opresor


También se encuentra en: Sinónimos.

opresor, a

adj./ s. Que abusa de su poder sobre otra persona o tiraniza el pueblo nunca olvidará la dictadura opresora; la revolución acabará con los opresores. opresivo

opresor, -ra

 
adj.-s. Que violenta a alguno, le aprieta y obliga con vejación o molestia.

opresor, -ra


abreviación
que supone abuso o dominación un policía opresor
Sinónimos

opresor

, opresora
Traducciones

opresor

oppressive

opresor

oppresseur

opresor

onderdrukker

opresor

억압

opresor

förtryckare

opresor

A. ADJoppressive
B. SM/Foppressor
Ejemplos ?
En medio de estas Cordilleras, de naturaleza accidentada, a veces árida, y, otras, con impresionismos alpinos en las estribaciones, hasta llegar a los páramos de Chilla, de abrumadora soledad, donde los fuertes vientos hacen tambalear al viajero y lo fastidian con su largo gemir entre las pajas, se levanta ZARUMA, como estrechada con lujuria por dos fuertes brazos vegetales, sobre una topografía rebelde en sus formaciones y desigualdades físicas, con trechos de bosquecillos y praderas que dan holgura de tapiz y clima temperado, en una zona donde el oro de sus minas ha significado abundancia y miseria, al mismo tiempo; yugo opresor y torturantes ansias de hombres por adquirir el codiciado metal...
El hermano mayor maltrataba al menor, le acusaba ante sus padres y le quitaba sus juguetes; el menor, por su parte, se consumía de impotente furor contra el mayor le envidiaba o temía y sus primeros sentimientos de libertad y de consciencia de sus derechos fueron para rebelarse contra el opresor.
De aquí pasaba el poeta a pintar la tiranía de la familia, imagen y origen de la del Gobierno: cada hijo puesto en escena desde Menandro acá, en las comedias clásicas, es una viva alusión al pueblo. En la literatura moderna ya no se dan padres ni hijos: apenas hay en la sociedad de ahora opresor y oprimido.
La humildad, si es la que abre el camino seguro y verdadero para el cielo, levantando el corazón a Dios, y no contra Dios, como la Escritura llamó a este gigante cazador contra el Señor, lo cual algunos, engañados por la palabra griega, que es ambigua, tradujeron, no contra el Señor, sino ante el Señor, porque enantion significa lo uno y lo otro, ante y contra; pues esta misma palabra se halla en el real profeta: «Lloremos ante el señor que nos crió», y la misma en el libro de Job donde dice: «Ha rebosado tu furia contra Dios»; así pues, se debe entender aquel gigante cazador contra Dios. ¿Y qué significa este nombre cazador sino un engañador, opresor y consumidor de los animales terrestres?
Desde que la pérfida ambición de la Francia causó en España violentas convulsiones, terminadas a sacudir el yugo opresor que la degradaba, el noble genio de nuestra nación empezó a desplegar planes benéficos, ideas generosas, que hicieron presentir la prosperidad a que su situación la destina en medio de los males que atacaban tan poderosamente su existencia.
No hay fábricas en el día ni podrá haberlas en mucho tiempo; porque los pueblos que han resistido el yugo opresor están todos ocupados en sostener su libertad y en conseguir a toda costa la de sus hermanos; y cuando la independencia de toda la Monarquía ponga un término glorioso a tan terrible lucha, tornará la España al orden que la naturaleza ha puesto a todos los pueblos.
ocurrido una vez, y deben en retrospectiva hasta el fin de los tiempos conmover a los compasivos hasta llorar, se habían ido, gracias a Dios, para siempre. Hace tiempo que opresor y oprimido, profeta y escarnecedor, se habían convertido en polvo.
Quizá lo fui yo algún día Y la délfica corona Refrescó tal vez mis sienes Con el verdor de sus hojas: Cuando del Padre Océano Canté el poder y la gloria Escuchándome las Ninfas Y aplaudiéndome las ondas; O cuando rayos lanzaba Al opresor de la Europa En ecos antes no usados De las Musas españolas.
Enrique, devuelto a su mundo, caminaba feliz entre ellos, en su mundo de perros y fantasmas, tocado por la hora celeste. Al entrar al corralón sintió un aire opresor, resistente, que lo obligó a detenerse.
¿O serán los fundadores de familias y de industrias cubanas, fatigados ya del fraude de España y de su desgobierno, y como el cubano vejados y oprimidos, los que, ingratos e imprudentes, sin miramiento por la paz de sus casas y la conservación de una riqueza que el régimen de España amenaza más que la revolución, se revuelvan contra la tierra que de tristes rústicos los ha hecho esposos felices, y dueños de una prole capaz de morir sin odio por asegurar al padre sangriento un suelo libre al fin de la discordia permanente entre el criollo y el peninsular; donde la honrada fortuna pueda mantenerse sin cohecho y desarrollarse sin zozobra, y el hijo no vea entre el beso de sus labios y la mano de su padre la sombra aborrecida del opresor?
Por la misma razón, rechazamos categóricamente la concepción marxista del hombre y de la sociedad, porque ella niega los valores más entrañables del alma nacional y pretende dividir a los chilenos en una lucha deliberada entre clases aparentemente antagónicas, para terminar implantando un sistema totalitario y opresor, donde se niegue los más caros atributos del hombre como ser racional y libre.
Todo el que viola y atropella los derechos del pueblo es opresor del pueblo, y está en estado de guerra contra la soberanía nacional.