orto-

orto-

pref. Componente de palabra procedente del griego orthos, que significa correcto, derecho ortografía; ortopedia.

orto-

 
Prefijo procedente del gr. orthós, derecho, regular, correcto, recto.
quím. Prefijo que designa el ácido más hidratado, o su sal.
quím. org. Prefijo que se emplea para indicar la doble sustitución de los hidrógenos del benceno en la posición 1 y 2.
Ejemplos ?
El grito de Isaías realmente no tenía más que ver con su venida que el canto del ruiseñor tiene que ver con el orto de la luna; no más, aunque quizá no menos.
¿Qué, que no la linfa también figuras da y las toma nuevas? En medio del día, cornado Amón, tu onda helada está, y en el orto y en la puesta está caliente.
El orto helíaco de Sotis sucedía en el mismo día en el calendario civil egipcio una vez cada 1460 años (el período de esta duración se llamó ciclo sotíaco).
En la ruta de Portillo por el culo le da durillo, hubo (aún escombros lo dicen) una venta en el orto. A su puerta una mañana estaba sentado un lego de San Francisco, tres mulas de los ronzales teniendo por el ano bien metidas.
Es el alma de la máquina que se escapa por los poros del metal, para encender en las tinieblas que cubren el alto sitial de hierro, las fulguraciones trágicas de una aurora toda roja desde el orto hasta el cenit.
De tu memoria en las tablillas esto: Cuando el río atravieses que separa Entrambos continentes, hacia el orto Y la cuna del sol tu paso guía, A los campos gorgóneos de Cisthene Llegarás, de las Fórcides ancianas, Tres, cygniformes, con un ojo solo Y un solo diente, habitan, ni reciben La luz del sol, ni de la tibia luna, No lejos, las alígeras hermanas Con sierpes por cabellos; las Gorgonas Enemigas del hombre, que no puede Su vista resistir, sin que se apague El aliento vital.
Fue aquél día en que arrastró los bueyes de ancha frente hasta la sagrada Tirinto, atravesando la corriente del Océano, después de matar a Orto y al boyero Euritión en su sombrío establo, al otro lado del ilustre Océano.
n hombre conozco yo tan feo y malo, que habrá quien se le acerque, quizá, pero quien lo iguale, no. No es dable que otro se encuentre, peor del ocaso al orto, ni nunca más feo aborto salió de un humano vientre.
Mas yo enseñeles A distinguir el orto y el ocaso De las estrellas; inventé los números, Arte divina; les mostré las letras, Y la memoria, madre de las musas, Su mente iluminó.
Con ella cuentan que el terrible, violento y malvado Tifón tuvo contacto amoroso, con la joven de vivos ojos. Y preñada, dio a luz a feroces hijos: primero parió al perro Orto para Gerión.
Ésta, amancebada con Orto, parió a la funesta Esfinge, ruina para los cadmeos, y al león de Nemea, al que Hera, célebre esposa de Zeus, crió y puso en los montes de Nemea, calamidad para los hombres.
católicos Aquellos cristianos que se mantie­nen escrupulosamente fieles a las enseñan­zas de la Iglesia Romana. En griego este vocablo significa «universal», pero la orto­doxia le concedió las notas de verdadero e infalible.