y comprensión de la lengua escrita, y aunque lo incluye, la propuesta se abre hacia toda intención semántica que subyace en, por ejemplo, cual se ha sugerido ya, una fotografía, un programa de televisión, una conversación, un gesto, una actitud, un bailes de salón, una fiesta, una ceremonia patriótica o comercial, y un mucho más tan amplio como la afirmación dicha por mí en otra parte, todo lo que toca el ser humano lo vuelve lenguaje.
Nada habría podido mi esfuerzo personal si vuestro concurso no me hubiese ayudado a crear esa vigorosa juventud creyente y patriótica, que yo veo preparada a recoger nuestra herencia y a proseguir nuestra misión.
Pero hay más; las Provincias que concurrieron a la honrosa cita, que se nos antoja como anticipo frustrado de la Confederación creada al fin por la conjunción del sable de Urquiza y el pensamiento de Alberdi, fueron precisamente todas las que por oír la exhortación publicada en 1812 por la Sociedad Patriótica de Buenos Aires, no tuvieron que esperar a la reunión del glorioso Congreso de Tucumán para poder sentirse de hecho y de derecho desvinculadas del Soberano español y de cualquier otro Gobierno o poder extraño a ellas mismas.
El caso más conocido y más importante es el de la “Segunda Sociedad Patriótica” que presidía Monteagudo, cuya elaboración, a mi parecer, ha sido equivocadamente apreciada por los historiadores que se limitan a atribuirle un proyecto de constitución, siendo así que, precisamente lo que le solicita el gobierno que ya había encargado el proyecto a una comisión especial según vimos, es algo muy diverso.
Con millones en la mano y estimulados por la aspiración patriótica del adelanto de Chile y por la conveniencia de garantir con su engrandecimiento la seguridad nacional ¿qué no haríamos?
Monteagudo, entonces presidente y líder de la “Sociedad Patriótica” en la cual después de enumerar los agravios y atropellos causados por el Triunvirato, que iba a ser desplazado del mando, se dice en conclusión: “En esta virtud, pide a V.E.
VII De los antecedentes que acabamos de examinar en un recorrido casi en fuga, emergen asociados – diríase que obstinadamente – como temas de preocupación continuada y general, dos conceptos que conviene destacar para que se comprenda y aprecie el Congreso de Concepción en toda su gran significación histórica y patriótica.
Por lo demás, concretando al campo de la historia rioplatense nuestra observación, podemos señalar como pruebas objetivas de la vigencia de dicho concepto, el proyecto de Constitución elaborado en 1812 en la Sociedad Patriótica de Buenos Aires; la Constitución de Santa Fe de 1820; la de Entre Ríos de 1822; la de Corrientes de este mismo año; el tenor de las cartas de ciudadanía que también en 1822 se otorgaran en la “Provincia y República de Tucumán”.
En la consecución de muchos de estos logros, hemos contado con la participación de diversos actores políticos y sociales, a quienes hemos reconocido su actitud patriótica y constructiva.