ombligo


También se encuentra en: Sinónimos.

ombligo

(Del lat. umbilicus.)
1. s. m. ANATOMÍA Cicatriz redonda que se forma en el vientre después de desprenderse el cordón umbilical.
2. ANATOMÍA Cordón que une el vientre del feto a la placenta la enfermera procedió a cortar el ombligo que unía al bebé con la madre. cordón umbilical
3. Centro de cualquier cosa vive en el ombligo de la ciudad; desde que es famosa se cree el ombligo del mundo.
4. BOTÁNICA Depresión que suele haber en la base o extremo de algunos frutos.
5. ombligo de Venus BOTÁNICA 1. Planta herbácea de hojas carnosas radicales y flores amarillas en pequeñas espigas colgantes, frecuente en los tejados y cuyas hojas machacadas se han usado como emoliente. 2. Pieza calcárea de forma elíptica, pequeña, plana, blanca por una cara y rosada o dorada por la otra, que se usa en sortijas, pendientes o botones.
6. ombligo marino ZOOLOGÍA Pieza calcárea de las conchas de algunos moluscos marinos, plana y blanca por una cara y rugosa y de color entre dorado y rojo por la otra, a la que se le atribuía la virtud de quitar el dolor de cabeza. haba
7. arrugársele o encogérsele a una persona el ombligo coloquial Asustarse o desalentarse ante un peligro o una dificultad.
8. haberle cortado el ombligo a una persona coloquial Tener captada su voluntad.
NOTA: Nombre científico: (Umbilicus pendulinus.)

ombligo

 
m. Cicatriz que se forma en medio del vientre después de secarse el cordón umbilical.
Cordón umbilical.
fig.Medio o centro de cualquier cosa.
Encogérsele a uno el ombligo.fig. y fam. Amedrentarse o desalentarse.
bot. ombligo de Venus Planta de la familia crasuláceas (Umbilicus rupestris) con hojas pecioladas, carnosas y redondas.
zool. ombligo marino o de Venus Opérculo elíptico, plano por un lado y rugoso por el otro, de los moluscos gasterópodos del gén. Turbo.

ombligo

(om'bliγo)
sustantivo masculino
1. anatomía cicatriz que se forma al cortar el cordón umbilical en el centro del vientre Se puso un aro en el ombligo.
2. persona o cosa principal de algo Era el ombligo de la ceremonia.
persona que se cree la más importante o que atrae la atención de toda la gente No te creas el ombligo del mundo que no eres tan importante.
poner mucha atención en los problemas propios y olvidar los ajenos No te puedes pasar la vida mirándote el ombligo.
Sinónimos
Traducciones

ombligo

llombrígol

ombligo

umbiliko

ombligo

nombril

ombligo

へそ, 臍, おへそ

ombligo

navel

ombligo

umbigo

ombligo

pupek

ombligo

navle

ombligo

napa

ombligo

pupak

ombligo

배꼽

ombligo

navle

ombligo

pępek

ombligo

navel

ombligo

สะดือ

ombligo

göbek

ombligo

rốn

ombligo

肚脐

ombligo

הטבור

ombligo

SMnavel, belly button
se le arrugó o encogió el ombligohe got cold feet
meter a algn el ombligo para dentroto put the wind up sb
mirarse el ombligoto contemplate one's navel

ombligo

m. umbilicus, navel, a depression in the center of the abdomen at the point of insertion of the uterine canal at the time of birth;
pop. belly button.

ombligo

m umbilicus (form), navel, bellybutton (fam)
Ejemplos ?
-Pos mi bato era belonero, y mu hombre de bien, mejorando lo presente, y natural de Benamocarra, y se llamaba Juan Caéna, pero era más conocío por el Panales, poique era hombre to miel, y a mi madre le dicían la señá Catite. -¡Camará!, pos tendrá osté durce jasta la perilla del ombligo.
En nuestras bandas chilangas, “Aquí los chómpiras rifan.”, se cocina una dosis de creatividad arraigada, sin saberlo, en los tiempos que eran nuestros: cuando Tenochtitlan se encontraba asentada en el Lago de la Luna y era el ombligo.
Es ombligo de la corte: la Puerta del Sol aquella; la Vitoria al cabo de ella; y a la otra acera es su norte el Buen Suceso; allí enfrente el Carmen; a man derecha la Calle Mayor, cosecha de toda buscona gente: San Felipe a la mitad; Puerta de Guadalajara arriba, de quien contara lo que puede una beldad; pues por más que un bolsillo haga, es como dar con el toro; y, cobrando en plata u oro, paga en cuartos, si es que paga.
A ti, que te atarían con una cincha de tres codos por medio del ombligo decían, y que te sacarían a la fuerza las tripas y que te pelarían bien la espalda con un azote y después que te atarían y en los bancos de la nave te echarían y te venderían a alguien para que arrancases piedra o te pusieran a una rueda de molino.
Un travieso Inuchacho fustigaba á un burro remolón, y tanto hubo de castigarlo, que el cachazudo cuadrúpedo perdió su genial calma, y le aplicó tan tremenda coz en el ombligo que lo dejó patitieso.
Allá abajo, las losas del patio recién fregadas lucían al sol; en el centro, el hundido sumidero formaba un negro y férreo ombligo.
L OS C UATRO S OLES Has de saber espejito mío; mi aguilita, mi colibrí, mi reverendo plumaje, mi bello jade, mi ramillete de flores, tú, la sementera de nuestros ayeres, que muchísimo antes de la existencia del Universo; las galaxias, las estrellas, el mundo o este lugar, donde hoy vivimos y miramos tantos seres y cosas: México, (meztli: luna; xico (shico): ombligo), el ombligo del lago en forma de luna, nada se veía.
Herido en el tobillo derecho por puntiaguda piedra que le tiró Piroo Imbrásida, caudillo de los tracios, que había llegado de Eno —la insolente piedra rompióle ambos tendones y el hueso—, cayó de espaldas en el polvo, expirante tendía los brazos a sus camaradas cuando el mismo Piroo acudió presuroso y le envasó la lanza en el ombligo: derramáronse los intestinos y las tinieblas velaron los ojos del guerrero.
Nadie vencía a Polidoro en la carrera; y entonces, por pueril petulancia, haciendo gala de la ligereza de sus pies, agitábase el troyano entre los combatientes delanteros, hasta que perdió la vida: al verle pasar, el divino Aquileo, ligero de pies, hundióle la lanza en medio de la espalda, donde los anillos de oro sujetaban el cinturón y era doble la coraza, y la punta salió al otro lado cerca del ombligo; el joven cayó de rodillas dando lastimeros gritos; obscura nube le envolvió; e inclinándose procuraba sujetar con sus manos los intestinos, que le salían por la herida.
Pulió los demás pliegues, que eran numerosos, y arregló el pecho dándole forma con un instrumento parecido al que emplean los zapateros para pulir el cuero sobre la horma y dejó solamente algunos pliegues sobre el vientre y el ombligo, como recuerdo del castigo anterior.
Muza era alto como una torre. Las barbas, que le llegaban hasta el ombligo, le daban el aspecto de un Goliath. El prestamista, tomándose con la mano un haz de estas barbas, dijo, al tiempo que se las retorcía con colérica frialdad: -¿Qué te has creído?
Mexicano exitoso eso lo soy. Es el centro de su X nuestro ombligo que hace exacto al México de hoy. Mexicano, mexiquense o como quieran, todos somos la mexicanidad.