olor


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con olor: huele

olor

(Del lat. vulgar olor.)
1. s. m. Sensación producida en el sentido del olfato por los cuerpos que tienen aroma me desagrada el olor de cebolla.
2. Propiedad que tienen los cuerpos y que al emanar afecta al órgano del olfato de animales y personas. aroma
3. Lo que causa o motiva una sospecha de una cosa que está oculta o todavía no ha sucedido en sus palabras percibió el olor de la traición. signo
4. al olor de loc. prep. Persiguiendo una cosa esperada y que atrae vienen al olor de su dinero y de su fama.
5. dar a una persona mal olor una cosa Sospechar de ella su enfermedad me da mal olor.
6. estar una persona al olor Estar esperando la ocasión de lograr su intento.
7. en olor de multitud loc. adv. Con la aclamación de la gente fue enterrado en olor de multitud.
8. en olor de santidad loc. adv. A la manera de un santo.

olor

 
m. Sensación que las emanaciones de ciertos cuerpos producen en el olfato.
Lo que es capaz de producir esa sensación.
fig.Lo que motiva una sospecha en cosa oculta o por suceder.
Esperanza, promesa u oferta de una cosa.

olor

(o'loɾ)
sustantivo masculino
sensación que produce la emanación volátil de ciertas cosas y que se percibe mediante el olfato el olor de las rosas es muy intenso
Sinónimos

olor

sustantivo masculino
1 aroma, perfume, esencia, bálsamo, fragancia*, hedor, hediondez, tufo, fetidez, peste, pestilencia, corrupción.
Aroma, perfume, esencia, bálsamo y fragancia significan olor agradable; todos los demás, olor desagradable.
Traducciones

olor

geur, reuk

olor

миризма, мирис

olor

lugt, duft

olor

Geruch

olor

odoro

olor

odeur

olor

odor

olor

doft, lukt

olor

pach

olor

haju

olor

miris

olor

におい

olor

냄새, 악취

olor

lukt

olor

zapach

olor

กลิ่น

olor

koku

olor

mùi

olor

气味

olor

氣味

olor

ריח

olor

SM
1. (gen) → smell (a of) buen olornice smell
mal olorbad smell, nasty smell
tiene mal olorit smells horrible
olor a quemadosmell of burning
olor corporalbody odour o (EEUU) odor
2. (= atracción) → smell
acudir al olor del dineroto be attracted by the smell of money
3. (= fama) olor de santidadodour of sanctity
4. olores (Cono Sur, Méx) (Culin) → spices

olor

m. odor, smell, scent;
___ penetrantepenetrating smell.

olor

m odor, smell; — corporal body odor; — de pies foot odor
Ejemplos ?
Hizo la dueña que tomase grasa de un gran cabrón que estaba no allí lejos, y que del pie se untase hasta la frente de suerte que su olor no era patente.
Era un lugar muy viejo, y había empezado a exudar el leve olor miásmico que se desprende de las casas que han permanecido en pie demasiado tiempo.
La puerta había vuelto a cerrarse. Yo esperé, perdido en la oscuridad, mientras el fraile encendía un enroscado de cerilla, que ardió esparciendo olor de iglesia.
Era dulce el Apóstol divino, Más aún que la luna de Enero. A su paso dejó por la senda Un olor de azucena y de incienso. — Y comadre, ¿no le dijo nada?
Carcelera de sí misma se concluye en la inútil necedad de sus libelos y una ráfaga de bocas calcinantes le amordazan lo fugaz de sus agallas: Hoy soy de ti; mañana de la espera… Y se concluye un mundo con olor a siesta.
¡Tanto tanto y tanto hay que enseñar! Ella vive aquí en el centro de la Soledad, muy dentro: casonas de olor a ayer. El barrio sabor a cine sin ningún olor a tíner; aún no es tiempo de Te-vé.
Fermenta el aire la embriaguez del vino. Entre los labios la palabra muere de pereza, y al sol el nardo adquiere un acre olor a sexo femenino.
Podeley ganó; tras infinito cambio de dueño, el collar en cuestión y una caja de jabones de olor que halló modo que jugar contra un machete y media docena de medias, que ganó, quedando así satisfecho.
El día en que no platico con ella, en que no me miro en las niñas de sus ojos, en aquellos dos charranes que Dios le ha puesto en la cara; en que no güelo el olor a nardos y a claveles que le nace en aquella boca suya, que es un cintillo de rubíes; en que no siento el metal de su voz, que es el repiquetear de una campanillita de plata; el día, en fin, que no la veo, ese día me parece a mí que la vía me está poniendo el desahucio y me dan la mar de ganitas de morder y de pelear y de subir a la catedral y desde allí pegar un brinco, u dos brincos, y de meterme en la luna.
Poco a poco fue apoderándose de él el vértigo de la pelea, y una nunca por él sentida ansia belicosa, fue apoderándose de su espíritu, y haciéndole olvidar toda prudencia, todo instinto de conservación, y ya embriagado por el olor de la pólvora y por el vibrante detonar de las carabinas y tercerolas, saliendo del lugar que le amparaba la sombra del árbol, quedaron él y su Careto bañados en la luz de plata de la luna.
De ellos tras la partida, adalid, desde el vértice del Pelión adviene Quirón portando silvestres dones, pues cuantas llevan los llanos, las que la tésala orilla 280 en sus grandes montes cría, las flores que cerca de las ondas de un río pare el aura, fecunda del tibio Favonio, éstas, en indistintas coronitas trenzadas, trajo él mismo, con cuyo agradable olor acariciada la casa rió.
Pues tampoco ella, de la diestra paterna por mí llevada, a una fragante casa llegó de asirio olor, sino que furtivos regalillos me dio en la callada noche, 145 del propio regazo de su propio marido arrancados.