oficialidad

oficialidad

1. s. f. MILITAR Conjunto de oficiales de un ejército la oficialidad en pleno estaba en el desfile.
2. Cualidad de lo que es oficial hay que dar oficialidad a ese tratado.

oficialidad

 
f. mil. Conjunto de oficiales del ejército.
Carácter o cualidad de oficial: no me consta la o. de esa orden.
Traducciones

oficialidad

ufficialità

oficialidad

oficiais

oficialidad

SF (Mil) → officers pl
Ejemplos ?
el recibo de sus oficios con los demás despachos relativos á la instalación de esa Superior Junta Provisional Gubernativa, la obediencia y reconocimiento que ha prestado esta Sala Capitular anunciándole que á la mayor brevedad se elijiera la Diputación prevenida, lo que no se ha podido verificar por varis ocurrencias hasta el día de antes de ayer, diez y ocho del corriente, en que se celebró Cabildo Abierto con concurrencia de todos los Vocales y Corporaciones, y la Comandancia Accidental de Armas con su Oficialidad, vecindario de la Villa y su Partido, é impuesto de los espresados despachos, ratificaron lo obrado por el Ayuntamiento y proclamaron, la obediencia y subordinación de V.E.
Fui recibido perfectamente por el cabecilla suriano, quien manifestó deseos de conocer a mi oficialidad la que en seguida le fue presentada; a continuación de esto fui, invitado para pasar a Tepalcingo, lo que acepté llevando mis fuerzas, pernoctando en ese lugar, donde existía un número de zapatistas aproximado a mil trescientos.
Allí estaban dos edecanes de Su Excelencia, representándolo; el señor Ministro de la Guerra y el de Relaciones Exteriores; la mayor parte de los marinos que había logrado venir a tierra, oficialidad de todos los cuerpos de Lima y, en fin, muchas otras personas y comisiones de distintas sociedades… … la misa fue pontificada por el obispo de Lima señor Huerta, en la que tomaron parte en el canto de Rossini los señores Ayarza, Sormani, Delgado, Ferreti, Puente, Lorente, Molfino y Castro, cuyas voces unidas a los acordes de la orquesta llenaban el templo de una música verdaderamente funeraria.
Y empiezan a enredar en laberinto de palabras al huésped, contándole lo bueno que estaba el pueblo el año pasado y lo mucho que se hubiera divertido entonces, porque había un regimiento de guarnición, con una oficialidad brillante.
Vidas paralelas así, coetáneos, en un mismo contexto histórico social, son a la vez prueba y refutación de la incomunicación a la que son sometidos quienes no siguen al pie, la línea de la oficialidad y no están de acuerdo con el sistema social que la rige y prefieren adaptar la honradez del sabio.
Todos los gefes del egército, que se hallaron precisamente en ella; y un Capitan de cada Cuerpo que por votacion de la oficialidad y á pluralidad de sufragios fuere elegido, y presentado, son Oficiales de la Legion .
Tres Capitanes, y tres Subalternos del Regimiento de Granaderos á caballo, dos Capitanes y dos Subalternos de cada uno de los batallones de Infantería, y un Capitan y un subalterno de Artillería, elegidos por el mismo orden de votacion de la oficialidad de cada Cuerpo, son Legionarios, ó miembros de la Legion .
Fuera de la formación será permitido a la Oficialidad veterana el pequeño uniforme todo azul abrochado por una sola hilera de doce botones, y en lo demás igual al uniforme.
Era la oficialidad de estos cuerpos un conjunto de jóvenes gallardos y calaveras, que así eran de indómita bravura en las lides de Marte como en las de Venus.
principios de este mismo siglo, que ya se acerca a su fin, algo después que echamos al invasor con cajas destempladas, y un poco antes que se afianzase, a costa de mucha sangre y disturbios, el hoy desacreditado sistema constitucional, había en la entonces pacífica Marineda cierto tenducho de zapatero, muy concurrido de lechuguinos y oficialidad, por razones que el lector malicioso no tendrá el trabajo de sospechar, pues se las diremos inmediatamente...
La oficialidad colombiana era, pues, motivo de zozobra para las muchachas, de congoja para las madres y de cuita para los maridos; porque aquellos malditos militronchos no podían tropezar con un palmito medianamente apetitoso sin decir, como más tarde el valiente Córdova: Adelante, y paso de vencedor, y tomarse ciertas familiaridades capaces de dar retortijones al marido menos escamado y quisquilloso.
No podemos aceptar su desaparición de la esfera oficial, sencillamente porque la mitad de la población de Cataluña tiene como lengua propia el castellano y se sentiría injustamente discriminada si las instituciones no reconocieran -de hecho- la oficialidad de su lengua.