Ejemplos ?
rancisco Marmolejo (nacido en 1961 en Ojuelos de Jalisco) es un académico mexicano residente en los Estados Unidos en donde se desempeña como Coordinador de Educación Superior en el Banco Mundial.
Las Sierras dentro del Municipio varían en altura hasta 300 Metros por encima del Nivel del Valle. Las alturas máximas en Meoqui son Sierra Ojuelos 1,520 Metros y Cerros Salgadeños 1,470 Metros.
Los municipios en la región son los siguientes:; Encarnación de Díaz Lagos de Moreno Ojuelos de Jalisco San Diego de Alejandría San Juan de los Lagos Teocaltiche Unión de San Antonio Villa Hidalgo El municipio sede es Lagos de Moreno.
Su territorio es plano, con una altura media de 1, 200 metros sobre el Nivel del Mar. Tiene extensas llanuras en las márgenes del Río Conchos, sus Serranías más importantes son las de Ojuelos, Palomas y Humboldt.
Penetra al estado de Jalisco por el noroeste; ocupa el 3.44 % de la superficie total estatal y en ella se presentan parte de tres subdivisiones de la provincia que corresponden a la subprovincia Llanos de Ojuelos y las discontinuidades fisiográficas Sierra de la Cuatralba y Valles Paralelos del suroeste de la Sierra de Guanajuato.
Estas subdivisiones de la provincia poseen patrones característicos de topografía y morfología; presencia y distribución de suelos y vegetación diferentes, por lo que la descripción de suelos, vegetación, posibilidades de uso agrícola, ganadero y forestal, y el estado actual de las formas de producción agrícola, se encuentra referida por regiones Esta provincia cuenta con una subprovincia llamada Llanos de Ojuelos.
Comprende una porción pequeña de la entidad (2,310.297 km2), que cubre totalmente el municipio de Ojuelos y parte de los de Encarnación de Díaz y Lagos de Moreno.
-¡Lea usté! -me dijo, temblándole la voz y centelleándole los ojuelos. Abrí yo el papel, que era del tamaño de medio pliego y tenía rotas las cuatro puntas por donde había estado pegado, y leí en él lo siguiente, escrito con muy mala letra y con la ortografía que copio: Décima nueba y debertida :Cuando a la Pelindongona :la Hecharon los abangelios :Salió gomitando azufre :Trapisonda de Su cuerpo.
En un ángulo de la sala una mujer de anguloso perfil, canosa y con cara de hambre miraba con sus ojuelos grises cargados de odio, a una pobre chiquilla de doce a trece años de ralos cabellos de un rubio sucio, desteñida tez salpicada de pecas, y descolorida boca entreabierta que dejaba ver los dientes picados y las encías desteñidas.
-Pues nada -me respondió don Hermenegildo, frunciendo los ojuelos y enseñando más mandíbula y más dentadura que nunca-; lo que falta es, ahora que debe usted estar bien convencido de mi inocencia, poner mano a la obra y emperejilarme en el acto la contestación; pero recia y sangrienta...
Al oírme hablar así, la carita de don Hermenegildo tomó súbitamente un color amarillo verdoso, sus ojuelos rechispearon en sus oscuras órbitas, tembláronle los enormes labios y crugieron sus dientes.
-Téngase allá, don Currutaco, y cada uno fume de su tabaco -contestó el llamado Pedro Gutiérrez, que era un hombrecillo con una boca que más que boca era bocacalle, y unos ojuelos tan saltones que amenazaban salirse de la jurisdicción de la cara-.