Ejemplos ?
Media vuelta 4 compases Giro y Coronación 4 compases En la segunda se esconde primero el varón. La actitud de esconderse debe acompañarse con palmoteo.
Y al verle poner una silla en medio del estrado, para que le sirva de dama una de las señoritas de la casa, por mera complacencia, se presta a hacer el papel de la silla, y se pone en pie, entre el general palmoteo.
Probemos, pues, que el viento que corre muda la veleta, mas no la torre, y sin más gori-gori reclamemos del edicto. El palmoteo y los vítores fueron estrepitosos.
La tarde iba cayendo; los últimos rayos del sol otoñal iluminaban dulcemente la calle convertida en centro de reunión del vecindario; allí, en la casi totalidad de las puertas, habían formado su tertulia en pintorescas agrupaciones mozas y mozos, viejas y viejos, rapaces y rapazas; aquí, un zagalón retrepado en una silla contra la pared, punteaba diestramente en un mal guitarro unas bien interpretadas guajiras; allí, un chaval de indiscutible abolengo gitano ondulaba su cuerpecillo flacucho y suelto al compás del acorde palmoteo de sus camaradas...
Y momentos después enmudecían todos a los sones de la bien tañida vihuela, y cantaoras y bailaoras rompían en un acompasado y sonoro palmoteo, adelantando los bustos de eréctiles arrogancias y alargando los desnudos brazos, dignos todos ellos de ser embellecidos por ajorcas orientales.
El Certero no pestañaba siquiera mirando a María, la cual, después de brindarle el baile en una mirada, afianzóse el pavero sobre la rubia crencha, repiqueteó los dedos que sonaron como crótalos de cristal, a la vez que arqueaba los brazos, entornó los párpados con las de Caín en las fulgurantes pupilas, contrajo sus labios en una sonrisa ardiente y retadora y dio comienzo de modo brusquísimo y nervioso al baile, al acorde resonar de las guitarras y del alegre palmoteo.
El pueblo, en medio de su sorpresa, más que en el jinete se fijó en el brioso corcel y en el lujo del atavío, y hubo un atronador palmoteo.
El despejo prometía ser de lo bueno lo mejor. El pueblo rompió en atronador palmoteo. Hecha la presentación de armas cesó la música; y el capitán, a toque de corneta, hizo lo que en tecnicismo militar se llama ejercicio de compañía, tal como diariamente lo practicaba en el patio del cuartel.
Esta consta de una notación grave y muy dramática del teclado que cubre las partes sin letra, percusión apagada, una segunda percusión que simula un palmoteo y con tan sólo la voz de David Gahan en segundo plano recitando, no propiamente cantando una letra sobre pecado y perdón con otro acompañamiento de percusión rítmica y que concluye con la tétrica sentencia que le da título, “To Have and to Hold”, la cual irónicamente fue tomada en realidad de los votos matrimoniales en lengua inglesa, pues e traduce como Tener y Retener, o Tener y Poseer, o Tener y Abrazar, o Tener y Conservar, que sin embargo le da un cierto sentido siniestro.
Pueblo acogedor por que llegan de otros caseríos a evidenciar la cordialidad con que se recibe al que allí llega: se baila, se goza, se bebe al son de una papayera, banda y pajarito, con instrumentos elaborados por su propia gente como la guacharaca, caracterizado por un pedazo de madera que se le coloca un fondo haciendo forma de tambor, el palmoteo, las velas, la flauta de millo y la voz de quien de pronto improvisa una copla o un verso a su gente, a la mujer, organizándose así los tradicionales conjuntos vallenatos.
Quizá el kōan más famoso es aquel en el que el maestro hace un palmoteo y dice: " Este el sonido de dos manos, ¿cuál es el sonido de una sola mano?
El mapalé es una danza de pareja suelta. Se baila con pasos cortos, ritmo acelerado y palmoteo constante de los bailarines. Las rutinas se inician con la formación de dos filas individuales una frente a la otra, por parte de hombres y mujeres, para efectuar avances hacia delante y hacia atrás.