panecillo

(redireccionado de panecillos)

panecillo

1. s. m. COCINA Pan pequeño preparó unos bocadillos en unos panecillos para la excursión.
2. COCINA Bollito dulce que se toma en el desayuno.
3. COCINA Cualquier alimento hecho con harina que tiene forma de pan pequeño.

panecillo

 
m. Pan pequeño.
Mollete esponjado, propio para el desayuno.
Lo que tiene forma de un pan pequeño.

panecillo

(pane'θiʎo)
sustantivo masculino
pan de pequeño tamaño que suele tener diferentes formas panecillo redondo
Traducciones

panecillo

roll, bread roll

panecillo

houska, role

panecillo

bolle, rulle

panecillo

rulla, sämpylä

panecillo

pecivo, rola

panecillo

ロールパン, 転がり

panecillo

두루마리, 브레드 롤

panecillo

bolletje, rol

panecillo

rull, rundstykke

panecillo

bułka, rulon

panecillo

rulle, småfranska

panecillo

ขนมปังกลม, ม้วน

panecillo

ổ bánh mì, sự lăn tròn

panecillo

SM(bread) roll
Ejemplos ?
Su hijo heredó todos sus caudales, y vivía alegremente: todas las noches iba al baile de máscaras, hacía cometas con billetes de banco y arrojaba al agua panecillos untados de mantequilla y lastrados con monedas de oro en vez de piedras.
Al incorporarse un poco en el lecho vio que su esposa, señora muy respetable y gran amante del café, estaba sacando del horno unos panecillos recién cocidos.
Era el lego generalmente querido por lo servicial y afectuoso de su carácter, así como por su reputación de hombre moral y devoto. El repartía al pueblo los panecillos de San Nicolás, y por esta causa gozaba de más popularidad que el gobierno.
Ello es que se extendió acta de lo ocurrido, en la que después de citar a los santos padres, de recurrir a los breves secretos de Paulo III y otros pontífices, y de destrozar los cánones, fue aprobada la conducta del que no se paró en pollas ni en panecillos, con tal de sacar avante lo que se llama fueros y dignidad de la Iglesia de Cristo.
Brazos, espaldas, senos desnudos, azucenas, rosas, panecillos de marfil coronados de cerezas; ecos de risas áureas, festivas; y allá, entre las espumas, entre las linfas rotas, bajo las verdes ramas...
Yo no sé cómo se las compondría el santo, ni si repartió panecillos benditos en la corte celestial para propiciarse influencias y salir airoso en el empeño; pero uniformemente dicen las crónicas que he consultado que, paseado el santo en procesión de rogativa por el claustro, lo condujeron las monjas al coro, donde, interrumpiendo el religioso cántico y con gran alharaca, penetró una hermana lega gritando: -¡Madrecitas!
¡Que ricos se veían los dulces! ¡Y los panecillos azucarados que tanto anuncian en la tele! ¡Qué importa que no te sirvieran leche, al fin que allí había el jugo negro de un refresco embotellado!
Hubo en Lima, allá por los tiempos de los virreyes marqués de Guadalcázar y príncipe de Esquilache, una dona María la Torre de Urdanivia, mujer de mucha industria y arrequives, la cual estableció una panadería y se arregló con la comunidad agustina para tener el monopolio en la elaboración de los panecillos de San Nicolás.
La mujer del boticario los comía como ellos, heroicamente, a pesar de su detestable dentadura; por eso, todas las veces que el señor Homais hacía un viaje a la ciudad no se olvidaba de llevarle panecillos, que compraba siempre en la fábrica de la calle Massacre.
Cuando me he despertado, al día siguiente, por la mañana, muy temprano, me he vuelto hacia mi madre y le he dicho: "Dame mi desayuno, que tengo que ir a la escuela." Mi madre me ha dado dos panecillos y yo me he puesto en camino; mi madre me ha dado dos panecillos y yo me he ido a la escuela.
Pero el milagro que llevó a su apogeo el aprecio popular por los panecillos y que hizo caldo gordo a la panadera, fue el siguiente, que vale por una gruesa de milagros.
Así lo hizo puntualmente el hombre por la gran devoción que profesaba a San Francisco, y le llevó á dicha isla. San Francisco no llevó consigo más que dos panecillos.