ollar

(redireccionado de ollares)

ollar

(Del port. olhal.)
s. m. Cada uno de los dos orificios de la nariz de las caballerías.

ollar

 
m. zool. Cada uno de los dos orificios de la nariz de las caballerías.
Traducciones

ollar

SM [de caballo] → nostril
Ejemplos ?
El hocico es más largo de lo corriente, los ollares ovalados, un tanto dilatados; los ojos son cuencas ovaladas también, talladas con vigor; las orejas más bien pequeñas, con bordes dentados.
Junto a ella pasaban galopando cuatro jadeantes corceles, despidiendo fuego por los ojos y los ollares, tirando de un coche ardiente ocupado por el perverso señor que más de un siglo atrás había vivido en aquella comarca.
Por las ventanas vi a Uriah Heep que soplaba en los ollares al caballo y después le cubría precipitadamente con su mano, como si le hubiera hecho un maleficio.
En 1946 se diagnosticó en el Estado de Veracruz una enfermedad llamada Fiebre Aftosa; una enfermedad altamente contagiosa de los animales de pesuña hendida, domésticos y salvajes, caracterizada por la formación de vesículas en el hocico, ollares, patas y ubres de los animales afectados, la movilidad era alta y la mortalidad baja, pero las secuelas incidían enormemente en la producción y en la fuerza de trabajo.
Ojos grandes y mirada generosa. Perfil recto u obtuso. Grandes ollares. Alzada Existen dos variables distintas. La pequeña (para tiro pesado rápido) presenta una alzada a nivel de la cruz comprendida entre 1,50 y 1,65 m.
Orejas: medianas, finas, puntiagudas. Hocico: delicado y de ollares dilatados y flexibles. Cuello: largo, elegante, bien dirigido y bien insertado en sus extremos.
nasales: simultáneamente, hiperemia de mucosa nasal, con rinorrea serosa, después mucopurulenta y finalmente costrosa; edema y cianosis progresiva de ollares, párpados y orejas, y disnea obstructiva.
Las orejas son pequeñas a medianas y móviles, de regular textura y tienen los ollares dilatados y los ojos son vivos y ligeramente cubiertos por la arcada orbital.
Su hocico se veía más bien afilado, y se podía distinguir bastante la inserción ancha en el cráneo que se estrechaba en la punta de la boca, pero con un caño nasal muy ancho que le proveía de buenos ollares.
Orejas de proporciones medias, estrechas y con las puntas ligeramente convergentes. Ojos negros, redondeados, de órbitas salientes y mirada viva. Ollares oblicuos, amplios y de alas discretamente salientes.
Cabeza voluminosa con perfil de recto a subcóncavo. Pelo en el barboquejo en las temporadas frías. Ollares amplios que permiten una amplia dilatación.
Una vez en el suelo el animal puede eliminar por lo ollares muchos litros de exudado (8-10 litros). Forma subaguda edematosa o cardiaca Es frecuente en asnos.