ojeada


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con ojeada: mal de ojo

ojeada

s. f. Mirada rápida o superficial ¿podrías echar una ojeada a este artículo? vistazo

ojeada

 
f. Mirada pronta y ligera.

ojeada

(oxe'aða)
sustantivo femenino
mirada superficial y rápida sobre algo o alguien Échale una ojeada al texto.
Sinónimos

ojeada

sustantivo femenino
Traducciones

ojeada

glance, look

ojeada

Se

ojeada

Katso

ojeada

SFglance
echar una ojeada a algoto glance at sth, take a quick look at sth

ojeada

f. glance;
dar una ___to glance.
Ejemplos ?
Se acuerda del contratista, de la ojeada de desprecio con que le dijo al concederle jornal: -Te tomo..., no sé por qué; no vas a valer; estás esmirriado; eres un papulito que siquiera puedes con la herramienta...
Los caballeros, después de saludar respetuosamente a la imagen de Cristo quitándose los birretes y murmurando en voz baja una corta oración, reconocieron el terreno con una ojeada, echaron a tierra sus mantos, y apercibiéndose mutuamente para el combate y dándose la señal con un leve movimiento de cabeza, cruzaron los estoques.
Siempre he abundado en la idea de que se hacen generalmente las cosas al revés; el souvenir es una idea inversa; en este sentido nunca he escrito para mí. Continuemos echando una ojeada sobre los que escriben para sí.
En unas partes triunfan los independientes mientras que los tiranos en lugares diferentes obtienen sus ventajas, y ¿cuál es el resultado final?, ¿no está el Nuevo Mundo entero, conmovido y armado para su defensa? Echemos una ojeada y observaremos una lucha simultánea en la inmensa extensión de este hemisferio.
Con los ojos respondí a los suyos, que interrogaba sin querer; los puñales, buidos, crueles, de nuestro espíritu, se cruzaron en forma de ojeada larga y significativa...
Salta de la cama y, medio vestido, baja al portal. A la primera ojeada se lleva las manos a la garganta, al corazón después... No suelta el papel: lo mira atónito...
Hubo una hora en que Floraldo, retado por un pretendiente de la danzarina, tuvo que acudir al reto y administrar a su adversario una estocada. Al volver al lado de la bohemia, su primera ojeada fue para los pendientes...
Pero al aproximarse, al abarcar con una ojeada aquel suntuoso conjunto, detalles de un primor exquisito revelan el nombre de ese inmenso hacinamiento de riquezas artísticas: Es el Cementerio.
Sobre todo, y aparte del especial deleite estético que encontraba en esa disposición sorprendente de las rocas, decía Bruck que le enamoraba ver escrita en ellas la historia del globo, de su formación, del desarrollo de sus montañas y hundimiento de sus valles. A simple vista, con una ojeada rápida, discernía la estructura de un terreno cualquiera, su yacimiento y su origen.
Era maravilloso,-y esto lo dice quien no usa en vano la palabra maravilla,-aquel poder de entendimiento con que, de un ojeada, sorprendía Mendive lo real de un carácter; o cómo, sin saber de ciencias mucho, se sentaba a hablarnos de fuerzas en la clase de física, cuando no venía el pobre Manuel Sellén,-y nos embelesaba.
Un profundo zumbido que llena el ser entero e impregna el ámbito hasta donde la vista alcanza, concentra a esa hora toda la vida tropical. El padre echa una ojeada a su muñeca: las doce.
Mejor arrojar a la mar aquel despojo que hundirse. Sombrío, hosco, salió de su despacho, y fue a echar la última ojeada a los tesoros de que iba a desprenderse.