panacea


También se encuentra en: Sinónimos.

panacea

(Del lat. panacea < gr. panakeia, planta a la cual se atribuía la virtud de curar todos los males.)
1. s. f. FARMACIA Medicamento o remedio al que se le atribuye la capacidad de curar muchas enfermedades esta pomada no es una panacea, pero aliviará el picor.
2. Solución para resolver toda clase de problemas y dificultades los iluminados de este partido creen tener la panacea de todos los males de nuestra sociedad. curalotodo
3. panacea universal OCULTISMO Remedio que los alquimistas buscaban para curar todas las enfermedades.

panacea

 
f. Medicamento a que se atribuye eficacia para curar diversas enfermedades.
fig.Remedio o solución para cualquier tipo de problemas.
panacea universal Remedio que buscan los alquimistas para curar todas las enfermedades.

panacea

(pana'θea)
sustantivo femenino
remedio o solución que sirve para cualquier tipo de problema Ese nuevo remedio no es la panacea.
Sinónimos

panacea

sustantivo femenino
1 (medicamento) sanalotodo.
2 remedio, solución.
Por ejemplo: nadie sabe cuál es la panacea para solucionar un problema social tan importante como es el problema del paro.
Traducciones

panacea

Panazee

panacea

panacea

panacea

panacée

panacea

panacéia

panacea

panaceum

panacea

панацея

panacea

universalmiddel

panacea

万能薬

panacea

universalmedel

panacea

SFpanacea

pan·a·ce·a

f. panacea, a remedy to cure all ills.
Ejemplos ?
Y no motejéis al olvido, ese bálsamo, esa panacea, ese dulce elixir de vida que Dios envía a las criaturas, como a las plantas envía su refrigerante rocío.
Seguiremos apoyándolos en el petróleo para continuar el camino del desarrollo, cuidando su racional aprovechamiento en beneficio de las presentes y futuras generaciones, sin considerar al petróleo como panacea que nos ahorre el esfuerzo en los demás aspectos de nuestro desarrollo.
Todo se confía al azar, todo se espera de lo imprevisto, se cree en los milagros de la santa revolución, como si la revolución fuera alguna panacea y no un hecho doloroso y cruel que ha de forjar el hombre con el sufrimiento de su cuerpo y el dolor de su mente.
Ni hemos perdido todo, ni podemos esperarlo todo de la devaluación. No es ni desastre ni panacea. Expresa, objetivamente, nuestra relación de intercambio con el resto del mundo.
Sin embargo, esto lo glorifican muchísimos liberales y librepensadores al sostener que las mujeres necesitan una religión, imitando así el ejemplo del boticario que elabora una panacea, la vende como infalible, pero se guarda muy bien de administrársela a sí mismo.
En una ocasión dijo la panadera que ese día no había panes, sino el uparse el dedo meñique; porque un descuido del maestro del amasijo bahía hecho que se quemasen en el horno y la masa estaba carbonizada. Los enfermos tenían, pues, que quedarse sin la religiosa panacea, y el vecindario andaba compungido por desventura tamaña.
Hasta ese año del colapso, proveniente de la suspensión de los trabajos de explotación minera, por parte de la South American Development y Co., y la Shell Mera, y después de la psicosis del oro, advino una ligera panacea de ilusión lejana, que nos acarició levemente, con; el engaño de nuestro mismo Gobierno, al decir que se iban a iniciar nuevas industrias con las maquinarias que nos dejaba la compañía de Portovelo y la petrolera del Oriente.
No digo que sean la panacea, no digo que estén perfectos, pero para trabajadores que gozan de estabilidad frente al resto de los trabajadores, por ejemplo, que cuando no anda la fábrica le cierran la persiana y los echan; por el tiempo que también tienen de cuatro horas frente a la jornada laboral obligatoria de ocho horas para cualquier trabajador; frente a la suerte también, porque siempre fue así y está bien que sea así, de tres meses de vacaciones frente a trabajadores que tienen vacaciones mucho más reducidas; con el esfuerzo que hemos hecho de dotar a nuestros alumnos de netbooks.
Pasaron algunos meses (que yo empleé, por supuesto, en averiguar el origen y alcance de la frase), y otra noche en que Merceditas me refería el cómo y el porqué un mi amigo y novio de ella había cambiado de ídolo, la dije con aire de quien administra una panacea o curalotodo: -A rey muerto, rey puesto, y ¡que repiquen en Yauli!
Hete aquí que el Sistema que queremos desechar nos es presentado como la panacea que nos permite librarnos de las iras del poder.
–Oh, una profunda. Afortunadamente Dios también es médico, y ha encontrado la panacea universal, el olvido. »–Pero hay dolores que matan –le dije.
Vamos a seguir trabajando bilateralmente con otro países, y se está considerando muy seriamente, lo hemos estado trabajando, tanto con representante de organizaciones empresariales como con miembros de nuestro Congreso para promover una ley, que si bien no será una panacea...