palique


También se encuentra en: Sinónimos.

palique

1. s. m. coloquial Conversación intrascendente llevas toda la tarde de palique, sin hacer nada. charla
2. PERIODISMO Artículo breve de tono crítico o humorístico han publicado un palique tuyo muy divertido.
3. tener una persona mucho palique coloquial Hablar mucho.

palique

 
m. fam.Conversación de poca importancia.
pren. Artículo breve de tono crítico humorístico.

palique

(pa'like)
sustantivo masculino
1. conversación sobre temas poco importantes No me andes de palique y vamos al grano.
2. facilidad de ciertas personas para la conversación El palique del comediante era legendario en la región.
Sinónimos

palique

sustantivo masculino
Traducciones

palique

gab

palique

SMchat, chitchat
darle al palique; estar de paliqueto chat, natter
Ejemplos ?
El marqués de Villaurrutia muy gustoso de los chismes, autor de Palique Diplomático, zahiere de nuevo a la soberana en su obra de los años 20 La reina María Luisa, esposa de Carlos IV.
Como la Comandancia del Apostadero Naval de Punta Arenas envió al escampavía Huemul, el 16 de noviembre de 1900 se produjo la retirada de los argentinos, sin enfrentamientos. Entre el 8 de febrero y el 24 de mayo, se produjeron nuevos incidentes en el cerro Palique en la misma región.
¡Charrán! ¡Hora, hora y media de palique con otra mujer! -Hora y media, desde las once a las doce y media; y vaya una jembra, camará.
-Vaya, tan mal que ahora memisto he pasao yo por su casa y me la he encontrao de palique, en la ventana, con Perico el Talabartero.
Embelesado y engolfado estaba yo charlando con doña Marcela, a ratos en andaluz y a ratos en inglés, cuando la temerosa aparición de Currito el Guapo vino a interrumpir nuestro palique.
Pero, volviendo a los banquetes, antes de que se me vaya el santo al cielo por echar una mano de político palique, si bien no lucía en ellos la pulcra porcelana, se ostentaba en cambio la deslumbradora vajilla de plata; y si se desconocía la cocina francesa con todos sus encantos, el gusto gastronómico encontraba mucho de sólido y suculento, y váyase lo uno por lo otro.
Supónte tú que vengo de ca de Dolores, de decirle a la Dolores que yo no me puéo casar con ella ni con nadie más que con una que es más malita que un tiro, y que se ha emperrao en que yo esta noche me la pase de palique con el sereno.
Pos bien: estaba yo de palique con él, como le digo, cuando, de pronto, se nos mete por las puertas un bandurrio de gentes de las que vuelven de la siega en la campiña, que es cuando están esos pobreticos pa que se les metan los cimbeles.
-No diré yo que lo sea, pero el hombre que tiée hipotecá la chaveta a una mujer, ese hombre no se está de palique hora y media con otra en una esquina.
De lo otro, nada; mucho palique, mucha vulgaridad, indianos restaurados, pollos de Universidad, retahílas incomprensibles medio en hebreo y la mitad en castellano.
Los quereles son los que mandan, y lo que yo pueo decir a usté, compadre, es que en este mismísimo momento su compadre de usté y mi comadre están como estamos nosotros de palique u de argo más que palique, que no sería yo la que metiera por ellos un deo en la candela.
harla con Leónidas BailenI C o n t r a lo que habitualmente me pasa, siéntome esta noche con un humor tan barrabasado como andan los tiempos, y entre cigarro y cigarro me pro­ pongo desterrar la murria, echando una mano de palique con el Leónidas de las Termopilas limeñas.