Ejemplos ?
-replicó la plancha, corriendo orgullosamente por encima del cuello; se imaginaba ser una caldera de vapor, una locomotora que arrastraba los vagones de un tren.
Abrir los ojos para percatarse de cómo estos libros representan para millones de niños y jóvenes las ventanas del país y del mundo, cómo les permiten asomarse a los logros y a las carencias de la humanidad, cómo forman parte de sus anhelos de superación y de sus sentimientos de solidaridad, cómo lo hacen vivir y compartir el pensamiento de otros hombres, y como son los únicos volúmenes que se exhiben modesta, pero orgullosamente, en muchos hogares de la capital, de la provincia y del campo, y constituyen el patrimonio cultural de miles de familias.
Como herederos de una cultura ancestral que fue postergada por la conquista y la dependencia en la era republicana buscamos hoy, el reencuentro de todos los bolivianos, para lograr nuestra identidad nacional Somos pues: pluralidad en el origen y seremos unidad en el destino, orgullosamente bolivianos.
VALERIO (poniéndose orgullosamente su sombrero) No soy hombre para temer nada, y si Nápoles os es conocido, sabréis quién era Don Tomás de Alburci.
Mas el tiempo llegará en que al ver nuestros nietos la impertinente obra del Padre le Brun contra el arte de Sófocles, y las obras de nuestros grandes hombres impresas en el mismo tiempo, esclamen; ¿Es posible que los Franceses hayan podido contradecirse de esta manera; y que la mas absurda barbarie haya levantado tan orgullosamente la cabeza contra las producciones mas hermosas del entendimiento humano?
El amante recompensará a su parisiense que le mostrará orgullosamente un hermoso brazo acardenalado, cada una de cuyas venas será bañada de lágrimas y curada con besos y con placer; mientras que Carlos no debía conocer nunca el secreto de las profundas agitaciones que destrozaban el corazón de su prima, anonadada a la sazón bajo el peso de la mirada del antiguo tonelero.
Pero el economista vulgar cree que hace un gran descubrimiento cuando contra la revelación de conexión interna proclama orgullosamente que las cosas tienen una apariencia completamente distinta.
Es maravilloso ver en todo el país los cartelitos del plan Pro.cre.ar. que la gente pone orgullosamente. Hoy tenemos 528.000 familias inscriptas, 62.661 viviendas en marcha, 22.830 que ya están viviendo..., 34.087 obras licitadas mediante desarrollos urbanísticos y ya 96.000 viviendas en obra finalizadas de los desarrollos urbanísticos.
¿No te gustaría ser como el señor obispo, que bendice a todos, y volver a tu país predicando, y decir misa con una casulla de seda? Carbón alzó los ojos, y orgullosamente contestó: -Quiero ser militar.
Estos son los números de la CEPAL en lo que hace a mejora de la vida y calidad de los argentinos y que nos colocan orgullosamente en la primera fila de nuestro querido continente de la América del Sur, que sin lugar a dudas ha tenido por parte de los otros gobiernos de nuestros países hermanos un gran esfuerzo, porque esos países también han crecido mucho y toda la región ha mejorado sustancialmente a través de gobiernos democráticos y populares, por lo menos en su gran mayoría.
Tenía veintitrés años y una cátedra de matemáticas. Porque yo soy profesor –añadió orgullosamente Haffner–, profesor de matemáticas.
Rodeando la sala y a lo largo de sus muros entre las puertas, entre los ventanales, entre los pilares, la fila interminable de las estatuas de todos los reyes de Francia, desde Faramundo: los reyes holgazanes con los brazos caídos y los ojos bajos; los reyes valerosos y batalladores con sus manos y sus cabezas orgullosamente dirigidas al cielo.