Pánfilo


También se encuentra en: Sinónimos.

pánfilo, a

(Del gr. pamphilos , el que todo es amor.)
1. adj./ s. Se aplica a la persona pausada y lenta en sus acciones es tan pánfilo que cuando llegó a la fiesta ya se había acabado todo. desidioso rápido
2. Que es ingenuo y bobo en extremo el muy pánfilo se creyó la historia de fantasmas que le contaron. tonto listo
3. adj. Colomb. Pálido, que no tiene color.
4. s. m. JUEGOS Juego que consiste en apagar una cerilla con la que se intenta quemar a otro, soplándola y diciendo una palabra al mismo tiempo.

pánfilo, -la

 
adj.-s. Muy pausado y calmoso.
m. Juego que consiste en apagar una cerilla pronunciando la palabra pánfilo.
Sinónimos

pánfilo

, pánfila
Traducciones

Pánfilo

gullible

Pánfilo

panfilo

pánfilo

ADJ
1. (= crédulo) → simple, gullible; (= tonto) → stupid; (= lento) → sluggish, lethargic
2. (Andes) (= pálido) → pale, discoloured, discolored (EEUU)
Ejemplos ?
El enamorado accede a la solicitud y, después de muchos trabajos, encuentra a la desgraciada mujer, y ambos van en pos de Pánfilo.
Grimalte toma en cargo darle sepultura y reta a batalla a Pánfilo, quien no accede por merecer, según afirma, pena mayor que la muerte, la cual cumplirá en un lugar solitario junto a los brutos animales.
Prieto, José Ruiz y César Moya; tropas de infantería y artillería de Jalisco al mando de los generales Francisco Carrera Torres y Pánfilo Natera García, así como importantes remesas de municiones que desde Ciudad Juárez le envió su hermano el general Hipólito Villa.
De acuerdo a la crónica de Vito Alessio Robles, en su obra “La Soberana Convención Revolucionaria” a la media noche del 31 de octubre, el General Pánfilo Natera, en su calidad de vicepresidente de la Mesa Directiva sometió a discusión la designación de un presidente interino de la República.
El 17 de junio de 1527, Álvar Núñez Cabeza de Vaca partió de Sanlúcar de Barrameda, rumbo a América, como tesorero y alguacil mayor en la expedición que capitaneaba el gobernador Pánfilo de Narváez, que tenía por objetivo la conquista de Florida y la búsqueda de la Fuente de la eterna juventud, entre el río de las Palmas y el cabo de la Florida.
Era preciso cristianizar al resto, por lo que, a solicitud de Diego Velázquez, en la primavera de 1512, Bartolomé de las Casas se trasladó a la isla de Cuba como capellán en compañía de Pánfilo de Narváez.
Entonces sobrevinieron corrientes y vientos que separaron las embarcaciones y la embarcación de Cabeza de Vaca terminó en la isla de Galveston, que él bautizó como isla Malhado (isla de la Mala Suerte). En ese momento se encontraron él y su grupo sin Pánfilo de Narváez y abandonados a su suerte.
En esos días se recibió la noticia de la llegada de 18 navíos al Puerto de Veracruz, creyéndose en un principio que eran refuerzos del emperador, pero enseguida se supo que eran tropas mandadas por Diego de Velázquez para castigar a los rebeldes. Estas tropas estaban mandadas por Pánfilo de Narváez.
Así, comenzó a estudiar filosofía a edad temprana y ya con catorce años fue alumno de un hombre llamado Pánfilo, un discípulo de Platón que vivía en la isla y de quién Epicuro aprendió las bases del idealismo platónico que luego consideró un fraude y rechazó en su filosofía.
Siguiendo los pasos de su hermano Augusto, quien adoptó en la congregación el nombre de Pánfilo, José (Jozef) comenzó su noviciado en Lovaina (Leuven) con el nombre de Damián el 2 de febrero de 1859.
Desde aquel día vino don Pánfilo todas las tardes, a la misma hora, a sentarse en el sillón de gutapercha, en la trastienda de su antiguo amor.
Una dificultad presentía la madre, pero dificultad tremenda. Al manifestar don Pánfilo sus honestas intenciones, ¿cómo trastear a Saletita?