odio

(redireccionado de odios)
También se encuentra en: Sinónimos.

odio

(Del lat. odium.)
s. m. Sentimiento intenso de antipatía y aversión hacia una persona, un animal o una cosa que no gusta y cuyo mal se desea el odio se apoderó de mí y deseé su muerte. aborrecimiento amor

odio

 
m. Antipatía y aversión hacia alguna persona o cosa.

odio

('oðjo)
sustantivo masculino
amor sentimiento intenso de repulsa hacia algo o alguien El odio a sus enemigos lo motivaba.
Sinónimos

odio

sustantivo masculino
antipatía, aversión*, repulsión, inquina, aborrecimiento, malquerencia, encono, rencor, saña, enemistad*. amor, benevolencia.
«El odio es una pasión ciega y arraigada en el corazón viciado por el capricho, por la envidia, por las pasiones; un afecto que en ningún caso deja de ser bajo e indigno de un ánimo honrado y generoso. El aborrecimiento es un afecto nacido del concepto que forma nuestra imaginación de las calidades del objeto aborrecido, y compatible con la honradez, cuando su objeto es el vicio. De aquí es que llamamos implacable al odio, y no aplicamos ordinariamente este adjetivo al aborrecimiento, porque miramos a aquel como una pasión ciega, que nunca perdona, antes bien anda siempre acompañada del rencor y de la mala voluntad; y al aborrecimiento lo miramos como efecto de una persuasión, que la razón o el desengaño pueden llegar a destruir. Un hombre honrado perdona la ofensa de un traidor, de un asesino, porque no cabe el odio en su noble corazón: pero no puede dejar de aborrecer tan execrables monstruos de la sociedad. El aborrecimiento nos hace mirar con disgusto a su objeto; el odio nos lo hace mirar con ira.»
José López de la Huerta
Traducciones

odio

омраза

odio

Hass

odio

malamo

odio

haine

odio

odium

odio

haat

odio

ura

odio

nenávist

odio

had

odio

viha

odio

mržnja

odio

憎しみ

odio

증오

odio

hat

odio

hat

odio

ความเกลียด

odio

nefret

odio

lòng căm thù

odio

仇恨

odio

仇恨

odio

SM
1. (gen) → hatred
almacenar odioto store up hatred
tener odio a algnto hate sb
odio de claseclass hatred
odio de sangrefeud, vendetta
odio mortalmortal hatred
2. (Chile) (= molestia) → nuisance, bother

odio

m. hate, hatred.

odio

m hate
Ejemplos ?
¿Cree usted que el pasado de nuestros amores y nuestros odios, de nuestros anhelos y nuestros hastíos, no deja su huella acusadora en nosotros?
Nuestro objetivo debe ser el de hacer desaparecer de este nuevo siglo los odios y prejuicios que han desfigurado a siglos anteriores.
Persuadida Venezuela de que la España había sido completamente subyugada, como se creyó en las demás partes de América, dio aquél paso que mucho antes pudo igualmente haber dado autorizada con el ejemplo de las provincias de España a quienes estaban declaradas igual en derechos y representación política. Tal fue el generoso espíritu que animó la primera revolución de América, sin sangre, sin odios, sin venganza”.
La violencia nunca ha hecho más que derribar en vez de levantar; encender las pasiones en vez de calmarlas; acumular odios y ruinas, en vez de hermanar a los combatientes, y ha lanzado a los hombres y a los partidos a la dura necesidad de reconstruir lentamente, tras dolorosas pruebas, sobre las ruinas de la discordia.
El Primero de Mayo, recibiendo así, en cierto modo, su consagración cristiana, lejos de ser fomento de discordias, de odios y de violencias, es y será una invitación constante a la sociedad moderna a completar lo que aún falta a la paz social.
Sócrates: Examinemos, pues, aquí en qué puede consistir esta diferencia de pareceres que produce entre ellos estas enemistades, estos odios.
No se ultrajará groseramente al enemigo, pero se le calumniará con habilidad. Los odios nacionales se extinguirán, mas ello será juntamente con el amor patrio.
2º- Declaro: que no he promovido la revolución que estalló en San Miguel, por cuyo motivo se me ha juzgado, y que cuanto he declarado en la causa, es la verdad: por consiguiente y por el mérito del proceso soy inocente, pero se me ha conducido a este fin fatal, por un torrente de pasiones y odios políticos sin ejemplo.
Señor del junto y del cerca, -la hermandad- ilumina su nocturno vuelco, y el mío, hacia las esferas de tu don silente; fulgurante en los bullicios de tus auras… aunque a misérrimos de engreimientos y de odios, -nunca supieron amar- les parezcan osamentas cursis.
Quitemos de nuestra mente los falsos axiomas alienantes que hasta ahora nos han regido y luchemos, no entre retrógradas barbaries, pero sí con la acción convincente y diáfana; con la palabra clarificadora por conseguir una sociedad plenamente madura y desprovista de falsedades y de calumnias, de envidias y de ambiciones insanas; de represiones y de odios.
De resultas de esta historia, las diferencias superficiales entre identidades étnicas y raciales han dado lugar a conflictos muy arraigados, a desconfianza y odios duraderos, y a un sentido de culpa y vergüenza.
El látigo de la tiranía cae implacable sobre los mártires nuestros hermanos; su continuo chasquido es un oprobioso silbido que llega a nuestros oídos, que zunba provocativo y sangriento sobre nuestras cabezas, y hiere nuestras almas indomables, excitando la tempestad de nuestros odios.