Ejemplos ?
Cápsula subglobosa, ligeramente deprimida en la parte superior. Semillas numerosas, reticuladas, con costillas longitudinales y estrías transversales, de amarillo-parduscas a negruzcas.
Sin embargo las bases de algunos árboles están estriados. La base es de color café cremosa, con marcas rojizas y parduscas. La corteza también placas levantadas.
El color grisáceo de su piedra se adapta perfectamente al paisaje de sus tierras parduscas, el verde del valle y el azul del cielo, creando un cromatismo equilibrado y de gran belleza.
amarix mascatensis, es un arbusto o arbolillo caducifolio perteneciente a la familia de las tamaricáceas. Es un árbol de hasta 3 m de altura, glabro en todas sus partes. Ramas rojizas o parduscas. Hojas de 1,5-3,3 mm.
Su canto es un silbido de tres notas, descendente, con algunas tonalidades lastimeras. Anida en arbustos y pone entre 3 y 5 huevos blancos con manchas parduscas.
Los extremidades posteriores son normalmente más pálidas y similares al color de la espalda con excepción de la típica coloración oscura en las rodillas. El vientre varía desde blanco con tonalidades parduscas hasta un amarillo claro, y no contrasta en los costados.
Inicialmente blanca, primero desarrolla manchas anaranjadas/ violeta y luego de color naranja parduscas; en especímenes de mayor edad, el estipe puede ser de color rojo ladrillo a marrón.
Las axilas son inicialmente lanudas. Los 1-3 espinas centrales son de pelusas peludas rojas parduscas, y amarillas en la base. Miden de 10 a 12 milímetros de largo.
Yemas florales subterráneas, las que emergen en la antesis (usualmente sólo el perianto), excepto en Hydnora triceps, donde son permanentemente subterráneas. Flores grandes, parduscas, actinormorfas, perfectas (funcionalmente unisexuales en Hydnora esculenta).
Por otra parte, el retrato que aparece en segundo plano de La feria de Madrid evoca a una factura velazqueña indudable, y la distribución de figuras, así como tonalidades parduscas, de Juego de pelota a pala, recuerdan una vez más al maestro de Sevilla.
En este contexto, la denominación de color «pardo» incluye a un conjunto de tonalidades parecidas al estándar, llamadas parduscas, pardiscas, parduzcas, amarronadas o marronáceas.
La quilla del esternón, en el que son conectados los músculos para volar, también es reducida mucho. Las partes superiores son negruzcas y las partes inferiores son parduscas.