olla


También se encuentra en: Sinónimos.

olla

(Del lat. olla.)
1. s. f. COCINA Recipiente de cocina redondo, con boca ancha y asas, usado en especial para hervir, cocer y calentar alimentos y líquidos. cacerola, puchero
2. COCINA Contenido de este recipiente ha preparado una olla de alubias. puchero
3. COCINA Guisado de carne, legumbres, hortalizas y otros ingredientes. cocido, puchero
4. Remolino que se forma en las aguas de un hoyo, en un río o en ciertas zonas del mar.
5. olla a presión COCINA Recipiente de metal, con una tapa a presión y una válvula reguladora, que se usa para cocinar los alimentos con más rapidez de lo usual. olla exprés
6. olla carnicera COCINA La que se usa para cocinar gran cantidad de carne.
7. olla ciega Hucha de barro.
8. olla de campaña COCINA, MILITAR Recipiente usado para cocer el rancho de la tropa militar.
9. olla de cohetes coloquial Situación de extremo peligro.
10. olla de fuego HISTORIA, MILITAR La de barro llena de materias inflamables y explosivas, usada en la antigüedad como arma de fuego.
11. olla de grillos coloquial Lugar lleno de ruidos y confusión la reunión acabó siendo una olla de grillos.
12. olla exprés COCINA Olla a presión.
13. olla podrida COCINA Guisado de carne, verduras, jamón, aves y otros ingredientes.
14. a las ollas de Miguel JUEGOS Juego infantil donde los participantes se ponen en círculo y cantan.
15. acá, que hay olla coloquial Expresión usada para llamar la atención del oyente y hacerle acudir a determinado lugar.
16. estar a la olla de una persona coloquial Mantenerse una persona a costa de otra, comiendo en su casa.
17. hacer a una persona la olla gorda coloquial Actuar de modo que otra persona obtenga un beneficio.
18. las ollas de Egipto coloquial Expresión que hace referencia a un tipo de vida descansada y sin problemas.
19. no hay olla sin tocino coloquial 1. Expresión que se usa para explicar que una cosa no está perfecta si le falta lo sustancial. 2. Se aplica a la persona que siempre habla de lo mismo.

olla

 
f. Vasija para cocer manjares, calentar agua, etc., redonda, de barro o metal, con una o dos asas.
Guiso de carne, tocino, legumbres y hortalizas, cocido y sazonado.
Remolino que forman las aguas de un río.
olla a presión Olla de metal con tapa atornillada en la que la presión interior del vapor contribuye a cocer los alimentos con rapidez.
olla carnicera Aquella en que, por su tamaño, se puede cocer mucha carne.
olla ciega Alcancía (vasija).
olla de campaña Marmita para cocer el rancho de la tropa.
olla de fuego Olla de barro, llena de materias explosivas e incendiarias, que se usaba antiguamente como arma de guerra.
olla podrida Guisado con abundancia de jamón, aves, embutidos, etc.
Olla de grillos.fig. Lugar en que hay gran desorden y confusión.

olla

('oʎa)
sustantivo femenino
recipiente de barro o metal de base circular que se utiliza para cocinar alimentos olla de aluminio
olla con tapa hermética y un dispositivo que permite que los alimentos se cocinen más rápidamente En la olla exprés, la verdura se hace en un instante.
Sinónimos

olla

sustantivo femenino
1 piñata, marmita.
Piñata es poco usado en esta acepción; marmita es la olla de metal con tapadera ajustada.
2 cocido, pote (Asturias y Galicia), puchera, puchero.
Cocido, hoy es más usual. Olla predominó en los clásicos, y subsiste en algunas regiones.

olla ciega sustantivo femenino hucha, alcancía, ladronera, vidriola (Murcia).
Traducciones

olla

kattila, pannu

olla

kastrol

olla

pande

olla

tava

olla

平なべ

olla

olla

pan

olla

panne

olla

rondel

olla

panna

olla

กระทะ

olla

tava

olla

chảo

olla

olla

סיר

olla

SF
1. (= cacharro) → pot, pan
se me va la olla (por volverse loco) → I'm losing my head; (hablando sin parar) → I'm going over the top; (por borrachera) → I'm out of my head; (al perder el hilo) → I'm losing the thread, I'm getting lost
olla a presión, olla de presiónpressure cooker
olla expréspressure cooker
2. (Culin) → stew
olla podridahotpot
3. (en río) → eddy, whirlpool
4. (Alpinismo) → chimney
5. olla común, olla popular (Cono Sur) → soup kitchen
Ejemplos ?
Para distraer el temor, dirigióse a la cocina, a cuidar del puchero. Recebó el fuego del hogar con leña menuda, y destapó y espumó la olla, lentamente.
Y efectivamente del interior de la casa salia un ruido espantoso: aullidos, estornudos y de vez en cuando un estrepitoso golpe, como si un plato o una olla se hubiera roto en mil pedazos.
Mientras estaba pensando qué tema elegir, la cocinera apartó la olla de sopa del fuego, y comenzó a lanzar todo lo que caía en sus manos contra la Duquesa y el bebé: primero los hierros del hogar, después una lluvia de cacharros, platos y fuentes.
-Exactamente lo que yo pensaba -asintió el balde, dando un saltito de contento que hizo resonar el suelo. La olla siguió contando, y el fin resultó tan agradable como había sido el principio.
Y a lo lejos se alcanzaban los reflejos que radiaban las hogueras, que en las anchas rastrojeras y en las lanchas y riberas alimentan sin cesar los cansados labradores, los mojados pescadores que, olvidados sus pesares y sudores, sus azares arrostrados, sus amores desdichados, se reúnen a contar; mientra en olla nada escasa hierve su cena a la brasa del improvisado hogar.
Si los chicos de la familia la hostigábamos para que nos aumentase la ración, la buena señora (que esté en gloria) nos contestaba:— i Ah, tragaldabas! ¿Creen ustedes que la olla de casa es la oUa del padre Panchito?
Y que no eran badomías o badajadas ni cuodlibetos de vieja las frases de mi perilustre antepasada, sino frases meritorias de ser loadas en un soneto caudato, es lo que voy a comprobar con las dos consejas siguientes: I La olla del Padre Panchito El padre Panchito era, por los tiempos del devoto virrey conde de Lemos, un negro retinto, con tal fama de virtud y santitad que su excelencia lo había, sin escrúpulo, aceptado por padrino de pila de uno de sus hijos, en representación de un acaudalado minero de Potosí.
En el oratorio de la casa de la novia se adornaba el altar con profusión de flores y de luces, y á las ocho en punto de la noche efectuaba la nupcial ceremonia un canónigo de la Catedral, el prior de alguna de las comunidades, ó el capellán de la familia, cuando no era cleriguillo de misa y olla, salvo las rarísimas ocasiones en que el arzobispo santificaba la unión.
De cierto. Esto es lo que dicen: la propia olla las hortalizas recoge. 95 La Esmirna de mi Cina, a la novena mies al fin después de empezada, ha sido, y después del noveno invierno, editada, cuando quinientos, entre tanto, miles de versos, el Hatriense La Esmirna a las cavas ondas del Sátraco, a lo hondo, enviada será, a la Esmirna canos siglos, largo tiempo, la desenrollarán.
;pero qué olla!... sobre una docena de brasas de carbón. Siempre que en la mañana se celebraba alguna fiesta en la iglesia, el padre Panchito se seclaraba, por sí y ante sí, obligado asistente.
De ella salía ración colmada para dejar ahitas doscientas andorgas de fraile y cien barrigas más, por lo menos, de agregados á la sopa boba del convento, que era, como la bondad de Dios, inagotable la olla del padre Panchito.
Colgó la Cañizares el candil de la pared y con mucha priesa se desnudó hasta la camisa; y, sacando de un rincón una olla vidriada, metió en ella la mano, y, murmurando entre dientes, se untó desde los pies a la cabeza, que tenía sin toca.