oda

oda

(Del lat. oda < gr. ode, canto.)
1. s. f. POESÍA Composición poética del género lírico, de tono elevado y de asunto heroico trascendente o dedicado a una persona ilustre, que está formada por varias estrofas iguales.
2. POESÍA, MÚSICA Poema que cantaba el coro en la lírica griega antigua.

oda

 
f. lit. En la lírica griega, cualquier composición que se cantara con acompañamiento musical.
Composición poética del género lírico de métrica muy variada.
Traducciones

oda

ode, poem

oda

SFode
Ejemplos ?
No tenemos de él más pieza en verso, que sea digna de tenerse en cuenta, que su Pean que todo el mundo canta, la oda más preciosa que se ha hecho jamás, y que, como dice él mismo, es realmente una producción de las musas .
Para hacernos conocer esta verdad, el Dios ha querido cantar con toda intención la oda más bella del mundo por boca del poeta más mediano.
En el Conjunto de principios actualizado se establece que "oda persona tendrá derecho a saber si figura en los archivos estatales" (ibíd., principio 17 b)).
Diz que el amanuense le leía una tarde al supremo dictador las pruebas de una oda que debía aparecer en la Gaceta oficial del 25 de Mayo, y al llegar á unos versos que decían: el pueblo te venera, y el argentino sabe que en tus manos flameará victoriosa su bandera, lo interrumpió don Juan Manuel diciendo:— No me gusta ese ver&o.
-La simplicidad: sentir la sencillez de los actos de la vida y darles la valoración, no por su fugacidad, sino por esa estabilidad que logran en nuestra psique como lo pregona la Oda a la vida retirada del clásico Luis de León.
A los que un Píndaro diera, por los olímpicos juegos, por el salto, por la carrera la oda cara a los griegos, que se cerniría sonora sobre el aquilino aeroplano que es grifo, pegaso y quimera; sobre el remero que evoca haciendo volar la prora los de la pristina galera; sobre los que en lucha loca disputan la elástica esfera; sobre las sudosas frentes de los sanos adolescentes.
En la carrera de la política habría de negarse la entrada a los que desconocen los rudimentos de la política. El premio de los certámenes no ha de ser para la mejor oda, sino para el mejor estudio de los factores del país en que se vive.
porque el asunto es saber si... -Yo le diré a usted; en una oda que yo hice allá cuando muchacho, cuando uno andaba en esas cosas de literatura...
EL DUENDE.- Ninguna dan en contrario. Los inteligentes que han leído la oda ya han juzgado. A aquellos mulos de reata que a falta de criterio propio o sin haberla leído la juzguen malísima por el dicho de otro...
«¿Qué especie de animal es éste, iba yo diciendo ya para mí, que no hace más que lanzar para mí, monosílabos y hablar despacio, alargando los vocablos y pronunciando más abiertas las aes y las oes?» Cogí, sin embargo, una pluma y un gran pliego de papel presumiendo que se llenaría con los títulos de las luminosas obras que habría publicado durante su vida el célebre literato don Timoteo. -Yo hice -empezó- una oda a la continencia..., ya la conocerá usted...
del 18 de mayo de 1916) Laeta (Laeta; a Lament) (Publicado febrero de 1918) El Misterio de la Vida (Life's Mystery) El Mensajero (The Messenger) Nathicana (Publicado el primer de noviembre de 1917) Oda para el Cuatro de Julio de 1917 (Ode for July Fourth, 1917) (Publicado julio de 1917) Bichos Viejos (Old Bugs) (Escrito 1919) Al Leer el Libro de Maravilla del Lord Dunsany (On Reading Lord Dunsany's Book of Wonder) (Publicado marzo de 1920) Al Recibir un Cuadro de Cisnes (On Receiving a Picture of Swans) (Publicado c.
EL DUENDE.- Si esto es así, es usted el demonio; y tiene usted razón, porque no siendo los versos sino una de las partes de la poesía, es lo mismo llamar versos a una oda, que decir que el señor redactor tiene un paño, en vez de decir que tiene unos pantalones.