parejero

Traducciones

parejero

A. ADJ (Caribe) (= demasiado confiado) → cheeky, sassy (EEUU) ; (= presumido) → cocky, over-confident
B. SM
1. (LAm) (= caballo) → racehorse
2. (Caribe) (= persona) → hanger-on
Ejemplos ?
Rapidito el capitán dijo a Mitre con valor: "No la huela general!" No vio la CONTRAFLOR? CONTRAFLOR AL RESTO. El burro no es parejero y nosirve para correr, yo también pinto de un palo. CONTRAFLOR AL RESTO, che.
Un día llega todo apurado al pueblo un forastero, joven, buen mozo, pero a medio vestir y montado en un parejero ensillado de prisa con dos matras; se baja en una casa de negocio y allí cuenta que le han robado una tropilla de la misma marca del parejero; que él es hijo de un estanciero de la otra provincia, y que, sin haberse dado tiempo para nada, salió siguiendo a los ladrones.
-«¡Quién sabe si el muchacho no va a querer compadrear con él y me lo manca?» Y del parejero, fácilmente pasa a pensar en un gaucho medio loco, Silverio Montana, que lo quiere correr seis cuadras y a quien se la va a ganar robada.
–¡Si quieren óir, oigan! y si no, que enfrene y largue otro, que ni el mejor parejero corre cuando se l'enrieda un cuzco en las manos...
-Es mi socio -dice Fulánez, con una guiñada; y como gana o pierde la carrera, según queda arreglado de antemano con el compositor, éste ya pasa de socio, y fácilmente se comprende que nadie le va a mezquinar un atado de cigarrillos, de los buenos, o un vaso de vino. Es cierto que también tiene que varear al parejero, a horas fijas, especialmente en la madrugada, y con tino.
Al llegar al rancho, lo vieron muy sí señor, parado en la puerta, y tomando mate, con el parejero ensillado en el palenque, listo para la disparada.
―¿No quiere maniar su overo? ―Dejeló a mi parejero que es como mata de pasto. Ya una vez, cuando el abasto, mi cuñao se desmayó; a los tres días volvió del insulto, y crea amigo, peligra lo que le digo: el flete ni se movió.
Juan, que hasta entonces sólo había cuidado el parejero como para prepararlo superficialmente, prometió a su patrón que en los quince días de plazo que tenía para la carrera lo iba a poner invencible.
Cuando Loritegui supo que venía la indiada, a pesar de los consejos de sus peones, se negó a disparar, y dejando que otro aprovechase el parejero que para ese caso siempre había tenido listo, se encerró en el rancho, con los dos gauchos que con él habían venido de adentro.
dice, casi en voz alta; ¿qué va a hacer ese chueco?» Con todo, queda con la pesadilla. Pero, pronto, le pasa por la cabeza el recuerdo del parejero alazán que dejó en el rancho, al cuidado de su hermano menor.
El overo, gordo, sin ser pesado, ni tampoco con formas de parejero, demostraba bien ser el caballo ideal de trabajo que sueña tener, para lucirse en el rodeo, todo gaucho, y que pocos, en realidad, saben, si no adiestrar, por lo menos conservar en sus buenas condiciones: bien tuzada la crin, en la forma que presentan a menudo los caballos de las antiguas esculturas romanas, lo que hacía más salientes las orejas; la cola larga, sin exageración, y primorosamente peinada; sanito de manos y patas, llevaba en el lomo un recado bien completo, confortable y adecuado, por su composición, a la conservación del caballo y a las necesidades del amo.
n el patio de la pulpería, atado a una estaca cortita, el hocico hundido en la trompeta, cubierto con una funda de arpillera que lo protege mal que mal del sol, durante el día, y de la helada, durante la noche, la cabeza agachada, dormita el parejero, dando el conjunto de su persona la idea de un aburrimiento profundo.