pato


También se encuentra en: Sinónimos.

pato, a

(Voz onomatopéyica.)
1. adj./ s. Se aplica a la persona poco diestra y sin gracia soy un pato y no me gustan las manualidades. patoso
2. s. ZOOLOGÍA Ave palmípeda anátida, de pico ancho y torso corto, excelente voladora, migratoria en estado salvaje, que se alimenta de partículas vegetales o de pequeñas presas que encuentra en el agua.
3. s. m. Argent. DEPORTES Competición deportiva en la que dos equipos, de cuatro jugadores cada uno, intentan introducir en el aro una pelota de seis asas llamada pato.
4. Méx., Cuba, P. Rico, Venez. Hombre homosexual o que tiene un comportamiento afeminado.
5. Méx., Cuba Orinal de cama para el hombre.
6. pato cuchara ZOOLOGÍA El de colores vistosos blanco, verde, azul y negro y cuyo pico es grueso y tiene forma de espátula.
7. pato de la boda Argent. Persona a la que se atribuyen culpas o responsabilidades ajenas.
8. pato negro ZOOLOGÍA Negrón común, ave palmípeda.
9. pato real ZOOLOGÍA Azulón, ave palmípeda.
10. estar o andar pato Argent., Chile, Urug. Estar una persona sin dinero o arruinado.
11. estar una persona hecha un pato o un pato de agua coloquial Estar empapado o sudado me ha pillado la tormenta y estoy hecho un pato.
12. pagar una persona el pato coloquial Sufrir el castigo que merecía otra persona yo no lo hice, pero pagué el pato.
13. salga pato o gallareta coloquial Se usa para indicar que se hará una cosa sin tener en cuenta sus resultados o consecuencias.
NOTA: Nombre científico: (Anas clypeata.)

pato

 
m. zool. Nombre común de diversas especies de aves anseriformes de la familia anátidos, en especial las razas domésticas.
pato cuchara Ave anseriforme (Anas clypeata), de pico estrecho en la base y ancho en el ápice.
pato mandarín Ave anseriforme (Aix galericulata); el macho tiene el plumaje abigarrado y la hembra gris.
Pagar el pato. fig. Cargar con la culpa o responsabilidad de un error o falta de varias personas.

pato, -ta

('pato, -ta)
sustantivo masculino-femenino
ave acuática de cuerpo grueso y pico ancho que vive en estado salvaje o domesticado Los patos salvajes son aves migratorias.
cargar con la culpa sin merecerlo Tu armas los líos y a mí me hacen pagar el pato.
Sinónimos

pato

sustantivo masculino
1 parro, ánade, lavanco, alavanco.
Lavanco y alavanco designan al pato bravío.

pato negro sustantivo masculino fusca, negrón.
Traducciones

pato

duck, drake

pato

патица, паток

pato

ànec

pato

and

pato

Ente

pato

anas, anatis

pato

eend

pato

and

pato

anka, and

pato

kachna

pato

ankka

pato

patka

pato

アヒル

pato

오리

pato

kaczka

pato

pato

pato

เป็ด

pato

ördek

pato

con vịt

pato

鸭子,

pato

pato

SM
1. (Orn) → duck
pagar el patoto carry the can
ser el pato de la boda o fiesta (LAm) → to be a laughing stock
salga pato o gallareta (LAm) → whatever the results
pato a la naranjaduck à l'orange
pato coloradored-crested pochard
pato de reclamodecoy duck
pato (macho)drake
pato malvasíawhite-headed duck
pato real, pato silvestremallard, wild duck
2. (= persona aburrida) → bore
estar hecho un patoto be terribly dull
3. (= torpe) ser un patoto be clumsy
4. (= aburrimiento) → boredom; (= período aburrido) → boring time; (= fiesta) → bore, drag
5. (Andes) (= gorrón) → sponger
viajar de patoto stow away
6. (Andes) (= inocentón) → sucker
7. (Méx) hacer el pato o hacerse patoto act the fool
8. (Cono Sur) ser un pato o estar patoto be broke
pasarse de pato a gansoto go too far
9. (LAm) (= bacineta) → bedpan

pato

m (Amer, orinal) urinal
Ejemplos ?
Pues casa es, y no un rancho cualquiera: cuatro piezas, cuatro puertas y cuatro ventanas, con un corredor todo en contorno, y en la punta, una cola de pato, donde se podrá dormir, en verano, siestas inefables; paredes espesas, bien revocadas y blanqueadas, adornadas por un albañil artista, de piedras imitadas con primor, y pintada, -arrogante-, en lo alto del mojinete, la marca del establecimiento en formación.
Y los niños gatos a la vieja rata Uno por la pata y otro por la cola Don Renacuajito mirando este asalto Tomó su sombrero, dio un tremendo salto Y abriendo la puerta con mano y narices, Se fue dando a todos noches muy felices Y siguió saltando tan alto y aprisa, Que perdió el sombrero, rasgó la camisa, se coló en la boca de un pato tragón y éste se lo embucha de un solo estirón Y así concluyeron, uno, dos y tres Ratón y Ratona, y el Rana después; Los gatos comieron y el pato cenó, ¡y mamá Ranita solita quedó!
Ya enderezó como loco El Dotor cuando la vió, Pero el Diablo lo atajó Diciendolé: -"Poco a poco: Si quiere, hagamos un pato; Usté su alma me ha de dar Y en todo lo he de ayudar.
Una tropa de hermosos pavos se acerca, haciendo al andar vigorosos signos de asentimiento con sus cabezas. -Han dicho que sí -dice el pato portugués.- ¡Tan disciplinados!
-¡Ay, Dios mío!, contestó el pobre Juan, que comenzaba a temblar de miedo; ¡tened compasión de mí! Si me quisierais hacer un favor, cambiaríais mi cerdo por vuestro pato.
na noche de Carnaval, varios amigos que habían ido al baile y volvían aburridos como se suele volver de esas fiestas vacías y estruendosas, donde se busca lo imprevisto y lo romancesco y sólo se encuentra la chabacana vulgaridad y el más insoportable pato, resolvieron, viendo que era día clarísimo, no acostarse ya y desayunarse en el Retiro, con leche y bollos.
Y cogiendo la cuerda se llevó con prontitud el cerdo por un camino extraviado, mientras que el honrado Juan, libre de inquietud, marchaba con su pato debajo del brazo.
Para ello, solo necesitáis una piedra de afilar, lo demás se consigue con el tiempo. Yo tengo una un poco descantillada, es verdad, pero os la daré de balde por vuestro pato.
No es cosa difícil estar a gusto y a sus anchas entre los extraños, y no es otra mi historia, pues por mi porte y plumaje debéis haber colegido que soy, originaria de muy lejos de aquí. Mi marido, aquel pato obeso que allí veis durmiendo la siesta, no es de mi raza, es de este país.
Aquí he dicho a los caciques sirvan bien a los cristianos, porque ahora envío por muchos, y si no lo hacen, pagarán el pato; y como hasta aquí no les he mentido, temen y dicen servirán.
-No tengas cuidado, respondió el buen hombre; -no le tocaré. -Y echó al agua el pato que había cogido. Al volver vio un árbol muy grande, medio hueco, a cuyo alrededor volaban abejas salvajes.
Uno se imaginaba estar oyendo a un goloso deleitarse con la preparación de un sabroso pato para la fiesta de San Miguel cuando describía cómo quemaron a un caballero español, para que indicase dónde ocultaba sus riquezas; lo hacía con tal lujo de detalles que todos los ricos burgers presentes se movían incómodos en sus asientos.