odre


También se encuentra en: Sinónimos.

odre

(Del lat. uter, utris.)
1. s. m. Bota de cuero que sirve para contener líquidos, como vino o aceite. pellejo
2. coloquial Persona borracha o que bebe mucho es un odre, se pasa el día yendo de bar en bar. beodo

odre

 
m. Cuero, gralte. de cabra, que cosido y empegado sirve para contener líquidos, esp. vino.
fig.Persona borracha o muy bebedora.

odre

('oðɾe)
sustantivo masculino
piel de algún animal que se prepara para contener líquidos En el odre se suele colocar el vino o el aceite.
Sinónimos

odre

sustantivo masculino
barquino, cuero, pellejo, corambre, zaque.
Zaque es un odre pequeño.
Traducciones

odre

outre

odre

culleus, uter

odre

ožena

odre

SM
1. (= recipiente) → wineskin
2. (= borracho) → drunk, drunkard, old soak
Ejemplos ?
Permiten cosas imposibles de lograr sólo con el cuerpo humano, como ver detalles visuales diminutos con una sencilla lente o un sofistican microscopio; la manipulación de objetos pesados (con máquinas complejas como una grúa, simples, como una polea, o con instrumentos tan sencillos como una cesta); o el transporte, procesamiento y almacenamiento de todo tipo de fluidos o granos, con un cubo de agua, un odre o un barril para el vino, o una vasija de cerámica para el aceite.
Los campamentos romanos normalmente se construían sobre arroyos u otras fuentes de agua que les permitiesen beber y utilizarla en las letrinas comunales. Sin embargo, cada soldado debía también transportar un odre con suficiente agua como para un día de marcha.
El oráculo le dio una respuesta que él no pudo descrifrar: no abras la boca de tu repleto odre de vino, ¡oh el mejor de los hombres!, hasta que llegues al punto más alto de Atenas.
La tarde del día siguiente estos mismos jóvenes forman una comitiva con músicos acompañando a un personaje principal: el Zaia (pueden ser uno o dos), vestido de azul y con la cara pintada de negro y el contorno de los ojos de rojo, representa el papel de un carbonero que porta un odre (en euskera llamado zahagia, en Goizueta zaia) con unos cencerros colgando.
El rey Egeo, que no había tenido descendencia con su esposa, consultó al oráculo de Delfos, que le respondió: «No abras tu odre hasta que regreses a Atenas.» Él no comprendió el oráculo pero Piteo, rey de Trecén y padre de Etra, sí lo entendió.
La pedagogía de Paulo Freire La ciudad ausente Pedro Montengón y Paret (1745-1824): un ilustrado entre la utopía y la realidad La ilustración en Europa y en España María Zambrano (1904-1991) La escala de Jacob: de la visión a la palabra El odre de Agar La vara de Aarón " Dismundo" "Un día cualquiera" "La dama peregrina" "La honda de David" Por un socialismo participativo La recua de Abigail Un día cualquiera.
El final del baile los mozorrok golpean con sus bastones el odre (zahagi) que el Zaia lleva atado a la espalda, ya que según la historia, los celosos muchachos del pueblo acabaron apaleando al carbonero.
Éste delimita el gran jardín donde se encontraron unas mesas de mármol circulares y unas estatuas de unos ciervos perseguidos por una jauría de perros, una estatua de un sátiro con un odre y de Hércules borracho (las piezas originales están en el Antiquarium).
19 Y él le dijo: Ruégote me des á beber una poca de agua, que tengo sed. Y ella abrió un odre de leche y dióle de beber, y tornóle á cubrir.
14 Entonces Abraham se levantó muy de mañana, y tomó pan, y un odre de agua, y diólo á Agar, poniéndolo sobre su hombro, y entrególe el muchacho, y despidióla.
11 Porque como el cinto se junta á los lomos del hombre, así hice juntar á mí toda la casa de Israel y toda la casa de Judá, dice Jehová, para que me fuesen por pueblo y por fama, y por alabanza y por honra: empero no escucharon. 12 Les dirás pues esta palabra: Así ha dicho Jehová, Dios de Israel: Henchiráse de vino todo odre.
Y ellos te dirán: ¿No sabemos que todo odre se henchirá de vino? 13 Entonces les has de decir: Así ha dicho Jehová: He aquí que yo lleno de embriaguez todos los moradores de esta tierra, y á los reyes de la estirpe de David que se sientan sobre su trono, y á los sacerdotes y profetas, y á todos los moradores de Jerusalem; 14 Y quebrantarélos el uno con el otro, los padres con los hijos juntamente, dice Jehová: no perdonaré, ni tendré piedad ni misericordia, para no destruirlos.